Política

El sueldo de los dirigentes de Podemos en el Gobierno podría reportar hasta 136.000 euros al partido

Tomando como referencia el nuevo SMI de 2020, la cifra de donaciones que deberían hacer los nuevos cargos del Gobierno pertenecientes a la Ejecutiva morada caería a 69.602 euros

Pablo Iglesias, junto a Noelia Vera e Irene Montero
Pablo Iglesias, junto a Noelia Vera e Irene Montero

La incorporación de miembros del Consejo de Coordinación de Podemos al Gobierno podría reportar hasta 135.919 euros a las arcas del partido morado después de impuestos, según la limitación salarial contemplada por su reglamento interno. Éste fija que los cargos públicos morados sólo pueden cobrar el equivalente a tres Salarios Mínimos Interprofesionales (SMI), a lo que se puede añadir medio adicional -hasta un máximo de dos- por cada hijo o persona dependiente a cargo. El partido entiende estas cantidades en términos netos.

Cuando el Gobierno lo subió a 900 euros el pasado año, la ahora ministra de Igualdad, Irene Montero, aseguró que, de momento, no aplicarían el incremento a sus sueldos. "No vamos a actualizar nuestros salarios, (cobraremos) unos dos y algo salarios mínimos de los actuales", afirmó en la cadena Ser. El SMI de 2018 se situaba en 735 euros en catorce pagas. Si tras su incorporación al Ejecutivo deciden aplicarse la última subida a 950 euros, la cifra que deberían derivar a las arcas del partido caería, como mínimo, hasta los 64.134,8 euros.

El actual Consejo de Coordinación -la ejecutiva- está formada por 17 miembros. Además del secretario general, Pablo Iglesias, cinco de ellos Irene Montero, Ione Belarra, Noelia Vera, Nacho Álvarez y Juanma Del Olmo han pasado a las filas del Gobierno y de la Administración con el nuevo Ejecutivo de coalición.

Según cálculos aproximados en base a sus sueldos públicos y descontando los impuestos, con el SMI de 2018, Iglesias debería donar 9.067 euros; Montero, 8.093 euros; Vera y Belarra, 39.113,6 euros cada una; Álvarez, 29.307,66 y Del Olmo, 11.223,6 euros. Si se acogen al de 2020, Iglesias, Montero y Del Olmo quedarían exentos; Vera y Belarra deberían donar 23.433,6 euros cada una; y Álvarez tendría que devolver 17.267,6 euros.

Desde el partido declinan contestar a qué baremo de SMI se acogerán los nuevos miembros del Gobierno para el cálculo de sus donaciones. Aunque hay prevista para marzo una Asamblea Ciudadana Estatal -el máximo órgano-, donde podrían plantearse novedades al respecto, como ya ocurrió en el anterior cónclave de 2017, en el que Iglesias se hizo con todo el control orgánico.   

Al margen de la limitación de tres SMI, la normativa morada incluyó entonces la posibilidad de cobrar "indemnizaciones temporales por situaciones extraordinarias de carácter personal o consustancial al mandato encomendado de presencia y dedicación para las portavocías, cargos u otras personas que soporten situaciones de disponibilidad y responsabilidad personal". En el cálculo anterior de donaciones no están incluidos estos 'pluses' que algunos dirigentes decidieron asignarse, pero que no son públicos. Desde el partido no han querido facilitar ninguna clase de detalles a este respecto. 

En la página página web de Transparencia de la formación morada no es posible consultarlos, pues lleva sin actualizarse desde 2017. Lo máximo que se puede encontrar son datos genéricos sobre la cuenta de resultados de 2018, cuando las aportaciones de cargos públicos a sus arcas ascendieron a 2.888.049 euros, frente a los 3.224.782 euros del ejercicio anterior.

Transparencia Podemos.
Transparencia Podemos.

Si los seis miembros de la cúpula que han pasado a las filas del Gobierno cobrasen, por ejemplo, una hipotética asignación adicional de un SMI a mayores como compensación por sus puestos de responsabilidad, la cifra total de donaciones caería hasta los 61.740 euros tomando en cuenta el SMI de 2018 y desaparecería por completo con el SMI de 2020.

Si los seis miembros de la cúpula cobrasen un SMI adicional por sus puestos de responsabilidad, la cifra de donaciones caería hasta los 61.740 euros con el SMI de 2018 y desaparecería con el de 2020

El desglose, sin 'pluses'

Iglesias cobrará como vicepresidente del Gobierno 79.746 euros brutos anuales. Con tres hijos a su cargo, tendría derecho a ingresar 4,5 SMI, según el Reglamento de Podemos. En caso de acogerse al umbral de 2018, podría cobrar como máximo 46.305 euros. Con el SMI de 2020, podría quedarse con 59.850 euros. Descontada la retención aproximada del IRPF y la aportación a la Seguridad Social -sin incluir posibles deducciones-, su sueldo público se quedaría en 55.372,1 euros. Así que con el SMI antiguo debería donar 9.067 euros y, con el nuevo, se libraría de hacer aportaciones al partido. 

Su pareja, Irene Montero, cobrará como ministra de Igualdad 74.858 euros brutos. Con el SMI de 2018, podría percibir 44.585,1 euros y con el de 2020, podría ingresar 59.850 euros. Tras el cálculo de impuestos, su salario público sería de unos 52.678 euros. Así que, en el primer caso tendría que abonar al partido 8.093 euros y, en el segundo, quedaría exenta. 

En su equipo ministerial se integra la anterior portavoz del Ejecutiva morada, Noelia Vera, como nueva secretaria de Estado de Igualdad. El salario base asignado para estos puestos es de 74.188,54 euros anuales. Pero esa cifra se ve incrementada con un concepto de productividad que suele elevar su salario al entorno de los 110.000 euros, como puede apreciarse en las retribuciones de sus antecesores en diferentes carteras ministeriales, según el Portal de la Transparencia.

Con el SMI de 2018, el límite de Podemos le permitiría cobrar 30.870 euros. Si se toma en cuenta el SMI de 2020 y se añade que en los próximos meses dará a luz a su primer hijo, podría cobrar 46.550 euros. Después de impuestos, su salario público sería de unos de 69.983,6 euros. Así que en el primer caso debería transferir al partido 39.113,6 euros y, en el segundo, 23.433,6 euros. En la misma circunstancia se encuentra la antigua portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra, actual secretaria de Estado de Agenda 2030.

Entre los miembros de la cúpula que también han dado el salto a las filas del Gobierno está el economista Nacho Álvarez, nuevo secretario de Estado de Derechos Sociales. Padre de dos hijos, tiene derecho a cobrar un SMI adicional. Con el SMI de 2018, podría cobrar 41.160 euros y, con el de 2020, ingresaría 53.200 euros. Descontados los impuestos, en el primer caso le correspondería devolver a las arcas del partido 29.307,66 euros y, en el segundo, 17.267,6 euros.

A Juanma del Olmo, que se quedó sin escaño en las elecciones generales de abril, Iglesias le ha nombrado director de Estrategia y Comunicación de su Vicepresidencia de Derechos Sociales. Su puesto podría equivaler a un nivel 30 de la Administración, por lo que su salario rondaría los 60.000 euros. Descontados los impuestos, la asignación pública sería de 42.093,6 euros. Con el SMI de 2018, podría cobrar 30.870 euros y, con el de 2020, y una vez que sea padre en los próximos meses, tendría derecho a percibir 46.550 euros. Así que, en el primer caso debería donar al partido 11.223,6euros, y, en el segundo, estaría exento. 

Las dietas del Congreso

Los cuatro miembros de la cúpula que ostentan acta de parlamentarios en la Cámara Baja (Iglesias, Montero, Belarra, Vera) no pueden cobrar su asignación constitucional, pero sí tienen derecho a las dietas e indemnizaciones previstas por el Régimen Económico de los Diputados. Los dos primeros, electos por Madrid, reciben 917,03 euros mensuales exentos de tributación. Las dos segundas, electas por Navarra y Cádiz, respectivamente, reciben 1.921,20 euros mensuales.

Anualmente, esto supone un extra de 11.028,36 euros limpios anuales para los primeros y de 23.054,4 euros para las segundas. Según el Reglamento de Podemos, el gasto de estas cantidades ha de estar debidamente justificado. Si no se utilizan en su totalidad, deberían devolverse a la institución o –en caso de ser imposible, como es el caso- derivarlas a las arcas del partido. Desde la formación también declinan pronunciarse sobre estos fondos. 

Otro personal

Junto a todos los anteriores miembros de la cúpula trabajarán dentro de los gabinetes numerosos asistentes y miembros de la formación morada (asistentes, periodistas, asesores jurídicos y politólogos) con obligación de donar parte de su sueldo público a la formación. Entre ellos, Julio Rodríguez, al que Iglesias ha nombrado como jefe de su Gabinete. El salario del exjefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) podría rondar los 100.000 euros.

Cuentas de Podemos.
Cuentas de Podemos.

Lo mismo ocurre con otros altos cargos como María Teresa Pérez, nombrada directora general del Instituto de la Juventud (Injuve). El director de este órgano cobró en 2017 (último dato disponible) 78.600 euros. La jueza Victoria Rosell es la nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, y Ángela Rodríguez Pam, que es miembro del Consejo Ciudadano Estatal (CCE), también se integrará en el equipo de Montero. Rita Bosaho, ocupa el puesto de Directora General de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial, y puede cobrar un salario algo superior a 85.000 euros brutos anuales. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba