Política

Polémica por la normativa del Gobierno vasco para construir casas contra el machismo

El decreto de la vivienda en Euskadi aboga por cocinas más grandes o abiertas al salón para no aislar a la mujer y pretende eliminar los ángulos muertos o las zonas oscuras en zonas comunes

Polémica por la normativa del Gobierno Vasco de construir casas contra el machismo
Polémica por la normativa del Gobierno Vasco de construir casas contra el machismo Pexels.

El Gobierno vasco ha presentado las líneas estratégicas del Decreto que aprobará en las próximas horas con el objetivo de favorecer la igualdad y que marca cómo deberán ser las viviendas en Euskadi en el futuro próximo. Este documento, que está en fase de aportaciones, introduce unas novedades importantes, derivadas del desarrollo de la Ley de Vivienda aprobada en 2015.

El director de Vivienda y Arquitectura del Gobierno vasco, Pablo García Astrain, ha señalado que cuando comenzaron a elaborar la futura norma que se deberá cumplir en Euskadi en la construcción de viviendas, ya se tuvo claro que debían hacerlo desde una perspectiva de género. El departamento considera que la distribución interna de un inmueble puede ayudar, y mucho, en el avance hacia una igualdad real entre sexos.

Cocinas más grandes o abiertas al salón para facilitar el reparto de tareas

Las cocinas deberán tener un mínimo de seis metros cuadrados para que así pueda estar más de una persona. Además, deberán ser un lugar abierto para dejar de ser "laboratorios especializados y estrechos" y así no haya excusas de eludir responsabilidades en la cocina. También deberá de estar lo más cerca posible del salón para no aislar a la persona que está cocinando.

Con ello se pretende facilitar el reparto de tareas y se intenta 'desjerarquizar' las estancias. De esta manera, se propicia una distribución con cocinas de mayor tamaño y más relacionadas con las salas de estar.

Casas de un mínimo de 35 m2 y dormitorios, de 10 m2

Las nuevas casas deberán tener un mínimo de 35 metros cuadrados. De lo contrario no recibirán los permisos correspondientes. Con ello, el decreto trata de evitar la infravivienda, o las denominadas 'colmenas', además de intentar atajar la sobreocupación. De esta manera, los ayuntamientos podrán declarar inhabitables viviendas que no cumplan los requisitos mínimos.

Los dormitorios también se fijan en un espacio mínimo de 10 metros cuadrados. El objetivo es que las viviendas sean menos rígidas y de esta forma se adaptan a los nuevos tiempos ya que los hijos cada vez se marchan más tarde de casa.

Un decreto muy novedoso en materia de perspectiva de género

En la construcción de las viviendas en Euskadi también se deberá tener en cuenta la seguridad en las zonas comunes, evitando, por ejemplo, los ángulos muertos o las zonas oscuras.

El nuevo decreto es muy novedoso en materia de perspectiva de género y no se aplica en ninguna otra comunidad autónoma. 

La presentación del borrador de Decreto se efectuará dentro del curso 'RE-vivienda: I laboratorio de vivienda de Euskadi', inaugurado este martes por Pedro Jáuregui, viceconsejero de Vivienda del Gobierno Vasco, y en el que se analiza toda la problemática actual de los usos residenciales.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba