El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha considerado que el cese del jefe de la Guardia Civil en Madrid, Diego Pérez de los Cobos, podría ser arbitrario al estar relacionado con la investigación de un juzgado por la manifestación del 8-M.

En rueda de prensa desde Génova, ha subrayado que Pérez de los Cobos "no es un cargo menor" y lo ha equiparado con el cese que sufrió el hoy diputado de Ciudadanos Edmundo Bal en la Abogacía del Estado durante la instrucción del 1-O.

"Puede estar relacionado con la investigación en un juzgado por el 8-M. Pedimos transparencia, rendición de cuentas y que no haya arbitrariedad a la hora de cesar a responsables porque estén investigando o poniendo en cuestión la labor del Gobierno", hizo hincapié. En su opinión, los españoles están ante un Gobierno que "no puede ser tan tóxico a la hora de afectar a las instituciones más prestigiosas del Estado".

Campaña contradictoria

Respecto a la nueva fase 1 del estado de alarma que hoy se ha extendido a todo el país, Casado lamentó que el Ejecutivo haya puesto en marcha la campaña publicitaria 'Salimos más fuertes' al ser "contradictoria" con la propia alarma que se mantiene.

"Me gustaría preguntar si salimos más fuertes con 30.000 fallecidos, si salir más fuerte es tener 4 millones de parados, si salir más fuerte es tener un Gobierno que depende de Bildu y de los más radicales a la izquierda y del independentismo".

El líder del PP opinó que es una "falta al respeto de todas las personas que lo están pasando tan mal en términos sanitarios y económicos" con publicidades como la citada. "Hacer propaganda a costa del contribuyente y de forma triunfal con lo que estamos viendo es una mala vía y contradictorio con el discurso apocalíptico de que si no hubiera estado de alarma no se quién sería responsable de muchísimos muertos y contagios", ha criticado.

Asimismo, ha considerado una "aberración constitucional y jurídica" dejar a varias Comunidades Autónomas fuera del estado de alarma, tal y como pretende el Ejecutivo. Por ello, reclamó saber cuáles son los informes de la Abogacía del Estado que Sánchez esgrimió en el último pleno.

El plan B de 'desescalada'

Al hilo de ello, el presidente de los populares constató "que no supo explicar por qué sí se puede modificar una ley orgánica que limite la movilidad entre provincias, como dijo Calvo, y ahora diga Sánchez que el estado de alarma pueda operar sólo en algún territorio de España".

Casado insistió en que sí que hay un plan B de 'desescalada' con el uso de tres leyes ordinarias de ámbito sanitario para mantener el mando único de Sanidad y de servicios sociales, dos de ellas en materia de seguridad y una orgánica en materia sanitaria para limitar la movilidad entre provincias.

También recordó que el reglamento del Congreso da 20 días para modificar leyes orgánicas, por lo que ahora ya se podía haber dejado atrás el estado de alarma, situación en la que solo Polonia y Hungría se encuentran ahora en toda la UE.