Política

El PP quiere retener la portavocía en Madrid tras cederla en Murcia y CyL

El PP quiere retener la portavocía del Gobierno de Madrid, luego de haberla cedido tras los acuerdos en Murcia y Castilla y León

Pablo Casado (d), Isabel Díaz Ayuso (c), José Luis Martínez-Almeida (i)
Pablo Casado (d), Isabel Díaz Ayuso (c), José Luis Martínez-Almeida (i) EFE

Isabel Díaz Ayuso pretende retener la portavocía del Gobierno una vez consume el acuerdo con Vox y Ciudadanos. El PP madrileño no quiere entregar esa pieza clave del Ejecutivo, en contra de lo que ha ocurrido en Castilla y León y de lo que, presumiblemente, vaya a ocurrir en Murcia. 

Las negociaciones para formar gobierno en la Comunidad de Madrid avanzan con enormes dificultades. Ayuso ejerce un papel mediador entre Ciudadanos y Vox, dos partidos que se repelen pero cuyo concurso es fundamental para redondear el anhelado pacto. Este martes, Juan Trinidad, presidente de la Asamblea, desvelará el nombre del aspirante a ser investido candidato a la presidencia. Hasta el 11 de julio hay tiempo para llegar a un entendimiento. En el PP se confía en que finalmente Vox suavice sus exigencias y Ciudadanos se apee del ataque de intransigencia en el que está sumido. 

Carteras y programa

El reparto de carteras es un asunto que sobrevuela en las negociaciones, centradas ahora mismo en las cuestiones programáticas. La cuadratura del círculo que pretende Ayuso es que los rígidos planteamientos del partido de Abascal cuadren con los postulados de Cs. En cuanto al reparto de consejerías, Ayuso tiene claro cómo ha de ser la estructura del gobierno de coalición con Ciudadanos, al estilo del andaluz. Reparto paritario y apoyo externo de Vox. También, en línea con la Junta de Andalucía, el PP pretende retener la portavocía, que considera clave, en contra de lo ocurrido en Castilla y León y Murcia.

Ciudadanos se ha quedado con esta pieza clave del Ejecutivo en CyL. Francisco Igea, número uno de la formación naranja en la región ha asumido este papel junto al de vicepresidente de la Junta. Una concesión de Alfonso Fernández Mañueco, que tuvo que entregar esta cartera para evitar el bloqueo. El pacto en CyL logró superar enormes dificultades. La principal, que Igea aspiraba a gobernar con el PSOE, partido con el que tiene más afinidad. Una orden desde Madrid truncó tal posibilidad.

El bloqueo murciano

En Murcia hay problemas severos para alcanzar el acuerdo. El escenario es el de siempre. Un escaño de Vox es fundamental para que salga adelante la coalición PP-Cs. Vox exige respeto y negociación. Ciudadanos lo rechaza. Francisco López Miras pronunció este lunes su discurso de investidura sin tener claro que su apuesta vaya a salir adelante. Mira también ha tenido que ceder la portavocía del Gobierno que, para general extrañeza se le ha adjudicado a Ana Martínez Vidal, que en su día fue alto cargo del PP en el Consistorio murciano. 

Ciudadanos controlará la vicepresidencia, las consejerías de Industria, Comercio, Transparencia y Empleo amen de la portavocía, con lo que su papel en en el equipo de Gobierno murciano sería sumamente relevante, caso de que finalmente frague. 

En Madrid es muy posible que el acuerdo PP-Cs también sea paritario con la salvedad de la portavocía. Ni Ayuso ni Aguado, los líderes de ambas formaciones, se han pronunciado sobre esta cuestión. Todo está en el aire pero los populares intentarán controlar esta cartera, clave a la hora de difundir de un partido. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba