Política

Flores para Franco en La Almudena: "Ya no quedan tumbas libres, pero él cabe perfectamente"

En la víspera del Día de Todos los Santos, mientras un hombre profana la tumba del dictador en el Valle de los Caídos, los visitantes de la cripta de la Catedral de la Almudena se agolpan delante de la lápida de su hija: "Aquí es donde le van a traer ahora"

En el centro, la tumba donde yacen los restos de la hija y el yerno de Franco en la cripta de La Almudena.
En el centro, la tumba donde yacen los restos de la hija y el yerno de Franco en la cripta de La Almudena. Vozpópuli

Son las 11.00 horas de la víspera del Día de Todos los Santos y, al mismo tiempo que el artista Enrique Terneiropinta la tumba de Franco en la Basílica del Valle de los Caídos, la dueña de una floristería coloca con delicadeza una maceta con un par de orquídeas blancas y un lazo rojigualdo en la que podría convertirse en su nueva lápida dentro de la cripta de la Catedral de la Almudena. "Siempre tienen flores, pero no puedo decir quiénes se las envían".

Allí, entre cuatro de las más de 395 columnas que sostienen la cripta neorománica, yacen los restos de la hija y del yerno del dictador, Carmen Franco Polo y Cristóbal Martínez-Bordiú. "Ya no quedan tumbas libres, pero Franco cabe aquí perfectamente", explica un voluntario de la Iglesia ante la atenta mirada de un grupo de visitantes de la tercera edad. "En la lápida de su familia hay espacio para cuatro ataúdes y ahora solo hay dos", detalla.

El hombre, con notables nociones de arquitectura e historia, se muestra preocupado por la presumible peregrinación que pueda darse si el cuerpo del dictador, que fue momificado, termina en La Almudena. "A mucha gente le gusta más la cripta que la catedral, pero si la inhumación de Franco se hace aquí, puede que cambie el perfil de los visitantes y algunos vengan sólo a ver su sepulcro", lamenta.

Detalle de las flores que decoran la lápida de los Franco en La Almudena.
Detalle de las flores que decoran la lápida de los Franco en La Almudena. Vozópuli

Lejos de lamentarse, un par de amigas vecinas de Madrid celebran que los restos de Franco puedan ser trasladados al centro de la capital. "La familia no entierra a un dictador, entierra a su abuelo. Pedro Sánchez no debería haber sacado este tema, nadie se acordaba de él, pero es que, encima que le van a exhumar sin que mucha gente quiera, ¡ahora pretenden decirle a la familia dónde lo tiene que meter!", estalla una de ellas.

"No contaba [el presidente del Ejecutivo] con que tenían una tumba aquí... Pues ahora que se aguante. Muchas familias católicas disponen de ellas, ¿por qué no van a poder ellos traerle aquí?", se pregunta su acompañante alumbrada por uno de los focos de luz tenue repartidos por la cripta. "Todos los muertos somos iguales", defiende.

"La familia no entierra a un dictador, entierra a su abuelo", dice una señora en La Almudena

En efecto, son decenas las familias que disponen de lápidas. Las hay, incluso, que ocupan alguna de las 18 capillas de la cripta. "Aquí las tumbas no se han comprado ni se han vendido en ningún momento, solo se han adquirido con donaciones", matiza una de las trabajadoras del lugar. "Las familias que hacían donaciones para la construcción de La Almudena, como los Franco, se vieron recompensadas con lápidas o capillas, dependiendo de sus aportaciones y de los espacios que quedaban", explica.

Los 'vecinos' de los Franco

La familia se hizo con su nicho en 1987, seis años antes de que la gran catedral se inaugurase en 1993 después de cien años de obras. Lo adquirió la hija del dictador. A la izquierda, reposan los restos de los San Juan, una familia de abogados hasta ahora solo conocida en El Bierzo, donde disponían de una casa solariega repleta de muebles del siglo XVIII que fue desvalijada, según publicó el Diario de León.

A la derecha de los Franco, se sitúa la lápida de José Garbizu Rodríguez y su familia. Poco se sabe de ellos salvo que el BOE del 1 de julio de 1945 le identifica como uno de los "Maestros Nacionales de Enseñanza Primaria" procedente de Toledo. Si bien los vecinos de la familia Franco no son tan conocidos, sí hay otros protagonistas de la historia de España reposando en las catacumbas.

Desde los marqueses de Urquijo hasta Chueca, pasando por el director general de Seguros Santa Lucía: otros 'conocidos' yacen en la cripta

Desde altezas reales, infantes de España y príncipes –entre ellos los de Baviera– hasta miembros de la alta nobleza -como los marqueses de Urquijo-, pasando por directivos de empresas -como el dueño de los Recreativos Franco o el director general de Seguros Santa Lucía- cuentan con sepulcros en alguna de las cinco naves de la cripta.

Además, yacen los restos del artífice del proyecto original de La Almudena, el marqués de Cubas, y de Fernando Chueca, que se encargó de concluir las obras. Junto a los dos arquitectos, y contra todo pronóstico, los restos del dictador español podrían reposar pronto en el templo, a dos pasos de su rincón favorito para darse un buen baño de masas: la Plaza de Oriente

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba