Política

El coste de los estudios universitarios depende cada vez más de en qué comunidad se cursan

Todas las comunidades autónomas incrementan sus precios públicos medios para la Enseñanza Superior en el periodo que va desde el curso 2008/09, con el estallido de la crisis, hasta el curso 2016/2017, según el informe 'La Universidad Española en Cifras, año 2016 y curso académico 2016/2017' de la CRUE

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)
La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) Achivo/UC3M

La desigualdad en el coste de los estudios universitarios entre comunidades autónomas es cada vez mayor. Todas las CCAA han incrementado los precios públicos medios para la primera matrícula en Enseñanza Superior desde la crisis económica hasta 2017, pero la diferencia del aumento varía de forma abismal dependiendo de la región. 

Además, España tiene uno de los precios públicos universitarios más altos de la Unión Europea y unas acusadas diferencias entre comunidades autónomas. Mientras que matrículas de Máster son las terceras más caras de la UE, tan solo por detrás de las de Reino Unido y Letonia, las de Grado se sitúan en sexto lugar, después de los países ya mencionados, Países Bajos, Hungría e Italia.

Son algunas de las conclusiones del informe La Universidad Española en Cifras, año 2016 y curso académico 2016/2017 presentado este miércoles y realizado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) en colaboración con Santander Universidades.

Desde la vigencia de las políticas de ajuste fiscal en las comunidades autónomas, las diferencias en los precios públicos por rama de enseñanza se fueron ampliando de forma progresiva hasta alcanzar una brecha de 21,6 euros por crédito en los precios medios aplicados en la primera matrícula en las universidades de Cataluña (33,5 euros) y de Galicia (11,9 euros) en el curso académico 2016/17.

Así, la variación del coste público universitario en Galicia desde el curso 2008/2009 hasta el curso 2016/2017 es solo del 5,1%, mientras que en el caso de Cataluña, la comunidad alcanza la cota máxima con un 93%.

Variación (%) de los precios públicos universitarios.
Variación (%) de los precios públicos universitarios. CRUE

Esfuerzo para las familias

Además se produce otra brecha. El esfuerzo que supone para una familia de Cataluña o Extremadura que un alumno realice estudios universitarios no es equiparable al de un hogar situado en País Vasco o Galicia si se atiende a los precios públicos universitarios sobre la capacidad de renta en cada comunidad autónoma.

De acuerdo al estudio, dirigido por Juan Hernández Armenteros y José Antonio Pérez García, el esfuerzo medio de las familias españolas es del 4,6% de la renta per cápita, con posiciones que son muy distintas y que no guardan proporcionalidad con los niveles de renta per cápita.

Cataluña encabeza el nivel de esfuerzo con un 7% sobre su renta per cápita y en el extremo opuesto el País Vasco sólo requiere un esfuerzo del 3,2%. Cabe destacar que ambas comunidades registran niveles de renta superiores a la media de España.

Cataluña encabeza el nivel de esfuerzo con un 7% sobre su renta per cápita y en el extremo opuesto el País Vasco sólo requiere un esfuerzo del 3,2%

Sin embargo, el precio de este servicio exige un esfuerzo del 5,7% para estudiantes extremeños, que ocupan la última posición en el nivel de renta per cápita del país y prácticamente la mitad de la renta de los habitantes del País Vasco.

"La equidad que debe darse en el acceso a un servicio educativo prestado por instituciones de carácter público, y financiado muy mayoritariamente con recursos fiscales, demanda de actuaciones que corrijan estas diferencias que ponen en cuestión el principio de igualdad de oportunidades, al tiempo que encubren ineficiencias institucionales", señala la CRUE.

De acuerdo al estudio, los precios universitarios deberían operar como compensación de un coste estándar por titulación impartida en un centro universitario público y su pago, en todo caso, debería realizarse atendiendo al nivel de renta de cada uno de los demandantes de este servicio universitario.

Becas e inversión en I+D

El informe también alerta de que España no ha apostado por las ayudas para compensar los altos precios y tampoco por la inversión en I+D. "El exiguo y excluyente sistema de becas y ayudas al estudio no contribuye a la mejora de la equidad y del progreso social", determinan.

De acuerdo al documento, el montante de fondos destinados a becas universitarias ha descendido en un 13,5% en el periodo transcurrido entre 2012/2013 y 2016/2017, pasando de los 943,5 a los 815,9 millones de euros. Además, la dotación per cápita ha caído de los 3.256 a los 2.648 euros, lo que supone un descenso del 18,7%.

El gasto en I+D en porcentaje del PIB cae por sexto año consecutivo y retrocede a niveles de hace una década, un descenso que sitúa a España a la cola de los países desarrollados

Por otro lado, el gasto en I+D en porcentaje del PIB cae por sexto año consecutivo y retrocede a niveles de hace una década, un descenso que sitúa a España a la cola de los países desarrollados. En el periodo 2008/2016, el esfuerzo de la UE en I+D aumentó un 10,1% y en el caso de la OCDE creció un 3,2%, mientras que en España disminuyó un 9,7%

Sin embargo, según recoge el informe, las universidades han continuado incrementando la producción de artículos científicos (papers) en el periodo que abarca desde 2007 a 2016 y la proporción de losmismos que se publican en las revistas de mayor impacto científico ha subido un 13%.

Gasto en Educación Superior

El gasto en Educación Superior sigue por debajo de la media de los países desarrollados. España es el segundo país de la OCDE que más redujo el gasto por estudiante en el periodo que va de 2010 a 2015, lo que supone una caída del 13%. "En ese mismo periodo de crisis económica, la mayoría de los países desarrollados incrementaron el gasto por estudiante de Educación Superior más de un 5%", apuntan en el informe.

En la misma línea, hacen hincapié en que la financiación del Sistema Universitario Español ha experimentado retrocesos más acentuados que los sufridos por el PIB. En consecuencia, el gasto de las universidades seguía un 12% por debajo a los niveles previos a la crisis y el número de profesores y PAS ha caído un 9%. 

"La inversión en las universidades públicas no confirma los signos de recuperación. En 2016, alcanzó los 1.236,5 millones de euros, la cifra más baja registrada durante los años de crisis económica, y una caída que se cuantificó en 193,2 millones de euros con referencia a la inversión del año anterior", destacan.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba