El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido ante el Comité Federal de su partido que la Carta Magna "no puede ser un arma arrojadiza entre unos y otros". "No queremos monopolizar la Transición ni planeamos apropiarnos de la Constitución. Pero no vamos a consentir que otros lo hagan. Para constitucionalistas, nosotros", ha exclamado.

Hay una mayoría que exige el reencuentro. Y este es el momento de avanzar. El no diálogo es la no política. Debemos iniciar un nuevo camino de diálogo para el reencuentro. Aquí no sobra nadie. Ninguna lengua, ninguna cultura. Ni en Cataluña ni en cualquier otra parte de España. Tampoco sobra el Partido Popular, a quien volvemos a tender la mano para que se sumen al diálogo social y al diálogo territorial. 

Por su parte, los barones socialistas se han mostrado convencidos de que en la mesa de gobiernos sobre Cataluña el diálogo y la legalidad "irán de la mano", y han asegurado que el máximo órgano de dirección de los socialistas entre congresos serviría para cerrar filas en torno a la política de Sánchez para buscar una solución al desafío separatista.

Así lo ha expresado a su llegada la líder del PSOE-A, Susana Díaz; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; los presidentes de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page; el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig; el de Canarias, Ángel Víctor Torres; la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendía; y del PSdg-PSOE, Gonzalo Caballero.

Iceta ha asegurado que "el único camino" es el diálogo, "vamos a perseverar en ello sabiendo que no es fácil". La líder andaluza ha dicho tener la "tranquilidad" de que Sánchez "siempre unirá diálogo con legalidad" y lo demás, el ruido "histriónico" en el Congreso lo único que hace, en su opinión, es que la gente "rechace la política". Por su parte, García Page ha considerado "inevitable" que haya diálogo en todas las direcciones y se ha mostrado confiado en que el Comité Federal deje claro este sábado que la Constitución tiene límites sobre qué se puede abordar en una negociación.

El secretario general del PSOE ha arremetido también contra los partidos de la derecha por su rechazo al proyecto de Ley de la eutanasia presentado en la Cámara Baja. Sánchez también se ha dirigido a los agricultores tras las protestas de los últimos días y les ha dicho que pueden "contar con el Gobierno".

El jefe del Ejecutivo ha expuesto ante los suyos las líneas estratégicas de su mandato tras la formación del Gobierno de coalición con Unidas Podemos. Entre ellos, un Marco Estratégico de Energía y Clima, un plan de movilidad sostenible o un programa de rehabilitación de viviendas y edificios. También se ha fijado como objetivo disminuir la brecha digital generacional y territorial.

También ha apostado por profundizar en el cumplimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobar una una ley LGTBI y reformar la ley Trans.