Política

Ciudadanos rompe con el PP en Murcia e inicia contactos con el PSOE para tumbar al presidente

Pedro Antonio Sánchez se reafirma en su intención de no dimitir pese a haber sido llamado a declarar como investigado en el 'caso Auditorio'. Cs, partido que sostiene a su Gobierno, da por roto el pacto que firmó con él en 2015 y anuncia contactos para explorar una moción de censura: "Es un presidente sospechoso y sin palabra".

Pedro Antonio Sánchez y Miguel Sánchez, este jueves en Cartagena.
Pedro Antonio Sánchez y Miguel Sánchez, este jueves en Cartagena. EFE

Pedro Antonio Sánchez no dimite. El presidente de la Región de Murcia le ha comunicado personalmente este jueves a Ciudadanos, partido que apoyó su investidura y que sostiene a su Gobierno, que seguirá en el cargo pese a que la Justicia le investiga por presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad documental en el marco del caso Auditorio. El barón declarará el lunes por este asunto ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, proceso que según el partido naranja es incompatible con el ejercicio del poder.

Así figura, además, en el pacto de investidura que PP y Cs firmaron en 2015 y en la Ley de Transparencia autonómica: los cargos públicos imputados deben apartarse hasta la resolución del proceso judicial. Sin embargo, ahora Sánchez se niega a marcharse antes de que se le abra juicio oral y así se lo ha transmitido personalmente al líder de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez. Ambos mandatarios se han reunido en el Palacio Aguirre de Cartagena por espacio de una hora, sin llegar a ningún entendimiento.

El barón popular y el líder naranja en la comunidad se reúnen durante una hora sin llegar a ningún entendimiento

"El Partido Popular ha roto el pacto de investidura; los cuatro escaños de Ciudadanos en la región no estamos dispuestos a permitir esta situación", ha indicado el cargo naranja al término de la reunión. De este modo, se abre a articular una moción de censura junto a los otros partidos de la oposición, PSOE y Podemos. Por ahora, ha anunciado su intención de "hablar" con los socialistas para buscar "soluciones conjuntas" sin descartar nada y con la firme voluntad de "no dar ningún paso en falso". Para que la operación fructifique, las tres formaciones tienen que ponerse de acuerdo en torno a un candidato alternativo. El PP está ahora a un escaño de la mayoría absoluta (tiene 22 diputados de 45).

"Vamos a ponernos en contacto" con ellos "esta misma tarde", ha señalado Miguel Sánchez sobre el PSOE. El presidente y líder del primer partido de Murcia está, a su juicio, "más pendiente" de los tribunales que de la gestión, se ha "enrocado" en su postura de no dimitir y ha puesto "en riesgo la estabilidad" de la comunidad. "Ciudadanos es un partido responsable, tranquilo, serio, coherente", ha seguido: "Lo que no podemos permitir es el incumplimiento", "un presidente sospechoso" de corrupción y "un presidente sin palabra".

Ciudadanos: "No podemos permitir el incumplimiento, ni un presidente sospechoso de corrupción y sin palabra"

El líder de Cs en Murcia no habla todavía de moción de censura, pero deja clara su intención de acabar con una situación "insostenible" que no tiene más salida que esa o la convocatoria de elecciones anticipadas por parte del presidente. PSOE y Podemos, por su parte, mostraron su intención de lanzar una moción ya la semana pasada, cuando se conoció que el presidente declararía como investigado en el caso Auditorio.

"Cs, en brazos de Podemos"

Pedro Antonio Sánchez ha rehusado comparecer ante los medios tras el encuentro y en lugar de él lo ha hecho la portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo. "Se está cumpliendo el pacto", ha indicado Arroyo, porque el presidente está investigado por un asunto administrativo y no de posible corrupción política. A su modo de ver, Ciudadanos tiene que explicar por qué tiene aquí un criterio más duro que en "otros" lugares, como Granada o la Junta de Andalucía.

"Ciudadanos tiene que posicionarse ahora: o está con el Gobierno para actuar en lo importante o se echa en brazos del PSOE y Podemos", ha seguido. Para el Ejecutivo autonómico, no hay motivos para la dimisión y es el partido naranja quien presenta distintas varas de medir y ahora pone en "riesgo el progreso" de Murcia. "Vamos a seguir gobernando y vamos a seguir trabajando por las cuestiones importantes", ha garantizado su portavoz.

"Vamos a seguir gobernando y trabajando por las cuestiones importantes", garantiza la portavoz del Ejecutivo autonómico

Arroyo también ha echado balones fuera al ser preguntada por la posibilidad de que Pedro Antonio Sánchez disuelva la Asamblea y convoque elecciones. Lo único que está en su cabeza ahora mismo, ha apuntado, es "declarar el próximo lunes" y "dar todas las explicaciones pertinentes" sobre el caso que le afecta. "Lo que le pedimos a Ciudadanos es que siga siendo un partido responsable y no participe del ruido" que generan las fuerzas de izquierda a este respecto, ha zanjado.

A nivel nacional, el presidente naranja, Albert Rivera. ha emitido una valoración apenas minutos después de conocerse el desarrollo de la reunión. "La cúpula del PP prefiere proteger a su imputado y romper el pacto de investidura antes que poner a un nuevo presidente del PP en Murcia", ha escrito en su perfil de Twitter. El choque con los populares murcianos se suma al desencuentro que Cs tuvo con el partido de Mariano Rajoy el martes en el Congreso, cuando no pudo conseguir iniciativas concretas para desarrollar el grueso del pacto anticorrupción que ambas formaciones firmaron en agosto.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba