Política

El 'tijeretazo' del Gobierno al plan de reindustrialización pone en riesgo las ayudas a las zonas desfavorecidas

El plan Reindus presentado por el Ministerio de Industria ya no tiene un presupuesto específico para ayudar a zonas de baja industrialización. La Generalitat de Cataluña interpuso un recurso en contra de la orden ministerial que contemplaba esta 'discriminación positiva' y el Tribunal Supremo le ha dado la razón

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Efe

El Programa Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial, que contempla apoyo económico a empresas que invierten en proyectos de carácter industrial y que favorecen el desarrollo de la industria y del empleo, cumple su décimo aniversario marcado por los recortes y por la particularidad de no dotar de presupuesto propio a determinadas zonas desfavorecidas que presentan una deficiente industrialización.

La Generalitat de Cataluña no estaba de acuerdo con esta discriminación positiva por parte del Estado -y que beneficiaba a Jaén, Soria, Teruel, Extremadura, Islas Canarias, comarcas del campo de Gibraltar, Ávila, Ferrol, Ortegal, Bahía de Cádiz o Lorca y El Hierro, áreas sacudidas por los terremotos-, por lo que interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la orden ministerial IET/619/2014, de 11 de abril, y el Tribunal Supremo, en una sentencia del 28 de mayo, le ha dado la razón.

El Gobierno de Sánchez destinará 400 M. al Plan Reindus, lo que supone un 'tijeretazo' de 411 M. con respecto a la partida prevista en los PGE de 2018 presentados por el Ejecutivo anterior

Así, además de que este año el Gobierno de Sánchez sólo destinará 400 millones de euros al también conocido como Plan Reindus, lo que supone un 'tijeretazo' de 411 millones con respecto a la partida de 811 millones prevista en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 presentados por el Ejecutivo anterior, tampoco se asignará una distribución específica a los territorios con bajo nivel de industrialización.

Por otro lado, el cambio en el poder propiciado por la moción de censura contra Mariano Rajoy, alteró el calendario previsto y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que solía abrir el plazo para presentar las solicitudes de este tipo de ayudas en el mes de abril, no ha lanzado la convocatoria de 2018 hasta el mes de noviembre. Siete meses de diferencia que, según fuentes parlamentarias, dan poco margen a las empresas interesadas en recibir apoyo económico para presentar sus proyectos. 

Fin de discriminación positiva

Si bien en la edición anterior, la de 2017, Industria dispuso de una cuantía total de más de 606 millones de euros para el Plan Reindus, los presupuestos de 2018 de Rajoy consideraban una considerable subida hasta los 811 millones, de los cuales 582 millones estaban destinados a financiar proyectos industriales viables e innovadores a nivel general y los 229 millones restantes se iban a asignar a zonas desfavorecidas. Las ayudas a esta iniciativa por parte del Departamento de Industria dirigido hoy por Reyes Maroto se reducen a 400 millones.

Resulta elocuente que sea precisamente una comunidad autónoma que goza de los más altos datos económicos [Cataluña], la que provoque que los territorios más empobrecidos de España pierdan este aliciente"

Desde la plataforma Jaén Merece Más denuncian que Jaén, uno de los diversos territorios afectados por los recortes y cambios en el programa, se queda sin la única actuación estatal con una discriminación positiva para la provincia de la que podía beneficiarse. Según la plataforma, tras la sentencia del Supremo a favor de la Generalitat, el Ministerio de Industria elaboró unas nuevas bases que "se traducen en que se va a realizar una sola convocatoria a nivel nacional y que ya no se asignará una distribución territorial específica a zonas desfavorecidas, tal era el caso de Jaén, que estaba junto con Soria y Teruel".

Esto supone, señalan, el fin del discurso de la "discriminación positiva para combatir la despoblación en la España pobre y el principio de solidaridad", algo que, de acuerdo a Jaén Merece Más, "resulta elocuente que sea precisamente una comunidad autónoma que goza de los más altos datos económicos, la que provoque que los territorios más empobrecidos de España pierdan este aliciente, y pretendan que Jaén compita con Cataluña de cara a la captación de empresas".

Ayudas "con riesgo a perderse"

"El Gobierno del PSOE solo ha presentado 400 millones de euros, lo que, de entrada, ya implica una pérdida más de 400 millones con respecto al presupuesto contemplado para el Plan Reindus este 2018", explica Tristana Moraleja, la portavoz del PP en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Congreso de los Diputados. 

Además, la diputada por La Coruña -donde también hay zonas afectadas- apunta a que las ayudas "llegan muy tarde" y posiblemente "se van a perder". "El anuncio se ha hecho el 30 de noviembre, un mes antes de que acabe el año, y los interesados solo tienen hasta finales de enero para presentar sus solicitudes, así que tal y como se ha llevado a cabo la convocatoria, no les va a dar tiempo y las ayudas se van a perder", advierte.

El anuncio se ha hecho un mes antes de que acabe el año y los interesados solo tienen hasta finales de enero para presentar sus solicitudes, así que las ayudas se van a perder"

Moraleja incide la ausencia de una partida de "territorialización" para impulsar la industria en zonas desfavorecidas como también es el caso de la comarca de Ferrol, conocida como Ferrolterra. "El Plan Ferrol estaba impulsado conjuntamente por el Gobierno central y el de Galicia, pero las autoridades gallegas se han visto sorprendidas por el lanzamiento de una convocatoria con nuevas bases establecidas unilateralmente por parte del Ejecutivo", dice. "En vez de aplicar los presupuestos que ya tenía, el Gobierno de Sánchez recurre a un vaivén de anuncios contradictorios que acaban haciendo que programas como Reindus no se puedan ejecutar", concluye.

Fuentes del ministerio explican que los 400 millones se repartirán por toda la geografía española en concurrencia competitiva: "No distinguimos entre comunidades autónomas". "Si el proyecto cumple los requisitos, se adjudica la ayuda, independientemente de la situación geográfica", aclaran. Según un comunicado difundido por el departamento liderado por Reyes Maroto esta nueva convocatoria de 2018 podría alcanzar una inversión inducida de 560 millones de euros y generar en torno a 1.000 nuevos puestos de trabajo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba