Moción de censura El sector radical de Podemos se aleja de Iglesias y apoya el plan de Puigdemont

La corriente Anticapitalistas señala en un comunicado que "la celebración del referéndum desobediente en Catalunya contribuiría sin duda a acelerar el proceso destituyente en el resto del Estado español".

El eurodiputado de Podemos y dirigente de Anticapitalistas, Miguel Urbán.
El eurodiputado de Podemos y dirigente de Anticapitalistas, Miguel Urbán. EFE

"La celebración del referéndum desobediente en Catalunya contribuiría sin duda a acelerar el proceso destituyente en el resto del Estado español, contribuyendo a profundizar la democracia y a debilitar al régimen del 78", afirma la corriente Anticapitalistas en un comunicado difundido este lunes. De esta forma, el sector más radical de Podemos se ha desmarcado claramente de la línea oficial del partido morado, que aboga por una consulta pactada con el Estado, y ha abrazado el plan de referéndum unilateral lanzado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

"Apoyamos el referéndum del 1 de octubre, y llamamos a toda la izquierda del Estado español a organizar la solidaridad con los derechos democráticos del pueblo catalán", asegura en un comunicado la corriente del portavoz en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán, con la que simpatiza el secretario general del partido en Cataluña, Albano-Dante Fachín.

De hecho, Anticapitalistas ha lanzado este comunicado precisamente cuando la dirección de Podemos en Cataluña está a punto de cerrar el debate que ha abierto con sus bases sobre la postura a adoptar, después de que Fachín defendiera la necesidad de participar en la consulta, pero entendiéndola como "un acto de movilización cívica". Iglesias no ha acogido especial entusiasmo este posicionamiento y ha reiterado en más de una ocasión que su partido trabaja por una consulta negociada en la que voto de la formación morada sería 'no' a la independencia de Cataluña. 

Así, la dirección estatal ha querido dejar claro en todo momento su rechazo al referéndum unilateral como la solución a la crisis territorial. De este modo, aunque se mueve en una ambigüedad calculada, la cúpula del partido morado ha evitado respaldar la consulta, como sí han decidido hacer este lunes sin reservas los trotskistas.

Según esta corriente, que tras la Asamblea de Vistalegre II consiguió entrar por primera vez en la Ejecutiva estatal de Pablo Iglesias, es preciso "tender puentes entre las clases populares del resto del Estado y las catalanas frente a la clase dominante".

Según exponen en su comunicado, el "tender puentes" pasa "por ser capaces de tejer relaciones de solidaridad crítica y generosa, en donde la defensa de los intereses comunes no excluya las demandas particulares". En esta línea, argumentan que, a su juicio, "las leyes no están por encima de la democracia". "Defender el derecho a decidir es defender un derecho democrático fundamental", añaden.

Aunque reconocen como "obvio" que tienen "diferencias profundas con las fuerzas que dirigen el proceso independentista catalán", por sus "políticas neoliberales contra el pueblo catalán que dicen defender", aseguran que "el referéndum es una demanda mayoritaria en Catalunya" y que cuenta "con un amplio apoyo de sectores no independentistas". "Negarlo es negar la democracia y abriría el camino a posiciones peligrosas, en donde 'votar y decidir' se convierte en una 'cesión' de las clases dominantes, dejando de ser un derecho del pueblo", asegura el texto difundido.

"Fundamentalismo constitucional"

También dedican parte del comunicado a criticar al PP, PSOE y Ciudadanos por sostener "una posición inmovilista, basada en el 'fundamentalismo constitucional', que niega sistemáticamente al pueblo catalán el derecho a decidir su relación con el resto del Estado". "Es obvio que esta política tiene por objeto polarizar el escenario político y utilizar el 'chovinismo' español para cerrar filas en torno a un gobierno autoritario, corrupto, al servicio de los grandes poderes económicos", denuncian.

"La posición visceralmente antidemocrática del 'bloque constitucional' español sólo refleja los límites de la propia Constitución y la incapacidad de este bloque de organizar el Estado mediante el consenso, recurriendo así a métodos cada vez más autoritarios", añaden.

Así mismo, la revista afín a Anticapitalistas, denominada Viento Sur, ha publicado un artículo titulado Llamada a las izquierdas: unilateralidad y fraternidad que va en la misma línea que el citado comunicado. En concreto, el texto, firmado por el activista David Caño y por Marc Casanovas, miembro de la corriente trotskista, señala que "la apuesta por referéndum unilateral, esencialmente coherente, tanto desde un punto de vista soberanista como independentista, debe ser el punto de encuentro de las izquierdas, incorporando, sin embargo, también, la otra pata en el relato: la del reconocimiento y la fraternidad, mediante un auténtico proceso constituyente por abajo, que podría hacer levantar, ahora sí, este nuevo bloque histórico de soberanía real para las clases populares en el sur de Europa".

Crítica a Colau

Además, el artículo cuestiona la postura que mantienen los 'comunes', liderados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que reclaman un referéndum "con garantías". "Pensamos que sería un error poner limitaciones jurídicas, el famoso choque de legalidades, ante este desbordamiento democrático y democratizador de la sociedad civil catalana, al tiempo que la actitud pasiva y expectante de los comunes ante este punto de tensión que articula en la actualidad una de las principales contradicciones de la política catalana los aboca cada vez más a una posición periférica de la centralidad política que habían sabido ganar en las elecciones municipales y generales", subrayan los autores.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba