Política

Pastor estudiará el lunes si la argucia de Sánchez para los PGE puede ser anulada

La Mesa del Congreso -donde PP y Cs tienen mayoría- podrá pedir un informe a los letrados para salir del laberinto jurídico generado por una polémica enmienda de los socialistas para acelerar los Presupuestos

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante la sesión de control al Gobierno.
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante la sesión de control al Gobierno. EFE/Mariscal

La batalla legal de PP y Ciudadanos contra el PSOE sigue abierta en el Congreso. Ambos partidos quieren tumbar la argucia usada por el Gobierno para cambiar la Ley de Estabilidad por la vía urgentes y evitar el veto del PP en el Senado a la senda de déficit.

La Mesa de la Comisión de Justicia -donde los socialistas y ERC suman tres votos frente a dos del PP- decidía este martes calificar la polémica enmienda presentada por el PSOE a la Ley Orgánica del Poder Judicial eliminar la capacidad otorgada por los populares en 2012 a la Cámara Alta para vetar la aprobación de la senda de déficit; el paso previo a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. 

PP y Ciudadanos tachan la maniobra de Sánchez de "fraude democrático" y han elevado a la Mesa del Congreso -el órgano de gobierno de la Cámara- sendos recursos de amparo ante lo que consideran un "atropello" por parte del PSOE. Ambos partidos controlan con su mayoría el órgano rector del Parlamento, al que la presidenta del Congreso Ana Pastor ha convocado de forma extraordinaria este lunes para tratar los recursos. 

Tendrá que decidir si solicita un informe a los letrados en el que pueda apoyar la decisión de tumbar lo ya acordado por la Mesa de la Comisión de Justicia. Algo que, a ojos de los socialistas, supondría una invasión de competencias del órgano superior sobre otro que es soberano. 

Tras recibir ese informe -que puede tardar días- Pastor tendrá en su mano permitir que la enmienda siga el procedimiento que quieren los socialistas o tumbar la calificación de la enmienda, y paralizar, por tanto, su tramitación. Algo que, a todas luces, retrasaría una hipotética aprobación de las cuentas públicas del próximo año, que Sánchez quiere tener listas entre noviembre y diciembre. Pero si se descarta el trámite rápido, al PSOE sólo le quedaría la vía ordinaria para modificar la Ley de Estabilidad.

Interpretación abierta

En realidad, el Reglamento del Congreso poco dice sobre el conflicto que plantean PP y Cs contra el PSOE. Son los partidos políticos los que tienen un amplio margen de maniobra a la hora de interpretar y tomar decisiones al respecto. Fuentes del Grupo Socialista creen que Pastor "no se atreverá" a enmendar la plana a la Comisión que ellos controlan. Desde el entorno de la Presidenta no quieren aventurar posibles escenarios hasta estudiar el fundamento jurídico de los recursos de PP y Ciudadanos. 

Los dos partidos basan su petición en dos aspectos. Por un lado, esgrimen varias sentencias del Tribunal Constitucional que dicen que las enmiendas a un proyecto de ley deben tener conexión material y homogeneidad con el contenido del mismo. Algo que el PSOE ha tratado de fundamentar.

Y segundo: que es inédito que una misma iniciativa se tramite por duplicado y en paralelo. El pasado martes la proposición de Ley de reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria fue tomada en consideración por el Pleno del Congreso. De ahí que la Mesa del Congreso -en su función de ordenar los trabajos de la Cámara- pueda pronunciarse para reconducir la enmienda hacia la norma de su ámbito de competencia que está en trámite.  

En contra de esta tesis y para avalar su postura, Moncloa difundió este jueves un acuerdo de la Mesa del Congreso del 24 de junio de 2014 en el que se concluía lo siguiente: "No procede que la Mesa de la Cámara revise la decisión de la Mesa de la Comisión de Justicia en relación con la calificación y admisión a trámite de las citadas enmiendas. Se acuerda, en consecuencia, desestimar la solicitud de reconsideración presentada". 

Una resolución de 1983 reconoce que desde una Mesa de Comisión se puede reclamar ante la Mesa de la Cámara sobre la calificación de una enmienda

Pero fuentes de ambas formaciones de centro-derecha aseguran que no es la primera vez que la Mesa que controlan anula el criterio de una Mesa de Comisión. Fuentes parlamentarias apuntan además que, en contra del precedente esgrimido por el Gobierno, existe una resolución de la Presidencia del año1983, firmada por Gregorio Peces-Barba, que dice lo siguiente en su punto dos: "Contra el acuerdo de calificación de la Mesa de la Comisión el Diputado o Grupo Parlamentario enmendantes podrán interponer reclamación ante la Mesa de la Cámara".

Se da la circunstancia de que los enmendantes en este caso son los propios socialistas. Pero fuentes parlamentarias creen que el artículo da pie a interpretar que, al margen de esa especificación, hay un principio general de que desde una Mesa de Comisión se puede recurrir a la Mesa 'grande' sobre la calificación de una enmienda.

A efectos jurídicos, estas resoluciones de la Presidencia están vigentes y son perfectamente válidas, puesto que se utilizan para 'rellenar' los huecos vacíos que deja el Reglamento. En cualquier caso, entre los letrados de la Cámara Baja tampoco hay consenso y sus informes no son vinculantes para la decisión final que tome la Presidenta y, en definitiva, la Mesa del Congreso.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba