Política

El nuevo presidente de la 'reconstrucción' en Andalucía sugiere "pomadita" a la izquierda

Manuel Gavira fue el primer cargo de Vox en un Parlamento y ahora ejercerá de presidente de la comisión de reconstrucción en Andalucía. PSOE y Adelante Andalucía han abandonado el órgano

El diputado de Vox Manuel Gavira.
El diputado de Vox Manuel Gavira. Vox

Manuel Gavira (Cádiz, 1969) fue el primer representante de Vox en ostentar un cargo institucional en un Parlamento y ahora ha sido elegido como presidente de la Comisión de Estudio sobre la Recuperación Económica y Social de Andalucía a causa de la pandemia del covid-19 en Andalucía.

El diputado de Vox ha contado con los votos a favor de Partido Popular y Ciudadanos, pero PSOE y Podemos han abandonado el órgano en señal de protesta. Gavira defiende en Vozpópuli que su partido "ha llegado a las instituciones para quedarse y trabajar de forma responsable".

El abogado gaditano, mediador civil y mercantil, además de asesor empresarial, recomienda "pomadita" a la izquierda: la misma que recetó el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias hace tres días a los que "les da urticaria" verle en el Consejo de Ministros.

Vox votó en contra de la creación de la comisión de reconstrucción en el parlamento andaluz, ¿por qué debería presidir este órgano ahora?

Esta comisión fue propuesta por el PSOE y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, recogió en guante. Votamos en contra porque vimos la existencia de un interés mediático de fondo.

Pensamos que quien tenía que liderar la recuperación en nuestra región era el Gobierno de Andalucía y las medidas se tenían que fiscalizar en el Parlamento.

¿A través de qué mecanismo?

Ya existen comisiones de seguimiento de los presupuestos que hemos pactado para los próximos ejercicios. Ahí vamos con bolígrafos y cuadernos, vamos a trabajar, no hay medios. La creación de este órgano respondía más a marketing político. Pero ha salido adelante y tenemos derecho a participar.

El PP, después de que la comisión de reconstrucción en el Congreso terminase presidida por los socialistas y no por Ana Pastor, se descolgó proponiendo que la presidencia recayera en los grupos minoritarios. Presentamos nuestras candidaturas y salí elegido presidente. Como el PSOE quería liderar la comisión, ahora la abandonan y nos están dando la razón: solo había un interés partidista.

En el Congreso de los Diputados es Vox el que se ha levantado de la Comisión para la Reconstrucción, ¿se le puede aplicar la misma crítica?

No. Vox se ha levantado en el Congreso porque PSOE y Unidas Podemos, los dos partidos del Gobierno, han pactado con Bildu y con alevosía. Es muy diferente. En Andalucía lo que está ocurriendo es que el PSOE está anteponiendo sus intereses a la reconstrucción en cuestión. Ahora han rescatado el discurso de que el Gobierno andaluz es débil y está en manos de Vox, como si estuviéramos en los tiempos de las elecciones.

Aprobar dos presupuestos no es señal de fragilidad. Desde diciembre de 2018 Vox ha demostrado responsabilidad y que es capaz de respetar los pactos y vigilar que se cumplan. 

¿Cree que la comisión que usted va a presidir ha nacido muerta tras el abandono de PSOE y Adelante Andalucía? ¿Le ve recorrido?

La comisión está constituida reglamentariamente. Nos gustaría que todos estuvieran en ella. Si no están es porque realmente no tenían interés en la recuperación y esto solo respondía a un instrumento mediático.

Tenemos un precedente en la Comisión de Cultura y patrimonio Histórico, que está presidida por Ana Gil, de Vox. En un principio, PSOE y Adelante Andalucía no estuvieron de acuerdo, pero después han participado y están presentes en ella. 

Usted fue el primer cargo institucional de Vox en un Parlamento. Logró su acta en diciembre de 2018, ¿cree que los grupos parlamentarios de la izquierda no asumen todavía que su formación forma parte de la vida parlamentaria?

A nosotros nos preocupa la percepción que tengan los andaluces. Vox sacó 12 escaños y 400.000 votos en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre. En las generales del 28 de abril de 2019 llegó a los 600.000. De los primeros 24 diputados en el Congreso, seis eran andaluces. En los comicios de noviembre, nos quedamos a 7.000 votos del PP. De los 52 parlamentarios en la Cámara Baja hay 12 diputados andaluces.

Hemos venido para quedarnos, somos responsables y estamos encima de que se cumplan los pactos que se alcanzan. No hemos venido a estar con una actitud beligerante, somos útiles. Si al PSOE y a Adelante Andalucía no les gusta, pomadita para ellos también.

¿Cómo valora la gestión de la crisis del coronavirus que han hecho el Gobierno central y el de Andalucía?

El Gobierno de Pedro Sánchez está llevando a cabo una gestión desoladora y nefasta. Nos quieren instalar en la miseria y hemos asistido a un recorte de libertades que no es más que una prueba de sus fines. En Andalucía seguimos esperando los millones de los fondos extraordinarios para luchar contra la covid-19 aprobados por el Ejecutivo central. 

Por otro lado, la gestión del Gobierno andaluz también tiene algunas sombras. Hablan de que a finales de enero tenían una comisión sobre el coronavirus, pero no empezaron a tomar medidas hasta tres días antes del estado de alarma. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba