Congreso La presión de la oposición obliga a Pastor a actuar frente al bloqueo legislativo

La presidenta de la Cámara Baja convocará a los portavoces de los grupos para abordar el bloqueo de las iniciativas de la oposición ante los vetos del Gobierno y la ampliación eterna de los plazos de enmiendas

Imagen de archivo de la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor
Imagen de archivo de la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor EFE

El PSOE y el grupo confederal de Unidos Podemos llevan denunciando desde el comienzo de la legislatura el bloqueo que ejerce el Gobierno y el Partido Popular sobre las iniciativas legislativas que presentan los grupos de la oposición.

Este martes, Pedro Sánchez anunciaba que su grupo presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra el derecho de veto del Ejecutivo, contemplado por el artículo 134 de la Carta Magna, que le permite proceder así si las proposiciones de Ley suponen un aumento del gasto o una reducción de los ingresos para las arcas públicas.

El pasado día 25 de enero, el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, dirigía una carta a la presidenta del Congreso, Ana Pastor en la que le exigía que abordase el asunto y pusiera fin al bloqueo "sistemático" de las proposiciones de Ley no sólo con el veto del Gobierno, sino con la prórroga eterna de los períodos de enmiendas de las iniciativas. 

El PSOE presentó a finales del mes de junio de 2017 una reforma del Reglamento para que sólo pudiese haber dos prórrogas después de los 15 días para enmiendas que prevé la norma. En caso de que se soliciten más, dicha petición debería contar con el apoyo de, como mínimo, dos grupos parlamentarios que sumen mayoría absoluta. De esta manera, quedaría fuera la posibilidad de que, en esta legislatura, lo hagan el PP y Ciudadanos sin más respaldo. 

Este martes, Pastor optaba por tomar la iniciativa y anunciaba que convocará esta semana una reunión informal de los portavoces parlamentarios para abordar el actual límite. Sin embargo, la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, se mostraba poco confiada de que el encuentro sirva para avanzar y conminaba a la presidenta de la Cámara a hablar directamente con Mariano Rajoy para desbloquear la actividad legislativa. 

El PNV hizo lo propio en septiembre y elevó -con el apoyo del PSOE, Unidos Podemos, ERC y el Grupo Mixto- otro escrito a la presidenta del Parlamento pidiendo igualmente limitar las prórrogas. Todo quedó en el aire y no se adivinan aún qué criterios pueden aplicarse a la hora de autorizar o no ampliaciones del plazo de presentación de enmiendas. 

En total hay cerca de 40 proposiciones de ley estancadas desde que arrancase la legislatura hace un año. Entre ellas están la suspensión de la ley educativa del PP (LOMCE), la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana; otra para anular la última reforma del Tribunal Constitucional e iniciativas para la despenalización del derecho de huelga o la reforma de la Justicia Universal.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy, que nunca utilizó su capacidad de veto en la legislatura donde gozaba de mayoría absoluta, se ha convertido en el que ha frenado más iniciativas legislativas en la historia de la democracia. Desde que comenzó el segundo mandato, sólo se han aprobado 14 proyectos de ley, de los cuales nueve son transposiciones europeas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba