Política

Podemos 'pincha' en su campaña de fichajes de un independiente para competir con Errejón

Iglesias propone a Isabel Serra como candidata, aunque insiste en tender la mano al candidato de Más Madrid para una confluencia. El ex número dos de Podemos rechaza la oferta

Isabel Serra, junto a Ramón Espinar y Juan Carlos Monedero
Isabel Serra, junto a Ramón Espinar y Juan Carlos Monedero EFE

Podemos no ha logrado fichar a un independiente “potente” para competir con Íñigo Errejón en las próximas elecciones autonómicas de mayo. El partido de Pablo Iglesias estuvo buscando a un perfil de la sociedad civil, mantuvo negociaciones con al menos dos personas, pero ninguno de los dos candidatos aceptó su propuesta. Ahora, el partido de Iglesias se decanta por Isabel Serra como cabeza de lista.

Podemos ha hablado hasta ahora con la ecologista Yayo Herrero, muy conocida en el ámbito de la izquierda madrileña, y con la profesora Eugenia Rodríguez Palop, especialista en derechos humanos y feminista. Pero en ambos casos las negociaciones han fracasado. Así las cosas, la formación morada ha apostado por Serra. Se trata de una diputada en la Asamblea de Madrid, ex miembro de la corriente anticapitalista y hermana de Clara Serra, la número dos de Errejón en la lista autónoma de Más Madrid. 

Serra confirmó este lunes su voluntad de participar en las primarias de Podemos, que, con toda probabilidad, ganará. A partir de ese momento, Podemos trabajará para lograr un acuerdo de coalición con Izquierda Unida. El partido de Alberto Garzón apostará como cabeza de lista por la dirigente autonómica Sol Sánchezy debatirá con Podemos quién de las dos aspirantes será la punta de lanza de la coalición.

Cae la opción Montero

Algunos dirigentes de Podemos reconocen que Serra no es una candidata de primer orden. Pero alertan ante la tentación de subestimarla: “El entorno más de izquierda se movilizará y al haberse desmarcado de los anticapitalistas puede presumir de cierta independencia”, afirman. Aun así, algunos reconocen que su primera opción era Irene Montero, cuyo nombre se barajó hasta que Pedro Sánchez anunció el adelanto de las elecciones generales. 

En el partido de Iglesias, no obstante, insisten en su voluntad de sumar con Más Madrid. Proponen una “confluencia” con el "partido de Errejón", pero “en igualdad de condiciones”. Es decir, a través de una nueva marca electoral. Pero Errejón sigue rechazando esa lista de unidad.

Búsqueda de voluntarios

Las encuestas dan una pequeña ventaja a Más Madrid sobre Podemos. Se trata de un pequeño porcentaje de votos que, de confirmarse en las urnas, sería suficiente para establecer un ganador entre ambas formaciones. El adelanto de las generales, aseguran en Podemos, ha permitido quitar a Errejón del foco mediático. Pero fuentes de Más Madrid aseguran “no tener prisa”, puesto que el proyecto de Errejón de momento es local.

Tania Sánchez, la número dos de Errejón, trabaja sin descanso para construir un aparato de partido. En varias ciudades de Madrid (desde Getafe hasta Alcalá de Henares), Más Madrid está elaborando listas. En la capital, Sánchez acude personalmente a los encuentros para buscar voluntarios.

La batalla de Madrid

Errejón plantea que la batalla electoral de Madrid sea el primer acto de su opa hostil al partido que fundó hace cinco años. Sectores afines a Iglesias asumen que, de sufrir un batacazo electoral en las generales, Errejón podría erigirse como heredero de Iglesias.

El ex número dos de Podemos ya ha convencido a varios dirigentes de Podemos que han entrado en su lista autonómica. Aunque en la dirección de Podemos aseguran que, si Iglesias se verá afectado por una debacle electoral, la sustituta ya existe. Se trata de Montero, actual portavoz del partido en el Congreso y compañera del secretario general.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba