Política

Incendio en Podemos por la fusión Bankia-Caixabank: "Es la rendición final del proyecto"

La pérdida de un banco público, las dudas sobre la devolución de los 24.000 millones de euros prestados por el Estado y la caída del empleo agitan la formación. Los críticos señalan a Iglesias

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias Europa Press

Podemos ha recibido la información sobre la fusión de Bankia con Caixabank con rabia y sorpresa. A niveles altos del partido desconocían la operación y creen que la presencia de Podemos en el Ejecutivo no ha frenado una operación que consideran dañina para la economía española. La pérdida del banco público, las dudas sobre la devolución de los 24.000 millones de euros prestados y la caída del empleo agitan la formación. “Es la rendición final del proyecto”, comentan dirigentes y figuras destacadas del partido.

La fusión de Bankia con Caixabank es la operación financiaría más importante de los últimos diez años, es decir, desde la aparición en política de Podemos. El partido morado, surgido tras el estallido de la crisis y la protesta del 15-M, hizo de Bankia y de la devolución del dinero prestado por el Estado una de sus principales reivindicaciones. Ahora, con un acuerdo que se va acercando, sectores del partido ven naufragar muchas de sus exigencias.

Salida del Gobierno

El malestar interno lleva algunos a plantear “la salida del Gobierno”. “Tragar con una fusión de estas dimensiones es el final del sentido original de Podemos”, lamentan miembros destacados del partido que irrumpió en 2014 con un discurso muy crítico hacia movimientos de este tipo, que el propio Iglesias denunció en los debates parlamentarios.

La relación del Estado con el “capital bancario”, y esta vez con la complacencia de Podemos, rompe Podemos por dentro. Existen sectores que siguen presionando para que la dirección nacional se mantenga firme ante el aliado socialista. Pero la sensación general es de impotencia y que la cúpula está “entregada” a los intereses de Sánchez. Los líderes de Podemos, por su parte, no protestan para no perder el cargo, en opiniones de estas fuentes.

Iglesias evitó a lo largo del pasado viernes comentar directamente la fusión. Se limitó a difundir un mensaje muy crítico escrito por su responsable económico y secretario de Estado en derechos sociales, Nacho Álvarez. El economista escribió en Twitter que la noticia de la fusión es “preocupante para la economía española”.

"Iglesias lo tenía que saber"

Álvarez supo de la fusión a través de los medios de comunicación. Esta situación ha levantado ampollas internamente, donde varias fuentes de Podemos dicen que "no sabían nada". "Iglesias lo tenía que saber, pero no dijo nada a nadie, le de igual todo", se queja un miembro del partido. Hay que subrayar que Álvarez se reunió el martes con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el pasado martes, para hablar del presupuestos de 2021. De tal manera que algunos sospechas que Iglesias había sido avisado, pero que sus colaboradores no fueron informados.

Sea como fuere, los críticos de Podemos señalan varios elementos para denunciar la operación. La fusión conllevará la pérdida de entre 5.000 y 12.000 empleos, según los cálculos de los sindicatos. Se trataría de una de las mayores reducciones de plantilla de la historia democrática española. Aunque las generosas cifras para las prejubilaciones y las indemnizaciones parecen satisfacer a los representantes de los trabajadores.

Caixabank y Bankia quieren tener ultimada su fusión antes de fin de año
Caixabank y Bankia quieren tener ultimada su fusión antes de fin de año

Capítulo aparte es el de la pérdida de dinero público. La fusión conllevará la imposibilidad para el Estado de recuperar el dinero inyectado para salvar a Bankia durante la crisis de 2008, atacan miembros de Podemos. Sobre este punto los operadores financieros consultados creen que, en cambio, será más fácil devolver ese dinero. Podemos hizo de esa devolución uno de sus argumentos electorales en la última campaña de las generales.

La renuncia a un banco público también irrita al partido. Podemos es defensor de que en España actúe una entidad financiera pública para que el mercado no quede únicamente en manos de las grandes sociedades. Con la fusión de Caixabank, en cambio, esa entidad se reforzaría considerablemente. Y otro gigante, como el Santander, también se está beneficiando de acciones como los ERTEs y los fondos ICO.

En definitiva, en los primeros meses de Gobierno, Podemos está cabalgando más contradicciones de lo esperado, y lo que se detecta es una erosión interna que de momento parece no afectar la columna vertebral del partido. Pero sobre todo a nivel territorial el malestar aumenta, y con él las críticas directas a una cúpula considerada hasta hace pocos meses como intocable.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba