Política

Podemos fija en el 15% de votos el umbral mínimo para evitar la irrelevancia

El partido de Iglesias cree que debajo de esa cuota electoral se quedaría como una nueva Izquierda Unida y el proyecto político de cambio se vería afectado

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. EFE

Podemos asegura estar “preparado” para las elecciones del 18 de abril. Tiene la lista electoral cerrada y un líder reconocido. Además, su maquinaria electoral gana fuelle en los últimos días de la campaña. Pero hay un temor que comparten los dirigentes de la formación de Pablo Iglesias y que consiste en la hipótesis de no superar la barrera del 15% de votos.

En la cabeza de algunos dirigentes está el resultado del 10% logrado por Julio Anguita en 1996. Aquello fue el punto más alto al que llegó la izquierda alternativa al PSOE, antes del 21% de Podemos en 2016 (con la suma de las marcas territoriales y la unión con Izquierda Unida).

Revalidar ese 20% de votos va a ser complicado, tanto por la irrupción de Vox como por el enfrentamiento interno derivado del pulso de Íñigo Errejón. En el promedio de las últimas encuestas, de hecho, Unidos Podemos, la coalición con Izquierda Unida de Alberto Garzón, queda al borde del umbral del 15% en estimación de votos, lo que significaría perder alrededor de 15 escaños. 

Una nueva Izquierda Unida

Esta es la barrera por debajo de la cual la formación nacida con el 15-M se convertiría en una “Izquierda Unida algo más gordita”, y políticamente menos influyente de lo esperado, reflexionan algunos dirigentes de Podemos.

La formación de Iglesias sabe que la coyuntura electoral no es de las mejores. Por ello apelan a palabras como “responsabilidad” y recuerdan los “logros” de su trabajo en el Congreso: haber devuelto las políticas sociales en la agenda política y elaborado un borrador presupuestario que se habría convertido en “el más social de la historia de la democracia”.

Se trata de un enfoque muy diferente al “asalto a los cielos” de hace años, que revela una táctica más a la defensiva. De hecho, hay quien considera que lo más importante es consolidarse y de ahí plantear una reedición del “bloque de la moción de censura”, pero con una presencia activa de Podemos en el Ejecutivo.

Mientras, Podemos ya ha vuelto a lanzar sus ataques contra el PSOE. “Su límite fue gobernar en solitario”, reflexionó este viernes la portavoz de Podemos, Irene Montero, horas después del anuncio de Pedro Sánchez de convocar elecciones adelantadas.

España feminista

La propuesta de Podemos será ofrecerse como “voto útil” a la “España feminista” y a todos los que pretenden construir una barrera contra los “trillizos reaccionarios”. Una apelación a la movilización que también plantea desmarcarse de los socialistas: “Les tiemblan las piernas ante la derecha”, lanzó Montero.

La lista electoral de Podemos ya está redactada. Iglesias se adelantó en el pasado mes de diciembre al lanzar primarias. Esta es una ventaja. A la vez, Podemos cree que el adelanto electoral frenará las ambiciones de Errejón de lanzar una opa sobre el partido del que ha sido fundador.

La última incógnita será cuánto pesará la ausencia de Iglesias en estos primeros días de precampaña. El candidato permanecerá en baja de paternidad hasta finales de marzo, aunque no se descarta que aumente paulatinamente su presencia en las redes sociales. 

Iglesias, al fin y al cabo, se juega mucho en estos comicios, puesto que podrían ser los últimos como líder de Podemos. En el partido son muchos los que ya ven acercarse un relevo por parte de Montero. De no lograrse este 15% de votos, el recambio podría incluso adelantarse. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba