Desafío secesionista

La oposición vapulea al candidato: "Nos quiere eliminar de Cataluña"

La oposición constitucionalista vapuleó con fiereza al candidato del ‘dedazo’. Un aspirante a presidente indigno de presidir a los catalanes, vino a ser la teórica general

La oposición vapulea al candidato: "Nos quiere eliminar de Cataluña"
La oposición vapulea al candidato: "Nos quiere eliminar de Cataluña" EFE

La oposición constitucionalista se mostró implacable con un candidato que se ha mostrado contrario a admitir como catalanes a la mitad de Cataluña. Un repaso general de todos los portavoces ca quien se presenta como futuro presidente 'provisional' y en nombre de un prófugo que habita en Berlín.

“Quienes pisotean los derechos de los catalanes no es España, son ustedes”. Inés Arrimadas, líder de la oposición parlamentaria, respondió al discurso de Quim Torra con una descalificación general de sus argumentos. “Esperábamos una modificación, una autocrítica, una modulación”, le espetó la dirigente de Cs, quien insistió en que el aspirante tan sólo se dirige a la mitad de los catalanes. “Vamos a un choque aún más fuerte”.

Arrimadas se mostró sorprendida por la dureza de Torra. “Más leña al fuego, vamos de Guatemala a Guatepeor”.  “Excluyente, identitario, esencialista. La oposición constitucionalista  del Parlament  se mostró unánime y frontal contra las palabras de Torra. “Usted no ha venido para  gobernar, está para dirigir un CDR”, subrayó Arrimadas, en una intervención algo inconexa pero muy contundente.

“Usted no puede ser nunca el presidente de todos los catalanes”, sentenció tras repasar los diferentes pasajes de tuits y de artículos publicados por el designado de Puigdemont. Xenófobos, racistas, despreciativos… “no nos extraña que en Europa sólo los reciban la extrema derecha”.  Pero aquí, “humillar e insultar a España, a los españoles, a los catalanes a los que ustedes desprecian, sale gratis, Cuando insulta a los españoles, usted nos insulta a todos”, señaló.

Miquel Iceta (PSC), en su tono irónico, festivo, simpátivo pero malévolo, lo dejó bien claro desde el principio: “Ustedes no quieren que Cataluña se gobierno desde Madrid pero pretenden gobernarla desde Berlín o Waterloo”. Torra quedó rebajado a su ínfimo nivel de títeres ‘provisional’.  Presidente provisional, temporal, por delegación, eso no es lo que han votado los catalanes, reprochó el portavoz socialista. Es un apaño, una engañifa.

En su tono respetuoso, de inteligencia sutil, aportó una pieza más al debate más. Sólo hablaba usted de la república, palabra que mencionó el aspirante con insistencia hasta la fatiga. “Pero la base de la república es la ciudadanía, no la lengua, o la etnia”. Argumento, destroza. Torra se lo mira con inquina desde el escaño. A veces, sonreía, forzadamente. Otras, mordía el bolígrafo. “Los del PSC hablan el español como los españoles”, era uno de los tuits famosos. Por ese camino, dijo Iceta, no puede ser presidente de todos. Y la pregunta final, que a todos importa: ¿Va usted a mantener la tensión de la anterior legislatura o va a preferir hablar?. Parece que Iceta, y todos los presentes, tenían de sobra la respuesta.

Si es usted presidente el lunes, será porque España es una democracia

Xavier García Albiol (PP) de recordó que si el lunes "es usted presidente el lunes, será porque España es una democracia". El líder del PP catalán le advirtió al postulante que no puede ser presidente quien pisotea los derechos de los catalanes. "Su discurso de esta mañana ha sido incendiario, ha convertido en invisibles a más de la mitad de la sociedad, quiere seguir instalado en el conflicto". No es el líder que necesita la comunidad, no es el referente que estos tiempos precisan. Albiol no estuvo amable con el aspirante. "Cómo pretende recibir el respeto de los diputados si usted mismo dice que el presidente es otro? ¿Qué tipo de broma es esta?

Sergi Sabrià (ERC) efectuó una faena de aliño. Torra no es su candidato. Ni siquiera le agrada. Oriol Junqueras ha tragado con el antojo de Puigdemont. Sergi Sabrià, su portavoz, optó por centrar su mensaje en atacar al PP, al Gobierno español y al Estado. Genérico y muy previsible, habló del valor, coraje, de dignidad del candidato al asumir este desafío. Apuntó que la democracia siempre triunfa, por “mucha represión de un Estado” que no respeta las urnas. Fascismo, violencia, mordazas, cáceles, represión, fue el escenario por el que discurrió su discurso.   

El régimen del 78 también es un pim-pam-púm muy recurrido por los secesionistas en estas sesiones. Sabrià optó también por sumirse en la precampaña de las municipales, en las que ERC se juega mucho. Hasta recordó los comicios del 31. Fue más allá, al hablar de la corrupción, sin mencionar a Pujol, como había hecho en su momento Arrimadas. Se aferró a la república, ‘lo único posible para vivir en democracia’, era el argumento reincidente. Poco recordó a Puigdemont, enemigo nada íntimo de su líder, Junqueras, uno de paseo por Europa, el otro en prisión, y escasas referencias a Torra, salvo las obligadas.

Xavier Domènech (Comunes) fue muy explícito al explicar su no.  “Este no es el gobierno que necesitamos en Cataluña”. El ‘dedazo’ como síntoma, como signo de la casa, como una tradición. “Nos están acostumbrando a votar presidentes que no se presentaron a ser presidentes y que nadie conoce”, añadió. Quizás para Pugidemont es usted el mejor candidato, pero no para los representantes de la mayoría de los ciudadanos de Cataluña. Domènech no traga. No lo acepta, no le gusta el juego de Berlín.

Agradeció las leves disculpas del aspirante a sus malhadados tuits. Pero le preocupa qué es lo que realmente piensa el candidato en un tema clave, fundamental. “¿Qué piensa de los españoles?”. No del Estado, no del Gobierno. Eso es clave. La pregunta fundamental de la tarde, también con una respuesta que todo el mundo imagina. O hasta tiene constancia de ella. “Es el 70 por ciento de catalanes que se sienten españoles”. Y no lo ha explicado. “Si yo hubiera escrito esos tuits nunca me habría presentado candidato a la presidencia, no podría ser presidente quien siente ese odio a los españoles. Un país así de dividido un puede subsistir”. Y

Y dijo más. “¿Cree que puede hacer algo un presidente de cinco meses?” Puigdemont ha asegurado a un diario italiano que habrá convocatoria electoral en octubre. “¿Es usted el presiente de los catalanes o de Puigdemont?”

Carles Riera (CUP), desde el convencimiento tradicional de su formación de que sólo ellos están en posesión de la verdad, recordó que esta sesión tiene lugar por que ni JxCat ni ERC han querido desobedecer al Estado, a la Justicia y al Borbón. Pendientes de la decisión asamblearia de este doming, en la que los antisistema decidirán si Torra es o no presidente, Riera repitió sus ya tradicionales referencias a la lucha del pueblo por encima de las leyes, las instituciones y todo lo demás. Tan gris como petulante.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba