El Partido Popular afronta con tranquilidad el comienzo del juicio del 'Caso Gürtel'. La consigna entre los dirigentes populares es clara, "quien la hace la paga" es la directriz que se traslada en las reuniones internas del partido y a través de un argumentario interno.

Ante el arranque de este juicio se ha transmitido un único mensaje desde Génova, "todos los cargos políticos deben dejar claro en sus intervenciones públicas o cuando sean interrogados por este asunto que en España no existe la impunidad" aseguran desde el PP.

En este sentido, desde las filas del PP consideran que este caso está "amortizado" y no creen que pueda tener repercusión ni en las negociaciones para una investidura de Mariano Rajoy ni en una posible campaña electoral si hay de nuevo comicios en diciembre.

El PP muestra su "confianza en la Justicia" y "celebra que, después de tantos años de instrucción, finalmente se vaya a dictaminar sobre los hechos ocurridos". la presencia del PP en esta causa se debe "a los efectos de responsabilidad civil en una parte de la misma". 

Los populares recuerdan que el PP "no está imputado ni procesado por la comisión de ningún tipo de delito en el llamado 'caso Gürtel'. Según sostienen, la presencia del PP en esta causa se debe "a los efectos de responsabilidad civil en una parte de la misma".