Política

El viaje de la PAH: de azote del Gobierno por los desahucios a 'escrachear' a la oposición

La plataforma cuenta con una red de cientos de PAH repartidas por todo el país y que, según sus portavoces, se organizan en "asambleas" y se "autogestionan". Este 2019 cumple una década rodeado de polémica tras el escrache a Villacís en San Isidro

Villacís y Rivera en San Isidro.
Villacís y Rivera en San Isidro. EFE

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) cumple 10 años de historia envuelta en la polémica. Después de aprovechar San Isidro para acosar a los integrantes del PP y Ciudadanos, la asociación fundada por Ada Colau, entre otros, está recibiendo más críticas que nunca debido al escrache contra la candidata a la Alcaldía de Madrid por la formación naranja, Begoña Villacís, que dará a luz este viernes.

La PAH nació en febrero de 2009 en Barcelona con la intención de dar "una respuesta ciudadana" a la situación de aquellas personas que, ya entonces, empezaban a no poder pagar la hipoteca y a afrontar deudas muy elevadas, incluso, después de perder la vivienda. Eran tiempos de crisis y el PIB caía en picado. 

Además de Colau, entre los promotores de la primera asamblea fundacional estaban Adrià Alemany que, al igual que la actual alcaldesa de la capital catalana, provenía de V de Vivienda; Ernest Marco y Guillem Domingo, del Ateneu Candela de Terrassa, y Lucía Delgado y Lucía Martín, que después fue diputada de En Comú Podem en el Congreso.

Con el lema 'Sí se puede', en 2013 comenzaron a señalar a los diputados y diputadas del PP en sus viviendas

Dos años después, el movimiento15M sirvió como altavoz a la plataforma y la problemática de los desahucios adquiría cada vez más peso en la agenda política. Reivindicaciones como la moratoria, la dación en pago y el alquiler social encontraron cabida en las comisiones de lo que se conoció como la Spanish Revolution. Llegaron a paralizar cientos de lanzamientos hipotecarios.

Se convirtieron en un azote de la banca y del entonces recién estrenado Gobierno de Mariano Rajoy. También de los ayuntamientos y comunidades gobernadas por el Partido Popular. En 2013 comenzaron a señalar a los diputados y diputadas que se mostraban contrarios a sus iniciativas legislativas en sus barrios. Sobre todo a los de derechas.

Coacciones al PP

Con el lema "Sí se puede" organizaron su primer escrache. Este fue ante el domicilio de la diputada popular Maria Ángeles Esteller en el barrio de Sant Gervasi de Barcelona. Luego vino otra campaña de coacción contra Esteban González Pons. Unas 60 personas se acercaron a su casa en Valencia.

Soraya Sáenz de Santamaría también tuvo que presenciar cómo unas 300 personas se se congregaron en su domicilio. Después trataron de hacer un escrache al entonces presidente del Congreso, Jesús Posada,pero el despliegue policial lo terminó sofocando. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tampoco se libró del señalamiento.

En 2014 Colau dejó la portavocía de la PAH para preparar Guanyem. Un año después su candidatura, Barcelona en Comú, ganó las elecciones municipales y la exportavoz de la PAH se erigió como la primera regidora de la Ciudad Condal. Muchas personas vinculadas a la asociación saltaron al ayuntamiento, como Gerardo Pisarello y Jaume Asens, Gala Pin o Carlos Macías.

Hoy, una década después, los desahucios se siguen produciendo, también en municipios gobernados ya desde hace años por la izquierda, pero sus campañas se organizan contra la oposición. De hecho, durante los últimos años, la PAH ha optado por dirigirse a los llamados ayuntamientos del cambio e, incluso, al Ejecutivo de Pedro Sánchez, por carta.

Defienden escrache a Villacís

Sin embargo, este miércoles abandonaron el género epistolar para perseguir a los candidatos a la alcaldía de Madrid del PP y Ciudadanos. "La señora Begoña Villacís, por razones que sin duda son perfectamente legítimas, ha decidido ampliar su presencia en la campaña electoral, y por lo tanto su exposición pública, hasta el último día de su embarazo. Dicha exposición pública supone, naturalmente, exponerse también a que sea increpada por las posiciones de su partido, igual que lo son otros candidatos políticos", justifica la Coordinadora de Vivienda de Madrid, que agrupa a las PAH de la comunidad y a las comisiones de vivienda de las Asambleas 15M, entre otras.

"Desde que el partido de Begoña Villacís e Ignacio Aguado decidió que Madrid no se merecía siquiera debatir una Ley de Vivienda, en nuestra Comunidad se han desahuciado centenares de familias entre las que, naturalmente, se incluyen mujeres embarazadas así como menores de todas las edades", argumentan para defender el escrache padecido por la candidata de Cs.

Fuentes de la oposición dudan del boicot a Carmena, justo un día después de las críticas recibidas por la persecución a Villacís

Tras las críticas recibidas por el acoso a una Villacís embarazada, una decena de miembros de 'Stop desahucios' ha boicoteado este jueves un acto de Manuela Carmena en Moratalaz. Se trata del primer escrache a la alcaldesa y fuentes de la oposición han llegado a dudar que no se tratara de un acto preparado a tenor de la polémica de San Isidro.

Fuentes de la PAH aseguran a Vozpópuli que la asociación está integrada por cientos de "nodos" repartidos por toda España. El movimiento es de carácter "apartidista, no violento, horizontal y asambleario" y, de acuerdo a varios de sus portavoces, no cuentan con ninguna "cúpula" que dirija sus acciones.

Además, cualquier donación de partido político o sindicato, dicen, debe ser rechazada para evitar que se entienda como acto político de propaganda y no contarían con subvenciones. "Funcionamos a través de la autogestión. Cada nodo de la PAH repartido por el Estado español se autogestiona", explica desde Parla Ricardo Rosado, portavoz estatal de la plataforma. El movimiento cuenta con una red de cientos de PAH repartidas en distintos territorios.

Observatorio DESC

"Hasta la fecha, los gastos ocasionados para imprimir comunicados, fotocopias, dípticos y pegatinas los hemos costeado de nuestro bolsillo y con una pequeña aportación del Observatorio DESC. Si queremos realizar acciones, imprimir mas dípticos o generar materiales que sirvan para difundir la PAH necesitamos recursos", esgrime la asociación en su portal para pedir donaciones.

El Observatorio DESC es la ONG en la que Colau trabajó antes de saltar a la política y se financia, entre otros medios, a través de un convenio que mantiene con el Ayuntamiento de Barcelona. Según fuentes de la PAH en Cataluña, las "aportaciones" del centro DESC son más de carácter jurídico que financiero, pues la mayor parte de sus ingresos, añaden "se obtiene vendiendo camisetas u organizando actividades como, por ejemplo, conciertos".

La PAH cuenta también con una serie de comisiones, entre ellas la comisión Jurídica y la de Comunicación, que son grupos de trabajo de carácter permanente o temporal que colaboran en su zona de acción para generar y mantener espacios comunes a todas las asambleas. "Nos reunimos de manera asamblearia para exponer los distintos casos de los afectados, ofrecer asesoramiento y ayuda mutua para encontrar apoyos tanto prácticos como emocionales. No se puede cobrar", zanjan. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba