Política

La división de las mareas complica las expectativas de Podemos en Galicia

Las siglas pueden volver a plantear problemas a Podemos en la locales gallegas de 2019. Sus socios de En Marea quieren ser una marca 'paraguas' para todas las candidaturas municipalistas de izquierdas 

Pablo Iglesias junto al portavoz de En Marea, Luis Villares (i), y José Manuel Beiras, en una imagen de archivo.
Pablo Iglesias junto al portavoz de En Marea, Luis Villares (i), y José Manuel Beiras, en una imagen de archivo.

Podemos tiene en Galicia uno de los principales frentes abiertos de cara a las elecciones de 2019. A diferencia de la mayoría de comunidades, allí sólo se celebrarán comicios locales. La división interna de sus socios de En Marea, con quienes comparte grupo parlamentario en el Congreso y en la cámara gallega, unida al rechazo de algunas plataformas municipalistas a cualquier injerencia partidista, complica el camino de la formación morada hacia las urnas y su posterior resultado. 

En 2015, Podemos no participó en las elecciones municipales sino que sólo dio su respaldo a las candidaturas de unidad popular que se presentaron. Tres años después, la cosa ha cambiado y el partido someterá esta semana a las bases la propuesta del secretario general, Pablo Iglesias, para decidir si abren negociaciones con "fuerzas hermanas" y si la marca morada debe incluirse de forma visible en las papeletas.

Iglesias contempla excepciones como Ahora Madrid o Barcelona en Comú, marcas 'consolidadas' que llevaron a la alcaldía a Manuela Carmena y Ada Colau respectivamente. Pero también ha llegado a mencionar a Marea Atlántica, la plataforma municipalista que gobierna en el Ayuntamiento de La Coruña. Qué pasará con el resto de marcas en los ayuntamientos del cambio es todavía una incógnita, pues aún no se conocen los criterios específicos que permitirán diferenciar unas de otras.

En cualquier caso, la secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos, aseguró que la consulta a las bases se realizará en todos los municipios gallegos, independientemente de que haya o no marcas consolidadas. Por su parte, los principales alcaldes del cambio Xulio Ferreiro (La Coruña), Martiño Noriega (Santiago-Compostela Aberta) y Jorge Suárez (Ferrol En Común) no son partidarios de modificar la denominación de sus marcas para los nuevos comicios. Marea Atlántica ya ha aprobado incluso su propia fórmula para presentarse a las municipales al margen de los partidos.

En Marea

La otra gran cuestión reside en la voluntad de los socios gallegos de Podemos de brindar una fórmula jurídica común para todas aquellas mareas locales que quieran presentarse a los comicios bajo la marca paraguas de En Marea. Así lo acordaron en un plenario celebrado este mismo sábado en Santiago de Compostela. Su portavoz, Luis Villares, considera que las palabras de Iglesias excluyen también a En Marea de forma global. Al ser la segunda fuerza política de Galicia, cree que está perfectamente consolidada.

En las autonómicas de 2016, Pablo Echenique y Carolina Bescansa tuvieron que hacer un viaje exprés para cerrar un pacto in extremis con En Marea, aceptando que las siglas moradas quedasen diluidas en la coalición electoral. Ahora, las tensiones internas del partido fundado con carácter instrumental puede volver a complicar las negociaciones para la formación de confluencias, una vez que los inscritos de Podemos se pronuncien previsiblemente a favor de que sus siglas figuren en las candidaturas.

Ninguno de los tres alcaldes del cambio acudieron al encuentro municipalista de En Marea este sábado

En el plenario de En Marea de este sábado se fijaron las líneas maestras de la estrategia municipalista para 2019. Aunque ninguno de los tres 'alcaldes del cambio' antes citados acudieron al encuentro. Tampoco estuvo la secretaria general de Podemos en Galicia. Con lo aprobado este sábado, la voluntad de los socios de Podemos es evitar la dispersión del voto de izquierdas y reforzar su presencia en las diputaciones. Aunque un sector crítico con la actual dirección de En Marea lo ve como una maniobra de injerencia. Villares llamó a negociar "fórmulas no invasivas" que "no tutelen" las mareas. Pero muchas guardan sus reservas.

Tensiones con Anova

La relación de Podemos con uno de los partidos que se mueve dentro de la coalición En Marea, Anova, atraviesa momentos complicados. Primero, porque el partido fundado por el histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras respaldó el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña. Y, recientemente, por los reproches lanzados al grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso por las negociaciones abiertas con Ciudadanos para la reforma electoral. El grupo de En Marea en la Carrera de San Jerónimo está formado por cinco diputados, de los cuales dos pertenecen a Anova, dos a Podemos, y una a Esquerda Unida (IU).

De hecho, las críticas de Beiras a los diputados de la Cámara Baja protagonizaron la cita de este sábado. Desde Anova recriminan a Podemos que uno de sus dos diputados, Miguel Anxo Fernán Vello, se enterase a última hora de las negociaciones con el partido de Albert Rivera, para trasladar una propuesta que, a su entender, beneficia a los partidos estatales frente a los territoriales. Por otro lado, en el plenario se aprobó un documento en el que Anova exige que los diputados de En Marea no sólo rindan cuentas a su organización, sino que consulten previamente sus decisiones con la dirección de Santiago.

Aunque Carmen Santos aseguró el pasado lunes que la voluntad de su partido es "dar continuidad" a los proyectos municipalistas surgidos en 2015 y reforzar la "política de alianzas", todo está en el aire para Podemos en complejo puzle de la izquierda rupturista gallega. La casuística, en todo caso, es enorme y cada marea local terminará resolviendo la cuestión de las alianzas de forma particular. No se descarta que en algunos municipios se presenten por separado. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba