El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de coaccionar al jefe de la Guardia Civil en Madrid, Francisco Pérez de los Cobos, pidiéndole el informe sobre las pesquisas contra varios miembros del Ejecutivo, así como de querer controlar la Justicia para que el 8-M no les salpique.

El número dos del PP se preguntó en una entrevista en TVE si el Gobierno va a pedir responsabilidades al delegado del Gobierno, José Manuel Franco, tras ser imputado, o a su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, si el juez del 'caso Villarejo' lo llama a declarar. "¿Existe una clase aparte del resto de ciudadanos? ¿Tienen que ser tratados de forma distinta?", inquirió.

García Egea acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ejercer el poder de "forma arbitraria" con dos objetivos. Controlar los medios de comunicación, "por eso las ruedas de prensa de los ministros son retransmitidas de forma íntegra en TVE y la de ayer de Pablo Casado no" y controlar la Justicia. "La fiscal general, Dolores Delgado, es un punto importante y ahora la Policía Judicial es otro punto importante. Por eso cesan a todo aquel que osa interponerse en su camino, que investiga cualquier abuso de poder del Gobierno", aseveró.

El dirigente de los populares advirtió de que ni el cese de Pérez de los Cobos ni ninguno posterior "va a tapar el gran desastre" que ha sido la gestión de este Gobierno de la crisis del coronavirus. "Es impresentable, inaceptable e infame que el Gobierno cese a un guardia civil por hacer su trabajo. Nosotros vamos a llegar hasta el final", incidió.

Asimismo, constató que el Ejecutivo de Sánchez ha aprovechado esta crisis del coronavirus para imponer una "agenda ideológica" desde hace cinco meses. "Que se puso la ideología por encima de la salud el 8-M es algo que es evidente. Y el Gobierno está muy nervioso con las conclusiones de los contagios y el 8-M es que haya cesado a un coronel de la Guardia Civil, un hombre íntegro que se ha destacado por su trabajo en defensa de los españoles", afirmó.

En su opinión, si el 8-M no hubiera generado unos contagios en cadena, el Gobierno no hubiese cesado a ningún guardia civil ni hubiera pedido los informes "ni hubiese coaccionado a un funcionario público para que informara sobre una investigación judicial".

Por todo ello, García Egea hizo hincapié en que si se hubiera sabido que un Gobierno pedía un informe a un mando policial por una investigación en curso que afecta a miembros del Gobierno, hubiera sido un "escándalo" en cualquier país de nuestro entorno. "Hubiera hecho caer a todo un Gobierno, a todo un Ministerio (del Interior). Nadie, o muy pocos, del Gobierno se plantean que han hecho algo mal o que deberían girar su política ideológica", constató.

El secretario general del PP aseguró que el Gobierno, al final, lo que busca es que "en vez de cambiar de abogado, cambia de investigadores o de juez cuando no le conviene o considera que esa investigación va por mal camino".

Illa, "responsable único"

Previamente, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, eximió este martes al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y apuntó al ministro de Sanidad, Salvador Illa, como "responsable único" de las consecuencias de la crisis del coronavirus en España.

En una entrevista en 'Las mañanas de RNE', recogida por Europa Press, la dirigente popular ha asegurado que Simón "no deja de ser un funcionario" que actúa como "portavoz protegiendo" a los responsables de Sanidad, "los auténticos responsables" de la gestión frente a la pandemia.

"No nos pueden confundir, al menos a los que llevamos meses siguiendo la gestión. La autoridad sanitaria es el mando único, y lo ostenta Illa. El Ministerio no es el doctor Simón sino el secretario general, la directora general de Salud Pública y el ministro", ha apuntado.