Política

Iglesias constata que Sánchez no quiere una moción de censura contra Rajoy

Los líderes de PSOE y Podemos han mantenido este martes su primera reunión tras la reelección del secretario general socialista. Han acordado constituir unos equipos de trabajo para comenzar las reuniones en el mes de julio.

Pedro Sánchez (i) y Pablo Iglesias
Pedro Sánchez (i) y Pablo Iglesias EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido este martes tras su reunión con el líder socialista, Pedro Sánchez, que el PSOE no está por la labor de presentar una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en esta legislatura. "Nosotros, no obstante, vamos a trabajar para convencerles", ha subrayado el líder morado en rueda de prensa en el Congreso.

Iglesias ha afirmado que el encuentro "ha ido muy bien" y que "hemos hablado de plantear una alternativa en términos programáticos y una agenda de trabajo". Pero aquí ha admitido que "el PSOE ve esta agenda de desalojo del PP más dificultosa". Ante ello, han lanzado una advertencia a los socialistas: "Para que nosotros gobernemos vamos a necesitar al PSOE y para que los socialistas lo hagan nos van a necesitar a nosotros", ha enfatizado Iglesias.

Según el dirigente morado, Sánchez le ha propuesto trabajar juntos en medidas relativas a la precariedad de los jóvenes, el desarrollo de la ley de igualdad y el desbloqueo de la renta mínima.

Por su parte, Iglesias ha llevado seis posibles puntos de encuentro: acordar una posición común en el techo de gasto, fijando una cifra alternativa para 2018 y un suelo de ingresos; reforma de las pensiones para reforzar la financiación a través de las cotizaciones sociales, es decir, vía ingresos tributarios; la prestación por hijo a cargo contra pobreza infantil, el CETA ("aquí le hemos planteado la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional"); reformar la negociación colectiva y una proposición de ley de aumento del 7% del salario mínimo cada año. "El feedback ha sido bueno", ha señalado Iglesias.

En su diagnóstico de las conversaciones mantenidas al respecto, el líder morado ha dicho que cree que "nos vamos a poner de acuerdo en el salario mínimo y en reformar la negociación colectiva". También ha visto "cercanía" en la prestación por hijo a cargo y en materia de pensiones. En cambio, Iglesias ha admitido que "tenemos más diferencias con el CETA, pero valoramos el medio paso que ha dado el Partido Socialista", ha saludo tras el paso socialista del voto a favor a la abstención.

El líder de Podemos revela que "es verdad que el PSOE ve dificultades para avanzar con Esquerra Republicana de Cataluña"

En cuanto al techo de gasto, una cuestión "estratégica", el líder de Podemos ha apuntado que la respuestas recibida del PSOE es que "estudiarán nuestra propuesta y nos informarán cuando toque". Aquí ha insistido en pactar una cifra alternativa y suelo de ingresos. Preguntado por Vozpópuli sobre si ha hablado con Sánchez del voto de su socio de listas Pedro Quevedo (Nueva Canarias) para que no vuelva a decantar la balanza en el techo de gasto como ya ocurrió hace algunas semanas en la votación de los Presupuestos de 2017, Iglesias ha contestado que no han abordado la posible posición del diputado de NC.

Así mismo, ha revelado que no han hablado de derogar la reforma laboral de Zapatero, pero sí de hacerlo con la del PP. Sobre la intención de Sánchez de contar con Ciudadanos en ese espacio de "coordinación parlamentaria", Iglesias ha comentado que con el partido de Albert Rivera sólo "se pueden llegar a acuerdos puntuales", como en la reforma del sistema electoral, pero no en asuntos económicos trascendentales como el techo de gasto. 

Iglesias: "Para que nosotros gobernemos vamos a necesitar al PSOE y para que los socialistas lo hagan nos van a necesitar a nosotros"

Iglesias también ha indicado que "es verdad que el PSOE ve dificultades para avanzar con Esquerra Republicana de Cataluña", aunque "nosotros le decimos que es más sensato buscar un acuerdo con ERC que con Ciudadanos, pese a nuestras diferencias" con los independentistas, ha añadido. 

Ambos líderes, que también han hablado de la plurinacionalidad, han acordado formar unos equipos de trabajo, que se van a constituir ya. Se van a encargar de ello las portavoces parlamentarias Irene Montero (Podemos) y Margarita Robles (PSOE) y las reuniones comenzarán este mes de julio.

"Descabalgar" a Rajoy

Pedro Sánchez, por su parte, ha dado su visión de esta reunión no en una rueda de prensa, sino en una entrevista en Al Rojo Vivo de La Sexta. Tras oír desde el plató las explicaciones de Iglesias a los periodistas en el Congreso, el secretario general ha asegurado que no ha negado una moción de censura, pero ha avisado de que se tiene que trabajar para que cumpla el objetivo de "descabalgar" a Rajoy en vez de "fortalecerle", como cree que ocurrió con la fallida de hace unas semanas.

El líder del PSOE ha asegurado que su prioridad es que el líder del PP "no siga siendo presidente del Gobierno", pero esa moción de censura debe ser "trabajada" y lo inmediato es "empezar a cambiar las políticas" de este Gobierno. Para ello, se ha mostrado convencido de que en este encuentro se ha constatado que va a haber "un intento de mayoría alternativa para empezar a desmantelar la acción gubernamental del PP" desde el Congreso.

Esto es empezar "la casa por los cimientos" para Sánchez, que ha asegurado que en esta reunión se ha encontrado con un Pablo Iglesias "mucho más realista" que en 2016, cuando no logró el apoyo de Podemos para ser presidente del Gobierno.  Y la realidad es, a su juicio, que ahora una moción de censura es "muy difícil".

Más claro ha sido después el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, el encargado de comparecer en rueda de prensa en la Cámara Baja después de la reunión de su jefe con Pablo Iglesias. El diputado valenciano ha admitido que "hoy no se dan" los números para que esa moción de censura salga adelante. 

Ábalos también ha respondido al convencimiento del líder del partido morado, que ha pronosticado que los dos partidos se necesitarán si quieren ir a La Moncloa y ha defendido que, aunque hay que "asumir" la realidad que hay ahora, la aspiración del PSOE es gobernar con una mayoría propia, como hicieron en el pasado.

Además, ha rechazado que sea el PSOE el que, con algunas de las decisiones de su nueva dirección, se está acercando a Podemos, y ha ironizado al apuntar que no sabe por qué ese "poder irradiador" se le atribuye al partido morado. Pero lo que está claro, ha dicho, es que quieren entenderse para cambiar las políticas del PP y que los beneficiarios sean los ciudadanos. Y lo harán con esa "agenda común" en la que, tal y como ha señalado Sánchez en la entrevista, ambos partidos coinciden.

Hora y veinte minutos

La reunión ha durado una hora y veinte minutos. Iglesias ha regalado a Sánchez el último número de la New left review, una revista británica de análisis político de izquierdas que ahora edita en español el Instituto 25M, el think tank del partido morado.

Quince meses después de que ambos certificaran su incompatibilidad política, Iglesias ha vuelto a pisar las dependencias del Grupo Socialista. En el despacho de la portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, le esperaba de pie un Pedro Sánchez igual de sonriente que su interlocutor. Al no ser diputado, Sánchez no puede comparar en rueda de prensa, por lo que lo ha hecho en su nombre el parlamentario y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba