Política

Los partidos vuelven con la reforma electoral: de la lista más votada a la barrera del 3%

La aritmética parlamentaria y los intereses de los partidos grandes la limitan a cambios cosméticos como la supresión del voto rogado y dejan abierto el debate sobre la proporcionalidad del sistema

El presidente del PP, Pablo Casado, conversa con Dolors Monserrat, Teodoro García y Rafael Hernando.
El presidente del PP, Pablo Casado, conversa con Dolors Monserrat, Teodoro García y Rafael Hernando. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La reforma de la ley electoral es la primera medida concreta presentada por el PP en el Congreso de los Diputados después de que Pablo Casado se hiciese a la presidencia del partido. Aunque los conservadores se niegan a acometer cambios de calado en la Loreg (Ley Orgánica del Régimen Electoral General), sí proponen una modificación para que gobierne la lista más votada en los ayuntamientos

Además de una vieja reivindicación de Izquierda Unida, cambiar la norma para hacerla más proporcional es el objetivo de Podemos y Ciudadanos. El pasado mes de febrero se sentaron en una misma mesa para mejorar la proporcionalidad del sistema antes del fin de legislatura y sin necesidad de modificar la Constitución. Su propuesta se limitaba a usar una fórmula matemática distinta a la actual para la asignación de escaños en cada circunscripción, sustituyendo el método D'Hondt por el sistema Sainte-Laguë, empleado en Alemania, Suecia o Dinamarca. 

Aquellas conversaciones quedaron en nada por la negativa del PSOE y del PP a acometer reformas que cambien el modelo de proporcionalidad. Ambos partidos se remitían a la subcomisión que estudia la reforma del sistema en la Cámara Baja y en la que apenas se producen avances. En junio se prorrogaron seis meses más los trabajos. Ahora, con la llegada de los socialistas a La Moncloa tras la moción de censura a Mariano Rajoy y los buenos resultados en las encuestas, parece poco probable que el PSOE vaya a ceder un ápice para mejorar la proporcionalidad del sistema. 

Previsiblemente, los cambios que puedan salir del órgano parlamentario quedarán limitados a temas muy particulares como suprimir el voto rogado que implantó el PP en 2011 y que obliga a los residentes en el extranjero a pedir el voto con carácter previo a las elecciones. En el resto de asuntos, no hay acuerdo. Para mejorar el sistema y hacerlo más proporcional, muchos expertos creen que debería sustituirse la actual circunscripción provincial por una autonómica o una única. Aunque requeriría modificar la Constitución. Al margen de eso, con meros retoques en la Loreg podría aumentarse el número de escaños del Congreso (de 350 a 400).

Lista más votada

No parece que la última propuesta del PP sobre la lista más votada tenga muchas oportunidades de prosperar en su trámite parlamentario. El PP quiere modificar la ley antes de las elecciones municipales de mayo de 2019. La reforma se circunscribe al ámbito local y plantea que gobierne con mayoría absoluta el partido que gane las elecciones con el 35% de los votos y cinco puntos de ventaja respecto al segundo; o bien con el 30% de los votos y diez puntos de ventaja. En caso de no cumplirse ninguno de estos dos supuestos, se iría a una segunda vuelta a la que podrían concurrir aquellas formaciones con un 15 por ciento de los votos.

En Ciudadanos se mostraron abiertos a estudiar esta posible modificación propuesta por el partido de Casado, aunque creen que hay que ir más allá. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, apuntó que su partido apuesta por que los electores "elijan directamente al alcalde" mediante una papeleta en urna aparte. De momento, la proposición del PP tendrá que ser calificada por la Mesa y admitida a trámite por la Cámara Baja.

El pasado mes de junio, el partido de Albert Rivera también proponía una nueva ley electoral donde los partidos deberían tener como mínimo un 3% de los votos a nivel nacional para estar en el Congreso. En las últimas elecciones en 2016, ningún partido nacionalista alcanzó dicha cifra, por lo que los partidos independentistas catalanes se quedarían fuera si no acuden en coalición y los nacionalistas vascos ni siquiera podrían entrar aunque se presentasen juntos con los resultados de los anteriores comicios. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba