Política

El presidente de Canarias urge a la UE a atajar "la tentación separatista"

"Necesitamos rearmar una mayoría social favorable a la integración, así como dar respuestas efectivas y tangibles a los ciudadanos y ciudadanas que quieren continuar creyendo en el proyecto europeo", valoró

Archivo. Los representantes de Coalición Canaria, Fernando Clavijo y José Miguel Barragán, en una reunión con el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy.
Archivo. Los representantes de Coalición Canaria, Fernando Clavijo y José Miguel Barragán, en una reunión con el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, urgió hoy a la Unión Europea (UE) a atajar "la tentación separatista que anida en algunas zonas" del continente y criticó los movimientos que se alimentan de los daños sociales de la crisis para prometer "soluciones mágicas".

Clavijo se expresó así en su intervención en el Consejo del Partido Demócrata Europeo celebrado hoy en la capital italiana.

En su discurso, apuntó a "la tentación separatista que anida en algunas zonas" del continente para señalar que es uno de los principales problemas que afectan a la UE y frente al cual la única solución, a su juicio, es "poner en valor ante la ciudadanía todo lo que nos une".

Criticó "cierta pulsión rupturista que se alimenta, en esencia, de los daños sociales causados por la década de crisis económica" y también a los que "alientan estas tentaciones secesionistas (y) alimentan sus discursos de utopías con promesas de soluciones inmediatas".

Desconfianza en las instituciones

Clavijo dijo que estas soluciones a corto plazo son "mágicas" e intentan "hacer creer a la ciudadanía que sus problemas se solucionarán volviendo a levantar barreras sociales y fronteras políticas o económicas".

Los populismos, señaló, son otro de los desafíos que afronta la Unión y son la consecuencia de una "desconfianza de los ciudadanos en las instituciones" europeas.

"Ahí están las raíces del peor populismo, esa tentación de creer que 'cuanto peor, mejor' que se nutre de decir a la gente sólo lo que la gente quiere escuchar. Por eso es tan necesario desmontar el discurso catastrofista del populismo extremista que se basa en el miedo social que dejó la crisis", señaló.

Apuesta por lo europeo

Ante este panorama, el presidente autonómico canario apeló a revertir esta situación y seguir avanzando en el proyecto europeo.

"Es lógico que cunda la preocupación por el auge de los grupos antieuropeos y xenófobos que ponen la identidad por encima de los derechos y las necesidades colectivas", admitió.

"Pero esos miedos no deben paralizarnos. Son miedos que se deben combatir con más y mejor política por parte de todos los que formamos Europa. Necesitamos rearmar una mayoría social favorable a la integración, así como dar respuestas efectivas y tangibles a los ciudadanos y ciudadanas que quieren continuar creyendo en el proyecto europeo", valoró.

En su opinión, la UE se enfrenta a una serie de problemas entre los que citó "el regreso del soberanismo", "el cambio de peso e influencia hacia el Este de Europa y el debilitamiento de las instituciones internacionales multilaterales", la desconfianza ciudadana en las instituciones y "la crisis de identidad en el ideal europeo de economía social de mercado".

"Todas las instituciones de la UE deben pensar más en nuestros ciudadanos y pensar menos en los réditos electorales de un momento concreto", dijo, al tiempo que apostó porque los Gobiernos den a sus ciudadanos "más respuestas efectivas ante los problemas y también más servicio público y menos fuegos de artificio".

La unión y el respeto a lo diferente

Clavijo, que ostenta la presidencia del Gobierno autónomo de Canarias desde 2015, defendió la unión frente a la separación y a los individualismos, y también el respeto de las diferencias.

"Desde Canarias compartimos los deseos renovados de construir una Europa más justa y equilibrada. Una Europa que respete que no existen soluciones iguales para quienes somos diferentes", indicó.

En esta línea, puso como ejemplo al grupo de Regiones Ultraperiféricas (RUP) de la UE, del que las Islas Canarias forman parte junto con Madeira y Azores, en Portugal, y las regiones francesas de Guadalupe, Guayana, Reunión, Martinica, Mayotte y San Martín.

Unas regiones que se han "puesto de acuerdo para hacer valer" sus ideas y necesidades "específicas en un universo político como el de la UE, mayoritariamente pensado y construido desde el hecho continental".

"Las Regiones Ultraperiféricas hemos sido capaces de construir un relato político y de diseñar una hoja de ruta común que nos ha permitido reconocernos como iguales siendo muy diferentes. Tan diferentes que algunas ni siquiera estamos físicamente en el mismo continente geográfico", destacó.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba