Elecciones generales 2019 El portazo de Clemente deja al PP de Castilla y León en estado de shock

Casado y Herrera salen en tromba a sostener a Mañueco, el candidato del PP a la presidencia de Castilla y León. El portazo de Silvia Clemente ha conmocionado a los populares en uno de sus bastiones históricos

Silvia Clemente en su comparecencia ante los medios de comunicación.
Silvia Clemente en su comparecencia ante los medios de comunicación. EFE

El PP vive momentos de enorme convulsión interna tras el inesperado portazo de Silvia Clemente, hasta el jueves, presidenta de las Cortes regionales. Pablo Casado y Juan Vicente Herrera han tenido que salir en tromba para apuntalar a Alfonso Fernández Mañueco, el aspirante a la presidencia, muy tocado por este cimbronazo.

Casado dejó su agenda de Madrid y se organizó una peculiar visita a Navas del Marqués (Ávila) para respaldar a a Mañueco, el presidente y candidato del PP en la región. A tres meses de las autonómicas y municipales, la renuncia de Silvia Clemente, una de las figuras más destacadas de los populares castellanos, ha provocado una conmoción.

Posible marcha de Clemente a Cs

¿Se irá a Ciudadanos?, es la pregunta que flota en los círculos políticos de Valladolid. Clemente no tenía asegurado un puesto en las listas de mayo, comentan en el partido. Una fotografía en la que la expresidenta del las Cortes aparecía en un café con dos dirigentes de Ciudadanos ha despertado las dudas. En el PP desconfían de la jugada de Clemente. Casado reflexionó desde Ávila en voz alta: "Silvia no quiere hacer daño al partido, porque se lo haría a ella misma". Más de dos décadas en la formación, en la que ha ocupado puestos de relieve, como tres consejerías y ahora, la presidencia de la Cámara, es una trayectoria que hacía impensable esta salida.

El candidato menguante

Juan Vicente Herrera, presidente de la Comunidad, ya de salida, también ha tenido que salir de su práctico ostracismo para respaldar a Mañueco, "el candidato menguante", según decía este viernes un diputado de la oposición. "Tiene todo mi apoyo, sin fisuras", aseveró en su mensaje. Herrera mantiene unas relaciones algo distantes con Mañueco. No pensaba en él como heredero. Su hombre era Antonio Silván, alcalde de León. Génova, con Fernando Maíllo mediante, apostó por Mañueco, un hombre de Soraya Sáenz de Santamaría. Y ganó las primarias. 

Pablo Casado se lo encontró ya investido de candidato cuando aterrizó en Génova. Como le ocurrió con Juanma Moreno, otro 'sorayista' declarado, tuvo que asumir la decisión de los afiliados y le confirmó al frente de las listas para la Comunidad. Mañueco, hasta hace unos días alcalde de Salamanca, es un político joven pero sin demasiado tirón. Hay inquietud en el PP por si no pueden reeditar el Gobierno. "Clemente, ha hecho mucho daño", dicen fuentes populares. Es la segunda político más populares de la región, según un reciente estudio. 

Herrera precisó de la abstención de los cinco escaños de Ciudadanos para lograr su investidura. El PP gobierna la región desde 1987, cuando José María Aznar defenestró a los socialistas de la Junta. Herrera ha sido el presidente más longevo, con cinco legislaturas. Ahora le tocaba el turno a Mañueco. Un reto que está en el aire. Las encuestas ofrecen datos poco positivos para los populares. Aunque su victoria está asegurada, no lo está la posibilidad de gobernar. Ciudadanos puede duplicar su grupo en las Cortes y Vox irrumpiría con relativa fuerza. ¿Otro acuerdo a la andaluza en el horizonte?

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba