Juicio del 'procés' Un mando de los Mossos confirma que avisó a Puigdemont del riesgo de "escalada de violencia" el 1-O

Manuel Castellví dice que tanto Puigdemont como Junqueras contestaron que mantendrían la consulta porque era un “mandato del pueblo”

El informe de los Mossos alertando del riesgo de violencia el 1-O
El informe de los Mossos alertando del riesgo de violencia el 1-O Tere García

Los Mossos d'Esquadra informaron al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdedmont de que podía haber una “escalada de violencia” el 1-O. Vaticinaron incidentes con la Policía, episodios de resistencia activa e indicaron que no se podía llevar a cabo la consulta después del auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obligaba a actuar a las fuerzas de seguridad. Sin embargo, ni el el líder catalán ni su vicepresidente, Oriol Junqueras, consideraron eso motivos suficientes para desconvocar la consulta y decidieron seguir adelante.

Esta declaración es clave para las acusaciones ya que, en el marco del delito de rebelión que defiende la Fiscalía, acusan a la Generalitat de asumir la violencia como una herramienta para lograr el objetivo de la independencia

Así lo ha narrado en el juicio del procés del Tribunal Supremo el que fuera jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos Manuel Castellví. En su declaración como testigo, ha desvelado el contenido de una reunión mantenida por él y otros mandos policiales el 28 de septiembre en la sede de la Generalitat. Estaban presentes Puigdemont, Junqueras y el exconseller de Interior, Joaquim Forn. Por parte de los Mossos estaban el majorJosé Luis Trapero, Ferrán López, Juan Carlos Molinero y el propio Castellví.

El expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada, este martes, a la delegación de la Generalitat en Berlín.
El expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada, este martes, a la delegación de la Generalitat en Berlín. EFE

Durante el interrogatorio, ha reconocido que se sintió “frustrado” al término de ese encuentro. El fugado Puigdemont les contestó que tenía “un mandato del pueblo” para llevar a cabo el referéndum, que se saldó con centenares de heridos en las calles entre votantes y policías. En la misma línea se mostró Junqueras, el principal acusado en el Supremo. Les dijo que “entendía la situación, pero que efectivamente el Gobierno llevaría adelante el referéndum”, según ha recordado Castellví, quien ha ubicado a Forn en el lado de la Generalitat y no con los mandos de los que era responsable.

El mismo día de esa reunión, la Generalitat celebró la Junta de Seguridad con los responsables del Ministerio del Interior, quienes también pidieron a los líderes del Govern que desconvocaran la consulta en aras de proteger la seguridad ciudadana. Tan solo unas horas antes, la tarde del 27 de septiembre, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña había dado órdenes a la Policía, la Guardia Civil y los Mossos de evitar la votación.

"Concienciar al Govern"

Castellví ha declarado a preguntas del fiscal Javier Zaragoza que el día 26 ya había habido una primera reunión con los responsables de la Generalitat en la que él no estuvo presente, pero en la que se les había trasladado el mismo mensaje. ”El propósito era concienciar al Gobierno”, ha dicho este jefe de Información, sudando y visiblemente nervioso durante su declaración en el alto tribunal.

Ha confesado que el día 28, él mismo hizo “una explicación del análisis de previsiones”. “Informo de que el escenario es que habrá una gran movilidad, llamadas para ir a los colegios, que será una participación muy cuantiosa y que, aunque se están llamando a las personas para que lo hagan sin violencia, este hecho no quita que cuando la fuerza (policía) vaya a actuar, esa actitud pasiva de esos grupos se pueda transformar en activa”, ha relatado.

Castellví ha ofrecido estos detalles después de ser preguntado por el un informe que había elaborado su Departamento que adelantó este periódico. En él se analizaban los escenarios de riesgo de cara al 1-O y sostenía “se pueden vivir momentos de tensión que en algunos puntos podrían traducirse en enfrentamientos ya que las fuerzas y cuerpos de seguridad intentarán desalojar”.

"Gran preocupación"

Hoy el mando se ha ratificado en esas conclusiones. “Nuestra gran preocupación es que personas de este ámbito entraran en estas movilizaciones. Cualquier concentración o cualquier manifestación la gran preocupación es que la masa, como se modula en cuanto a su agresividad, esa inclusión que 10, 20, 30 personas que amparándose en esa masa pudiera contagiar a la masa para actuar pues rompiendo cristales, etcétera”. En ese sentido, ha dicho que el documento avisaba de que “cuando aparezcan las fuerzas de seguridad, y ya que intentarían desalojar, allá se producirá el enfrentamiento”.

El propio José Luis Trapero ya admitió estos avisos a Puigdemont ante a la juez de instrucción de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, según fuentes presentes en su interrogatorio.

El informe vaticinaba "escenarios de conflicto" con los CDR y una "escalada de violencia"
El informe vaticinaba "escenarios de conflicto" con los CDR y una "escalada de violencia" Vozpópuli

La concepción de los CDR

Castellví también ha dedicado un apartado de su declaración a explicar los hoy conocidos CDR, que nacieron bajo el nombre de Comités de Defensa del Referéndum. Los Mossos d’Esquadra los detectaron por primera vez en junio de 2017 a través de las redes sociales. "Pero tenemos constancia de que el primer CDR es de abril", ha puntualizado este jueves Castellví. Según el mando de la policía autonómica, los comités tienen un perfil "heterogéneo y transversal", comprendido por personas del "tejido asociativo" catalán: con vinculaciones a la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o la CUP.

"Uno de los grandes retos cuando nace un grupo es ver si alguna individualidad radical entra en alguno de estos grupos. Teníamos constancias de 42 CDR", ha señalado. El objetivo principal era promover la acción del referéndum, ya fuese "a través de una chocolatada o una asamblea". En ese momento, desde el Cuerpo de Mossos no veían “una organización”.

A medida que se acercaba el 1-O, creció el número de comités. “Sobre todo el mes de septiembre, que en Cataluña hubo 300 manifestaciones o concentraciones, los veíamos cada vez más presentes", ha puntualizado. Una vez superada la consulta, cambiaron de nombre y la última letra de sus siglas pasó a significar República. Comités de Defensa de la República. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba