Política

Rajoy espera que el entorno de Cifuentes la convenza para dimitir antes de la censura

La presidenta madrileña vuelve a enfadar al líder del PP con su afirmación de que no va renunciar "porque tengo el apoyo de mi presidente"; el partido cree que está envalentonada y que el tema "va para largo"

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (d), acompañado del director general de la Guardia Civil, Jose Manuel Holgado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (d), acompañado del director general de la Guardia Civil, Jose Manuel Holgado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. EFE

Mariano Rajoy va a "resistir" con Cristina Cifuentes hasta el final pero no dejará que el partido pierda Madrid, la joyade la Corona: si Ciudadanos insiste en exigir su dimisión y cumple la amenaza de apoyar la moción de censura del socialista Ángel Gabilondo, forzará la renuncia de la baronesa "un minuto antes" pactando con los de Albert Rivera la investidura de otro candidato; como ocurrió en Murcia con el expresidente Pedro Antonio Sánchez.

Fuentes de la Dirección Nacional consultadas por Vozpópuli creen, sin embargo, que "no hará falta llegar a tanto" porque el propio entorno de Cifuentes -la organización territorial y los 250 cargos que se pueden quedar en la calle- acabarán convenciéndola de que se eche a un lado por el bien de todos; por más que ahora la consigna sea apoyarla y denunciar los currículum falsos de Toni Cantó y Miguel Gutíerrez, en el partido naranja, o la licenciatura no acabada en Matemáticas del secretario general del PSM, José Manuel Franco

En La Moncloa no ha gustado "nada" la puesta en escena de Cifuentes este martes: primero filtró la carta  enviada al rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, en la cual renuncia al máster supuestamente falsificado, y luego compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal con el fin de recalcar que no va a dimitir porque "tengo el apoyo de mi presidente".

Maillo ya advirtió a la presidenta madrileña que "nadie está por encima del partido" cuando intentó condicionar su marcha a que el presidente del Gobierno se lo pidiera personalmente

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, el hombre a quien Rajoy ha encargado que solucione la crisis, ya reconvino hace días a la presidenta madrileña, cuando dijo por vez primera que gozaba del apoyo no solo de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, sino también del líder máximo y que solo se iría "si me lo pide el presidente". "Nadie está por encima del partido", respondió inmediatamente Maíllo atendiendo órdenes superiores.

Según algunas fuentes, cuando Cristina Cifuentes hizo aquella afirmación, ya se había producido la famosa conversación entre ella y el presidente del Gobierno, que no ha logrado convencerla hasta la fecha para dar un paso atrás. Entonces se sentía fuerte -apareció en la Convención del PP de Sevilla, donde el plenario la aplaudió en pie-, aunque no tanto como este martes.

Ayer retomó la normalidad institucional como si nada pasara después de dos semanas casi desaparecida de la agenda para no tener que enfrentarse a posibles incidentes en la calle. Y contó con el inestimable apoyo de Cospedal, muy refractaria a entregar su cabeza a Rivera: "Me ha parecido una carta (al rector) muy bien fundamentada y muy explicativa de todo lo que ha ocurrido", sostiene la número dos del PP. "Y sí, la sigo apoyando", subraya ante las preguntas de futuro.

La estrategia de la presidenta de la CAM pasa por aguantar, como poco, hasta la Fiesta del 2 de Mayo , como adelantó este periódico, y realizar en la Puerta del Sol una exhibición de apoyo que le haga a Ciudadanos más difícil respaldar solo unos días después -el 7 de mayo es el último día para celebrar el pleno de la moción de censura- la llegada al poder del socialista Gabilondo.

En la sede de Génova se resignan a que el asunto "va para largo" porque ella no da su brazo a torcer y la posibilidad de que Rivera cambia de posición ya es muy escasa

Mientras tanto, en la sede nacional del PP, en la calle Génova, se preparan para pasar otras dos semanas de pasión hasta ese pleno de moción de censura. Ven a la baronesa madrileña "envalentonada" y a Rivera con nula predisposición a cambiar de posición. 

Y como el panorama y los análisis fluctúan de un día para otro, lo que el lunes era una pequeña esperanza en el hecho de que la Fiscalía pueda no imputar a Cifuentes, el jarro de agua fría de Ciudadanos insistiendo pese a la carta de renuncia al máster en que hay que investir a otro candidato, este martes se tornó en decepción. "Va para largo", dicen fuentes de la dirección.

Ni siquiera tuvo que ser el presidente de Cs quien hablara. Bastó que el líder en Madrid, Ignacio Aguado, lo hiciera -"Rajoy será el único culpable si el PP pierde el Gobierno de la Comunidad de Madrid"- para que el pesimismo invadiera de nuevo las filas populares. Los movimientos del PP tienen más que ver en estas horas con una defensa numantina de la dignidad que con un cálculo racional de lo que está por venir.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba