Cataluña

El independentismo ignora el "gobierno de concentración" de Iceta

La idea del líder de los socialistas catalanes para formar un Ejecutivo con miembros de todos los partidos fue rechazada de plano por los separatistas

El líder del PSC, Miquel Iceta, durante su intervención en la segunda jornada del pleno de investidura.
El líder del PSC, Miquel Iceta, durante su intervención en la segunda jornada del pleno de investidura. EFE/Alberto Estévez

Dicen en su entorno que no era más que una "sugerencia" como salida al bloqueo institucional. Un planteamiento teórico para un contexto "excepcional" como el que atraviesa la política catalana. Pero el "gobierno de concentración con presencia de todos los partidos" insinuado este lunes por el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, no dejó a nadie indiferente. 

Sobre todo porque Ferraz había lanzado un mensaje contundente esa misma mañana. "Nosotros no tenemos nada que ver con la causa independentista, que es insolidaria. Que nadie nos busque ahí ni a nosotros ni al PSC", había dicho la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, dejando en el tejado de los separatistas la potestad de buscar un candidato viable para la investidura.

La número dos del PSOE había sido preguntada precisamente por las palabras que pronunció el sábado el líder del PSC, llamando a "acercar posiciones" y acabar con la "dinámica de bloques" que impide escapar del bloqueo institucional. "Los gobiernos de concentración son para situaciones excepcionales y no se me ocurre una situación más excepcional que esta", apostilló este lunes Iceta después de celebrar la reunión de la Comisión Ejecutiva del PSC, en la que no se abordó el tema.

El primer secretario concedió que tal vez "el clima político no está para esto", pero sí remarcó la necesidad de "explorar soluciones". Los republicanos de ERC se mostraron abiertos a la posibilidad deslizada por el líder del PSC. "Estamos trabajando con JxCAT. Nuestra prioridad es darle forma a un gobierno republicano. No estamos trabajando en estos momentos en un gobierno con el PSC", zanjó el portavoz en el Parlament, Sergi Sabrià

Investir a Puigdemont

Su discurso conciliador se encontró de frente con el embrollo en el que andan sumidos los republicanos con sus socios de JxCAT, la plataforma del expresidente Carles Puigdemont. La solución no puede pasar, según los socialistas catalanes, por conformar un gobierno con una sola parte de los ciudadanos, como propuso el coordinador de Catalunya En Comú, Xavier Domènech y el propio presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent

El portavoz de Catalunya En Comú-Podem, Xavier Domènech, llamó a conformar un "frente democrático para la lucha de derechos y libertades" que "políticamente debería ir desde la CUP, como mínimo, hasta el PSC". Pero los números para un posible acuerdo entre las fuerzas de izquierdas no dan. La suma los 32 diputados republicanos más los 17 del PSC y los ocho de los 'comunes' llegan a 57 escaños. Si los anticapitalistas de la CUP se aviniesen a ceder sus cuatro diputados la aritmética quedaría lejos de la mayoría absoluta de 68 escaños.

Domènech y Torrent.
Domènech y Torrent. EFE/ Quique García

Por tanto, sería imprescindible contar con los votos de JxCAT, cuyos dirigentes insisten ahora en volver a investir a Puigdemont. Todo a pesar de la advertencia que ya hizo en su día el Tribunal Constitucional y de que el exmandatario catalán permanecerá en prisión preventiva en Alemania hasta que en un plazo máximo de 90 días el juez de aquel país decida sobre su entrega a España. 

La diputada de los 'comunes' Elisenda Alamany dejó claro durante la tarde de este lunes que mientras JxCat siga pilotando el pacto con ERC, ninguna mayoría de desbloqueo será posible. "El pacto entre ERC y JxCat no ha cambiado, por lo que nuestro posicionamiento tampoco. El Gobierno que necesita Cataluña transgrede esos bloques. Y eso pasa por grandes mayorías que supeditadas a un liderazgo de JxCat no son posibles", apuntó en rueda de prensa. "Un gobierno liderado por JxCat no representa el consenso social y el frente amplio que necesitamos", sentenció Alamany.

Apoyo a los encarcelados

Los 'comunes', en cambio, sí han acercado posturas con el bloque independentista, sobre todo a raíz del encarcelamiento provisional de varios exconsellers el pasado viernes y del arresto de Puigdemont. El jefe del Parlament anunció este mismo domingo que iba a poner en marcha contactos con partidos, sindicatos y entidades de la sociedad civil para articular un "frente común por los derechos y libertades" con el fin de "salvar la democracia".

JxCat, ERC y la CUP pactaron que el Parlament se comprometa a garantizar los "derechos políticos" de Puigdemont

Este lunes, tanto JxCat, ERC y la CUP pactaron una propuesta de resolución para que la Cámara catalana se comprometa en un pleno el próximo miércoles a "adoptar todas las medidas necesarias para garantizar" que Puigdemont y el exconseller de Presidencia y candidato a la investidura, Jordi Turull, "puedan ejercer sus derechos políticos". 

A esta postura se sumaron los diputados del grupo parlamentario de Domènech, que durante la tarde registraron otra propuesta de resolución muy similar a la anteriormente citada. Con ella buscan defender los "derechos políticos" de Puigdemont así como de los del resto de procesados por el Tribunal Supremo dentro de la causa del 'procés'. Asimismo, en ella reprochan que el magistrado Pablo Llarena haya dictado prisión preventiva para los representantes catalanes y reclaman su puesta en libertad inmediata.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba