Política

Podemos asume que ERC no apoyará los Presupuestos: "El acuerdo está cada vez peor"

Los morados reconocen que es difícil contar con los catalanes. Mantienen viva la apariencia de diálogo para señalar a ERC y aceptar el pacto con Ciudadanos por la estabilidad nacional en la pandemia

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en La Rioja
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en La Rioja Europa Press

Podemos tiene un objetivo claro: que el Gobierno supere el trance de la votación de los Presupuestos, y que la coalición se mantenga viva. Sobre el encaje de las cuentas para 2021, que son esenciales para la supervivencia del Ejecutivo, los morados saben que a día de hoy es mucho más probable un pacto con Ciudadanos que un acercamiento de ERC: “El acuerdo con ERC está cada vez peor”, reconocen desde el partido de Pablo Iglesias en conversación con Vozpópuli.

Iglesias insiste públicamente (la última vez lo hizo el miércoles en una entrevista en La Sexta) en que el Ejecutivo debe insistir con los socios de investidura para la votación en el Congreso sobre los presupuestos. Al menos para la "abstención", remarcó el miércoles. Su intención es elevar la presión mediática sobre ERC y el PSOE, aunque saben que el contexto preelectoral en Cataluña no favorece el acercamiento de los de Oriol Junqueras, que en algunos casos consideran “acomplejados con JxCat”.

Desde las filas socialistas reconocen que el Ejecutivo ha presionado a ERC para que permita con su posición desbloquear las nuevas cuentas. Pero reconocen las dificultades: “Sería incluso un buen acuerdo para ellos, pero no hay manera de convencerles”.

La clave para el encaje presupuestario atañe a la política de gasto, que Iglesias defiende como insustituible (aunque más de una personas en el Gobierno matiza esa idea), y a la fiscal. Este diario desveló que la semana pasada la ministra de Hacienda y miembros de Ciudadanos se reunieron en secreto y acordaron olvidar la subida de impuestos deseada por Podemos en las cuentas de 2021. 

Inés Arrimadas y Melisa Rodríguez en el Congreso de los Diputados.
Inés Arrimadas y Melisa Rodríguez en el Congreso de los Diputados. EP

Iglesias mantiene que su trabajo se dirige a conservar el “espíritu” del pacto de Gobierno con Sánchez, es decir, que haya una “revisión de la fiscalidad en un sentido progresista y redistributivo”. En ese sentido, insiste en que el interlocutor natural es ERC, mientras que, tanto el PP como Ciudadanos, buscan políticas de recortes incompatibles con el Gobierno del que forma parte.

Lógica del relato

La realidad, sin embargo, se impone. Y Podemos ve alejarse el pacto con ERC, según admiten miembros del partido. A lo largo del pasado martes, el propio Junqueras habló de un alejamiento de su partido de las cuentas de Sánchez, si el Gobierno “se siente cómodo haciendo solo propuestas de derecha”. Con sobre la mesa una serie de iniciativas pactadas con Ciudadanos para evitar la subida de impuestos a los más ricos, que se contemplaba en el pacto de Gobierno Sánchez-Iglesias, también el consejero de Trabajo de la Generalitat, Chakir El Homrani, dejó entender en la radio Rac1 que la posición de su partido será rechazar las cuentas.

Así se instala la lógica del relato político. Es por eso que Iglesias y otros dirigentes morados insisten en la posibilidad de contar con ERC para descargar en ellos la responsabilidad futura de pactar con Ciudadanos. "Será por el bien de la estabilidad del Gobierno durante la pandemia", adelantan algunos en el partido morado. La cuestión, asumen las fuentes consultadas, es que la dirección nacional ya ha fijado su verdadera línea roja para el futuro: permanecer en el Ejecutivo cueste lo que cueste.

¡Pero qué buena persona es Junqueras!
¡Pero qué buena persona es Junqueras! Europa Press

Malestar con La Moncloa

Se registra, por otro lado, malestar en el equipo de Iglesias ante las maniobras del PSOE y Moncloa. Consideran que no han hecho todo lo posible para acercar posturas con Junqueras, y creen que los asesores de Sánchez llevaban planificado acudir a Ciudadanos desde hace meses. El reproche por ese “escaso” diálogo con ERC es frecuente entre las filas moradas.

“Sánchez va a negociar los Presupuestos con Ciudadanos, que es la marca blanca del PP, para que Podemos monte en cólera y que el PP se abstenga en los Presupuestos”, admiten desde el partido morado. Según fuentes ministeriales de los morados, entre los socialistas y personas de confianza de Casado ya se habrían mantenido encuentros sobre el asunto. Aun así, después de la reunión entre Casado y Sánchez, ambos partidos han expresado su lejanía con fuerza.

“De aquí a finales del mes [el día 30 caduca el plazo legal para presentar el presupuesto a las Cortes] asistiremos a un carrusel de mentiras”, ironizan en el partido de Iglesias. Creen que la lógica del relato se ha instalado también en Ciudadanos, y sobre todo en el Partido Popular, sobre cuyo futuro aseguran que “contemplan” una abstención en la votación parlamentaria.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba