Política

Casado refuerza su estrategia en el Senado para incrementar el desgaste del Ejecutivo

El presidente de la Cámara Alta modifica el número de preguntas en las sesiones de control al Gobierno; el PP tendrá nueve mientras que los socialistas se quedarán con cinco

El presidente del Senado, Pío García-Escudero (PP).
El presidente del Senado, Pío García-Escudero (PP).

El PP redobla su estrategia en el Senado como herramienta de desgaste contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Tras el triunfo de la moción de censura, los populares trasladaron a la Cámara Alta buena parte de su labor de oposición. Los populares engrasan la maquinaria porque por un lado gozan de mayoría absoluta y, por otro, no tienen la competencia de Ciudadanos

El grupo que capitanea Ignacio Cosidó fue el encargado de reprobar a la primera ministra del gabinete socialista; la titular de Justicia Dolores Delgado por su gestión de la defensa del magistrado Pablo Llarena frente a la demanda interpuesta en Bélgica por Carles Puigdemont y varios de los exconsejeros fugados. 

Ahora, los populares han impulsado un cambio del número de preguntas parlamentarias que los grupos pueden dirigir a los miembros del Gobierno durante las sesiones de control de los martes. Si desde que comenzaron en 1986, el partido que respalda al Gobierno y el de la oposición siempre contaban con un número idéntico o similar de preguntas, ahora los populares tendrán una cifra notablemente mayor. 

Aunque la pretensión del PP era poder dirigir diez preguntas y que el PSOE se quedara con cuatro, finalmente el presidente de la Cámara Pío García-Escudero (PP) ha impuesto que el partido al que pertenece se quede con nueve frente a las cinco que corresponderán a los socialistas. Hasta ahora las dos formaciones tenían siete cada una. Y lo ha hecho en contra del criterio de la Junta de Portavoces, que había optado pedir un informe a los letrados

Lo habitual es que este reparto se acuerde al comienzo de cada legislatura y permanezca inamovible durante la misma. El PSOE había accedido incluso a hacer una propuesta de consenso, aceptando reducir sus preguntas a cinco, dejar las del PP en ocho y elevar una la del grupo Mixto. El cabreo en las filas socialistas era notable. 

Desde que gobierna Sánchez, los senadores socialistas no formulan preguntas al Ejecutivo

El portavoz del PSOE Ander Gil tachó la decisión del presidente de la Cámara como una "cacicada impresentable". "La huida hacia delante de las derechas está dañando gravemente la convivencia democrática en las instituciones", reprochó. Desde que gobierna Sánchez los senadores socialistas no formulan preguntas al Ejecutivo. 

PP y PSOE mantienen un conflicto abierto también en el Congreso tras la decisión de la presidenta Ana Pastor de bloquear el trámite urgente de la reforma de la Ley de Estabilidad para suprimir el poder de veto de la Cámara Alta a la senda de déficit; el paso previo para aprobar los Presupuestos. Además, los populares también han conseguido forzar que Sánchez deba dar explicaciones ante el Pleno de la Cámara Alta por la polémica de su tesis doctoral. Moncloa ha dicho que el jefe del Ejecutivo puede acudir el 23 de octubre para hablar sobre "política general". Será la Mesa la que deba fijar el orden del día en su reunión del día 16. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba