CETA

Los nacionalistas dejan en ridículo a Sánchez y permiten aprobar el CETA

PNV, PDECat y CC, además de PP y C's, apoyan en el Congreso el tratado de libre comercio entre Europa y Canadá. Sólo el PSOE se abstiene y la vicepresidenta le lanza una advertencia: "No se puede ser equidistante entre más Europa o más Pablo Iglesias", en alusión al líder de Podemos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez EFE

El primer giro del PSOE tras la restauración de Pedro Sánchez como secretario general del partido, el paso del apoyo al CETA a una improvisada abstención, se ha saldado con un pésimo resultado para la formación socialista. No sólo porque el tratado ha recibido el apoyo mayoritario del Congreso, al margen del PSOE, sino porque los nacionalistas vascos y catalanes han dejado en ridículo a Sánchez por su dudoso europeísmo y la falta de un modelo económico bien definido. A ello se ha unido, además, la intervención atropellada, nerviosa y sin sólidos argumentos que ha realizado desde la tribuna el diputado socialista Pere Joan Pons.

Del banco azul ha sido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha defendido la ratificación del CETA y lo ha hecho advirtiendo al PSOE del riesgo que corre si sigue los pasos de Podemos. "No se puede ser equidistante entre más Europa o más populismo, entre más Europa o más Pablo Iglesias", ha subrayado.

La número dos de Mariano Rajoy ha recordado también unas declaraciones del eurodiputado socialista Sergio Gutiérrez, quien el pasado febrero manifestó: "Yo sinceramente creo que el CETA es el acuerdo más avanzado de los que ha hecho la Unión Europea". Tras citar estas palabras del compañero de Sánchez, Santamaría ha recalcado que en estos meses el tratado no ha sufrido ninguna alteración. "Lo único que ha cambiado desde entonces es el afán de algunos por liderar la oposición, algo en lo que no han dudado incluso en hacerse oposición a sí mismos", ha sentenciado.

Así mismo, la vicepresidenta ha destacado que apoyar el CETA es "aportar por el crecimiento y la creación de empleo". "No es sólo un acuerdo de libre comercio, sino también un avance en la construcción del proyecto europeo. Más libertad, más prosperidad y más derechos para todos los ciudadanos. No permitamos que sean las ideas más extremas las que acaben con la Unión Europea", ha remachado Santamaría.

En cambio, por su parte, el diputado socialista Pere Joan Pons ha pedido preguntarse "por qué tantos ciudadanos ahí fuera ven este tratado como una amenaza". "Defendemos el libre comercio pero con reglas, las de la Europa social. Hay margen de mejora para la gobernanza europea", ha subrayado. Al mismo tiempo, ha manifestado que, a juicio de su partido, existe "un déficit de dignidad en Europa que ha aumentado con Trump, el Brexit y el auge de los partidos xenófobos". 

En un ejercicio de equilibrismo, Pons también ha dicho a Unidos Podemos, ERC, Compromís y Bildu, todos ellos contrarios al CETA, que "para refundar Europa hay que mejorar esos tratados", por lo que ha propuesta una comisión de estudio para los próximos tratados de este tipo donde se pueda contar con la opinión de los agentes sociales. 

Oportunidad para las pymes

Desde el PDECAT, su portavoz parlamentario, Carles Campuzano, ha instado a Sánchez a que se inspire en la "socialdemocracia de Suecia, Dinamarca o Alemania" y apoye este tratado, al igual que hacen sus socios en el Parlamento europeo. "Si Europa no puede negociar un acuerdo comercial con Canadá, no va a poder hacerlo con ningún país del mundo. Es una magnífica oportunidad para las pymes. Quien diga lo contrario engaña a la opinión contraria", ha enfatizado Campuzano.

En este sentido, el portavoz del PNV en el Cámara baja, Aitor Esteban, también ha insistido en que el tratado "abre posibilidades a las pymes, no a las multinacionales, que no necesitan estos acuerdos para llegar a todos los países". Tras ello, Esteban ha querido también desmontar el argumentario socialista que justifica su abstención. "Debe quedar claro que los estándares laborales o medioambientales, donde sólo puede haber unas pocas diferencias entre Europa y Canadá, quedan excluidos del tratado. Así que ningún miedo sobre este tema", ha apostillado.

La diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, ha señalado que "en un momento en que están en cuestión los valores europeos, hay que estar con Europa. Somos profundamente europeos", ha añadido.

La "llave de Europa"

Igualmente, las ventajas del CETA para las pymes han sido puestas en valor por el portavoz de Ciudadanos, Albert Rivera. El líder naranja, tras recordar que Europa lleva siete años negociando este tratado, ha afirmado que gracias a su contenido "las pymes puedan ser más fuertes. Quienes se oponen a este tratado, no confían en España, en nuestros productos y en nuestras empresas", ha criticado Rivera, dirigiéndose al PSOE por su abstención y a Podemos por su voto en contra.

El dirigente centrista ha saludado que este acuerdo sea con un "gobierno canadiense liberal y progresista" y ha aprovechado aquí para lanzar también una pulla al Gobierno: "Ojalá España estuviera liderando como Canadá la lucha contra el cambio climático en materia de energías renovables". Rivera ha terminado su intervención señalando al PSOE que "la llave de Europa" ya no está en su mano, como decía Felipe González, sino en la de Ciudadanos.

Podemos acusa a los nacionalistas de "votar contra la soberanía popular, contra su pueblo, al que tanto dicen defender"

Por Unidos Podemos, su responsable de Asuntos Internacionales, Pablo Bustinduy, ha aplaudido la abstención de PSOE, pero ha afirmado que "es insuficiente". Además, ha apuntado a la nueva portavoz socialista en el Congreso, la jueza en excedencia Margarita Robles, que "no hay dudas sobre la inconstitucionalidad del tratado". Por ello, Unidos Podemos va pedir en el Senado el control de constitucionalidad para el CETA y también tiene previsto recurrirlo ante el TC para que "nunca vea la luz". El diputado morado ha atacado especialmente a los nacionalistas de PNV, PDECat y CC y les ha espetado que "votando a favor del CETA están votando otro artículo 135 y están votando contra la soberanía popular, contra su pueblo, al que tanto dicen defender".

El debate lo ha cerrado el diputado del PP José Ramón García Hernández, quien ha criticado que el PSOE haya pasado de defender el CETA a "un 'no es no' que se estira como un chicle". "No le hagan un favor a Venezuela -ha afirmado García Hernández en referencia a Podemos- y no permitan que les fraccionen, que nos fraccionen", ha pedido a la bancada socialista. Además, ha emplazado a Pedro Sánchez a preguntarse si no entró en política para "mejorar la vida de los españoles".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba