Política

¿Puede fiarse Arrimadas de los otros nueve diputados de Ciudadanos?

La marcha de Marcos de Quinto indica que el grupo parlamentario no es monolítico. María Muñoz también mostró discrepancias y varios diputados se quejaron a Inés Arrimadas por no informarles del primer pacto con Pedro Sánchez

Inés Arrimadas habla desde su escaño.
Inés Arrimadas habla desde su escaño. EP

Ciudadanos ha sufrido esta semana la marcha de Marcos de Quinto, el más conocido de los fichajes estrella que Albert Rivera realizó el año pasado y que el 10-N llegó a ocupar la plaza de 'número dos' en la lista naranja por Madrid. Vozpópuli fue el primer medio en desvelar que el exdirectivo de Coca-Cola había amagado con votar 'no' al pacto con Pedro Sánchez para la cuarta prórroga del estado de alarma, en disconformidad con el giro estratégico que había tomado Inés Arrimadas. 13 días después dejó el partido liberal y el acta de diputado al ver que se cocinaba un nuevo pacto con el Ejecutivo para la quinta prórroga.

El adiós de De Quinto, amable en las formas y sin los decibelios de Juan Carlos Girauta, indica que el grupo parlamentario de Ciudadanos no es tan monolítico como se pensaba. El ya exportavoz de asuntos económicos se sintió más cómodo con la firmeza que exhibía Rivera contra Sánchez que con la mano tendida de Arrimadas en esta pandemia. Ahora bien, votó 'sí' en los dos pactos para extender la alarma por disciplina al partido, lo que demuestra que no es fácil saltarse las órdenes del grupo parlamentario.

Al igual que Arrimadas, los restantes nueve diputados vienen de la etapa Rivera y en las últimas semanas algunos de ellos se han quejado con la dirección por no informarles de la negociación de los pactos entre Cs y el Gobierno de PSOE y Podemos. He aquí el perfil de cada uno de ellos ante la pregunta de si alguno se saltará la disciplina de voto cuando lleguen las votaciones más delicadas:

Edmundo Bal

Edmundo Bal.
Edmundo Bal. Cs

Licenciado en Derecho y abogado del Estado en excedencia, Bal (1967) se hizo famoso por su defensa del delito de rebelión en la instrucción judicial del caso del 'procés', lo que provocó que fuese purgado. Tras ello dio el salto a la política con Rivera en calidad de independiente. Consiguió el acta el 28-A y se afilió a Cs en junio del año pasado tras la dimisión de Toni Roldán y el pulso de los críticos.

Lo hizo para fortalecer el liderazgo de Rivera que había quedado en entredicho y entró al mismo tiempo que el citado De Quinto, el aragonés Daniel Pérez, el mallorquín Joan Mesquida o la valenciana María Muñoz. Todo ellos con la vitola de independientes. Pese a ello, Bal es visto dentro del partido como representante del ala socialdemócrata, de ahí que se sienta cómodo con el giro de Arrimadas.

El portavoz adjunto del grupo naranja en la Cámara baja ha sido elegido por la presidenta de Cs para sustituirla en el hemiciclo y en las convocatorias públicas mientras esté de baja por maternidad, así que su fidelidad a la nueva líder de Cs está fuera de dudas. 

José María Espejo-Saavedra

José María Espejo-Saavedra.
José María Espejo-Saavedra. EFE

Licenciado en Derecho y con un máster en Derecho Concursal, Espejo (1976) fue letrado de la asesoría jurídica de CaixaBank hasta 2012, momento en el que dio el salto a la política junto a otros catalanes constitucionalistas coetáneos de Rivera.

Con una larga trayectoria en el Parlament de Cataluña entre 2012 y 2019, a Espejo le tocó vivir la deriva independentista y el desenlace del referéndum ilegal del 1-O en 2017. Aquel desafío de ERC y JxCat lo vio desde la Mesa donde la mayoría independentista iba aplicando un rodillo que acabó en los tribunales por vulnerar reglamentos y obviar los informes de los letrados.

Espejo salió de Cataluña al mismo tiempo que Arrimadas huyendo del acoso independentista. Subió peldaños en la Ejecutiva de Rivera con el cargo de secretario de Acción Institucional y con ella ya en la presidencia de Ciudadanos, ha mantenido un importante papel dentro del organigrama naranja a diferencia de lo que les ocurrió a José Manuel Villegas, Fran Hervías o Fernando de Páramo

Poco dado a salir ante los medios, se ha convertido en la persona que ha negociado junto a Arrimadas los principales acuerdos políticos de Ciudadanos tras la marcha de Rivera, desde el acuerdo para confluir junto al PP en las elecciones vascas a los dos últimos pactos con Pedro Sánchez para prorrogar el estado de alarma. Su sintonía con Arrimadas es absoluta.

Sara Giménez

Sara Giménez .
Sara Giménez . EFE

Licenciada en Derecho y una de las caras más visibles de la comunidad gitana en España, Giménez (1977) fue captada por Rivera por su trabajo al frente de la Comisión contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) del Consejo de Europa.

Diputada primero por Huesca el 28-A y luego por Madrid el 10-N, esta abogada en ejercicio entró como independiente de la mano de Rivera y se afilió a la formación naranja en julio del año pasado junto a José Ramón Bauzá, el expresidente del PP en Baleares que ahora está de eurodiputado de Cs en Bruselas. 

Al igual que Bal, Giménez tiene un perfil moderado y nunca ha dado signos de indisciplina dentro del grupo parlamentario. Curiosamente, sus portavocías en comisiones de carácter social durante la pasada legislatura fallida provocaron malestar en Patricia Reyes, quien tras no lograr el escaño en noviembre se fue a la empresa privada -concretamente, al Real Madrid- y no ha querido regresar ahora a la plaza que había dejado libre De Quinto.

María Muñoz

María Muñoz.
María Muñoz. EFE

Licenciada en Derecho y con posgrados en Derecho Urbanístico y Mercados Financieros, esta abogada valenciana es experta en asesoramiento financiero para la banca privada, lo que le permitió convertirse en 'influencer' económica en Twitter bajo el pseudónimo de 'Mariadelamiel'.

Muñoz (1978) entró en Ciudadanos como independiente con el apoyo y promoción de Toni Cantó. Se afilió en junio del año pasado tras el primer envite de los críticos a Rivera y ahora, tras la salida de Marcos de Quinto, es el puntal más frágil del andamiaje parlamentario de Cs.

La diputada se posicionó junto a De Quinto tras conocer el pacto de Cs con el Gobierno de Sánchez en la cuarta prórroga. Según desveló Vozpópuli el pasado jueves, advirtió a sus compañeros de la bancada naranja que estaba de acuerdo con lo que decía De Quinto, que no se encontraba conforme con el acuerdo y que barajaba la posibilidad de votar en contra, aunque ella lo desmintió a este medio por boca de un portavoz de Cs. 

Durante el estado de alarma ha tenido protagonismo al ser la diputada de Ciudadanos que a finales de marzo subió al estrado para defender la posición del partido en la primera prórroga. En aquella ocasión, Arrimadas ya se había confinado en su domicilio -sólo ha ido al Congreso para el debate y votación de la cuarta prórroga- y Bal aún no había pasado la cuarentena domiciliaria que se autoimpuso tras superar el coronavirus.

Pese a que Muñoz expresó sus reservas con el acuerdo de la cuarta prórroga, luego en la quinta no ha puesto objeciones y no se plantea seguir los pasos de De Quinto y dejar el acta, subrayan las fuentes consultadas. Ella misma ha secundado en las redes el 'sí' a las últimas prórrogas, algo que el exdirectivo de Coca-Cola no llegó a hacer desde que se supo su disconformidad con el giro de Arrimadas.

Guillermo Díaz

Guillermo Díaz.
Guillermo Díaz. EFE

Licenciado en Derecho y experto en mediación civil, Díaz (1978) lleva desde 2016 como diputado de Cs, así que es su tercera legislatura. Es uno de los referentes del partido naranja en Andalucía. En especial, en la zona de la Costa del Sol ya que su acta es por la provincia de Málaga.

Gerente de complejos de exhibición cinematográfica y autor de libros de historia -'Hipatia de Alejandría' y 'Las mentiras del cine bélico'-, este abogado llegó a la política de la mano de Rivera y ahora es el portavoz del partido en la Comisión de Sanidad que analiza la pandemia.

Durante la gestora, Díaz ejerció como secretario de Comunicación de Cs, pero ahora Arrimadas quiere diluir este área tras la etapa de Fernando de Páramo para hacerla transversal y sin el peso interno que tuvo con Rivera, de ahí que algunos compañeros le vean desubicado a la espera de que la nueva presidenta designe funciones. Pese a ello, en las últimas semanas ha sido de los pocos diputados que ha estado informado puntualmente de las negociaciones de Arrimadas con Sánchez.

En Málaga, sin embargo, hay turbulencias con la sorprendente baja del partido del concejal Juan Cassá, quien se ha pasado al grupo de los no adscritos y ha dejado sin mayoría absoluta al pacto que gobierno que sellaron PP y Cs. Ambos partidos se han quedado ahora con 15 ediles, los mismos que PSOE y Adelante Andalucía, por lo que Cassá desnivelará las votaciones a un lado u otro según le convenga. Y el riesgo de una moción de censura en la sexta ciudad de España es muy alto.

Marta Martín

Marta Martín.
Marta Martín.

Catedrática de Ciencias de la Información, Martín (1972) es la diputada más veterana del grupo parlamentario ya que salió elegida por Alicante en las elecciones de diciembre de 2015. Es su cuarta legislatura. Está al frente de las portavocías de Asuntos Exteriores y Educación.

Experta en comunicación sanitaria, fue la primera diputada que inquirió al Gobierno "por el virus de Wuhan" en una pregunta parlamentaria registrada el 22 de enero cuando el patógeno apenas había salido de China, las cifras aún eran insignificantes si se comparan con ahora y el riesgo de que llegase a España era todavía bajo.

Martín ha perdido peso orgánico en los últimos meses. Formaba parte del Comité Ejecutivo de Rivera, pero ahora Arrimadas no le ha incluido en dicho órgano que se reúne una vez al mes y ha preferido que esté en el Consejo General, formado por 125 miembros, todos ellos de la lista 'oficialista'.

Su abstención en junio del año pasado en la famosa reunión de la Ejecutiva naranja tras la dimisión de Toni Roldán, junto a otros críticos que luego fueron purgados por Rivera -caso de Ignacio Prendes u Orlena de Miguel-, dio pie a todo tipo de conjeturas, pero ella siempre explicó que se decantó por esa opción porque no estaba de acuerdo con votar en aquellas circunstancias tan dramáticas para el partido.

Pablo Cambronero

Pablo Cambronero.
Pablo Cambronero. Cs

Licenciado en Derecho y máster en Práctica Jurídica, Cambronero (1979) es policía nacional en excedencia desde que ingresó en política de la mano de Ciudadanos. En su anterior etapa como agente fue portavoz del sindicato policial UFP y ahora está al frente de las portavocías de Defensa, Interior y Seguridad Vial. 

Primero entró como diputado autonómico en el Parlamento andaluz y tras unas primarias internas ha sido el representante naranja por la provincia de Sevilla en las dos últimas generales. Bien avenido con las diferentes familias políticas de Cs en esta región, ha sabido sortear la transición de Rivera a Arrimadas sin ningún problema.  

María del Carmen Martínez

María del Carmen Martínez
María del Carmen Martínez

Diplomada en Empresariales y de profesión sumiller, Martínez (1979) fue la gran sorpresa de Cs en las elecciones del 10-N ya que consiguió retener su escaño por Cádiz en medio de la debacle naranja. Proviene de Jerez de la Frontera, la localidad familiar de Arrimadas, y es conocida por su empresa Miss Catas de catering vinícola.

Entró en las listas de Cs como independiente y ahora está en el Congreso de los Diputados al frente de las portavocías de Hacienda, Agricultura e Industria. Al igual que Cambronero, es una de las caras nuevas de la formación naranja.

Miguel Gutiérrez

Miguel Gutiérrez.
Miguel Gutiérrez. EFE

Miguel Gutiérrez (1964) ocupará a partir de esta semana el escaño de Marcos de Quinto. Este ingeniero técnico formó parte del núcleo duro de Rivera y llegó al Congreso en 2015. En las últimas legislaturas ocupó el puesto de secretario general del grupo parlamentario, el equivalente a coordinador.

Su regreso a la Cámara baja es un refuerzo para el equipo de Arrimadas, aunque puede colisionar con algunos de sus compañeros. Por ejemplo, Espejo ya ostenta el cargo de secretario general del grupo y Cambronero está al frente de la Comisión de Interior que él llevó durante la anterior etapa.

Gutiérrez perdió peso orgánico con la llegada de Arrimadas a la presidencia de Cs, sobre todo tras haberse quedado sin escaño el 10-N. Salió de la Ejecutiva Permanente, el sanedrín que se reúne todos los lunes, y estaba ultimando su incorporación al Gabinete del vicepresidente madrileño y líder de Cs en la región, Ignacio Aguado, pero la dimisión de De Quinto le ha permitido regresar a la Carrera de san Jerónimo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba