Política

PP y Ciudadanos ralentizarán impuestos como la 'tasa Google' haya o no Presupuestos

Los populares se muestran ahora en contra del nuevo impuesto con la que el Ejecutivo pretende recaudar 1.200 millones mientras que Cs incide en su especial complejidad por la falta de consenso en la UE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado. EFE/ Fernando Alvarado

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es el gran quebradero de cabeza para el Gobierno de Pedro Sánchez, pero no el único. Si el Presidente decide alargar su estancia en La Moncloa, independientemente de que los separatistas catalanes permitan o no aprobar las cuentas de 2019, al Ejecutivo socialista no le quedará más remedio que reajustar los números si quiere cuadrar los ingresos previstos por el departamento que dirige María Jesús Montero para este ejercicio. 

PP y Ciudadanos están dispuestos a ralentizar todo lo posible la aprobación de dos de los impuestos estrella del Gobierno con los que pretende recaudar más de 2.000 millones de euros del total de 5.654 que prevé ingresar con todo el paquete fiscal. 

El Consejo de Ministros aprobó el pasado enero el anteproyecto de Ley para implantar una tasa de Servicios Digitales (conocida como 'tasa Google'), que gravará con un 3% a los ingresos generados por las grandes tecnológicas del mundo digital. Según las previsiones del Gobierno, podría reportar 1.200 millones a las arcas públicas. Asimismo, Moncloa también dio luz verde a otro impuesto sobre las Transacciones Financieras -la tasa Tobin- que según los cálculos del Ejecutivo podría aportar 850 millones de euros al Estado.

Una vez que ambas normas han sido ya remitidas a las Cortes, ahora comienza el trámite en la Comisión de Hacienda. Pero Pablo Casado y Albert Rivera vuelven a tener la sartén por el mango en el manejo de los tiempos parlamentarios. Al igual que han hecho a lo largo de la legislatura con muchas otras normas, naranjas y populares pueden usar su mayoría en la Mesa de la Cámara Baja para aprobar sucesivas ampliaciones del período de enmiendas, que dejarían la iniciativa congelada. 

El PP ya tenía un borrador sobre el proyecto de ley de este impuesto durante el último mandato de Mariano Rajoy

"Por nuestra parte no lo va a tener fácil", apuntan fuentes populares del Congreso consultadas por este diario respecto a la aprobación de la denominada 'tasa Google', cuya capacidad recaudatoria ha sido cuestionada incluso por la propia Comisión Europea

Los de Casado usan este argumento para reafirmar que las previsiones del Gobierno están "infladas" y destacan que su postura "es clara en contra de la creación de nuevos impuestos". En este sentido, aseguran que harán todo lo "legalmente posible" para evitar que el nuevo tributo salga adelante, aunque durante la etapa de Mariano Rajoy al frente del Gobierno, el departamento de Cristóbal Montoro elaboró un borrador sobre el proyecto de ley para crear un impuesto a las tecnológicas con el que pretendía sufragar la actualización de las pensiones al IPC arrancada por el PNV

Sin embargo, ahora el Gobierno de Sánchez ha decidido impulsar en solitario y sin que todavía exista consenso de los socios comunitarios la nueva figura tributaria sobre cuyo diseño penden muchas dudas legales. A este argumento se agarran en Ciudadanos para asegurar que no pondrán ninguna una alfombra roja a la tramitación. Fuentes parlamentarias de la formación naranja -que no se pronuncian contra de la medida-  inciden en que se trata de una norma de tal complejidad jurídica y con una repercusión tal, que será necesario "escuchar a muchos expertos" antes de que pueda ver la luz.

Por tanto, la entrada en vigor del nuevo impuesto podría demorarse incluso hasta el segundo semestre del año, siempre que Sánchez siga en La Moncloa y pueda sumar un eventual apoyo del PDeCAT o del PNV. Desde la antigua Convergencia se limitan a señalar que aún están "estudiando" el contenido de la norma.

Las tecnológicas, en contra

Las compañías tecnológicas, por su parte, se muestran completamente en contra de este impuesto. 15 directivos de empresas como Spotify o Booking, han hecho llegar recientemente una misiva a la ministra de Economía, Nadia Calviño -y a sus homólogos en la UE- para intentar frenar el avance de una iniciativa que amenazan con repercutir al consumidor y que, según defienden, podría dañar la competencia digital global de España. 

También se dirigió por carta al Ejecutivo la patronal mundial de las tecnológicas, CCIA (Asociación de la Industria de la Computación y las Comunicaciones), formada entre otros por gigantes tecnológicos como el propio Google, Amazon, eBay, Intel, Samsung o Facebook. Como recogió Vozpópuli, la aprobación de esta tasa puede tener un impacto negativo en la economía por múltiples factores.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba