Política

El viaje de Iglesias de la facultad a la vicepresidencia del Gobierno

En apenas cinco años, Iglesias ha tenido que aparcar las posiciones más radicales que defendía antes de dar la sorpresa en las europeas de 2014

"Fuera 'vendeobreros' de la Universidad". Era la consigna que sonó este miércoles en la misma sala de la facultad de Ciencias Políticas donde hace diez años el puesto de orador lo ocupaba la líder de UPyD, Rosa Díez. Esta vez, Pablo Iglesias no estaba entre el público, sino detrás del micrófono como vicepresidente del Gobierno. 

"¿Alguna vez imaginó llegar hasta aquí?", le preguntaban hace dos meses en una entrevista en eldiario.es. "Nunca. Siempre milité en política desde los 14 años, pero desde que me empecé a dedicar a investigar en la Universidad y a ser profesor me veía, en el mejor de los casos, como asesor (...). Y lo veía, además, como algo mucho más interesante, más divertido y menos sacrificado que asumir el protagonismo político en persona. Y ahora, después de lo que he vivido, lo pienso todavía más", respondía. 

Tras su salto de los platós a la Cámara Baja, con una breve parada en Bruselas, Iglesias fue aparcando poco a poco algunos de los postulados más radicales que defendía tras capitalizar la indignación del 15-M. Instalado ahora en el primer Ejecutivo de coalición, el líder de Podemos se topa con la realidad del ejercicio del poder y con el difícil equilibro que debe mantener con los socialistas para que todo no se venga abajo a la primera de cambio. 

"Cuando uno habla sin responsabilidades políticas dice lo que le apetece y cuando uno tiene responsabilidades políticas, está representando muchas cosas. Y por tanto, hay que ser mucho más prudente", comentaba en una entrevista hace cinco años a Jordi Évole. En el primer mes de rodaje del nuevo Gobierno, ya han tenido que tragar varios sapos como el nombramiento de la Fiscal General del Estado o el presidente del CIS, para quienes no hace mucho pedía su dimisión. 

En el momento en que mínimamente nos parezcamos a la casta, estamos muertos"

Pablo Iglesias, en 2014

Aunque el viaje de las aulas al Gobierno también le ha pasado factura en la ejemplaridad de la que presumía en sus inicios. "A nosotros nos van a mirar con lupa. No nos podríamos permitir ni la décima parte de barbaridades que han hecho los gobiernos de este país, precisamente porque nos votan por lo contrario, porque somos distintos. En el momento en que mínimamente nos parezcamos a la casta, estamos muertos", dijo en Salvados en 2014. 

No mucho después afirmaba que Vallecas seguía siendo un barrio popular. "A mí me parece más peligroso el rollo de aislar a alguien, porque entonces no saben lo que pasa fuera. Es decir, este rollo de los políticos que viven en Somosaguas, en chalets, que no saben lo que es coger el transporte público, que no saben lo que cuesta un café...", le decía a la periodista Ana Rosa Quintana. Todos los dedos apuntaron contra él por esas palabras cuando se conoció la compra de un chalet en la localidad madrileña de Galapagar junto a la también ministra Irene Montero.

Transparencia y mandatos

La otra gran bandera con la que se quisieron diferenciar de los partidos tradicionales, quedó sepultada a mediados de 2017. La página web de transparencia donde hasta entonces podían consultarse las nóminas y facturas de gastos nunca volvió a actualizarse.

"Nosotros no estamos aquí para hacer una larga trayectoria política. Yo sé que uno de los mayores peligros que puede haber es que después de cuatro años de ver a Pablo Iglesias en el Parlamento, me vean como uno más. Y eso no lo podemos consentir. Nosotros estamos aquí para cambiar el país y no sabemos si esa oportunidad puede durar un año y a la hora demostrar que no somos como ellos, que nosotros no somos como ellos", abundaba Iglesias en 2015. 

De cara a la tercera Asamblea Ciudadana de Podemos que se celebrará este mes de marzo, Iglesias ya ha dado una vuelta de tuerca al Código Ético del partido para dejar atrás el actual modelo de limitación salarial para los cargos públicos de Podemos y ha propuesto que los mandatos puedan durar más de los doce años fijados ahora como límite, si así lo avalan los inscritos en una consulta interna. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba