Política

Robles da pistas de su posible paso de Defensa al TC en unos meses

La decisión de mantener a la cúpula del Ministerio y las FF.AA., salvo el Jemad, dispara los rumores de una próxima salida hacia la judicatura y su deseo de no condicionar a su sucesor con los cambios

Margarita Robles en la última Pascua Militar.
Margarita Robles en la última Pascua Militar.

El hecho de que Margarita Robles haya confirmado a toda la cúpula política y militar del Ministerio de Defensa, a excepción del jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), ha provocado un gran revuelo en los cuarteles generales, donde se interpreta la cautela de la ministra con los cambios como la prueba de una eventual salida del Ejecutivo en unos meses.

Esta hipótesis gira en torno a las próximas renovaciones del Tribunal Constitucional (TC) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en el que Robles ya estuvo de vocal antes de entrar en las listas del PSOE como independiente. 

A nadie se le escapa que un broche de oro para la carrera judicial de Robles sería acceder a uno de los cuatro puestos del TC que el Ejecutivo tiene que negociar con la oposición en los próximos meses. Dos de los magistrados serán a propuesta del PSOE y muchas miradas se posan sobre la ministra. 

La continuidad de Robles en Defensa, que se dio por hecho antes de la Pascua Militar, ya se interpretó en fuentes militares como un deseo de Sánchez "por ganar el tiempo necesario para la reconfiguración del CGPJ y el TC" ante las dudas de que ambas renovaciones se pudieran llevar a cabo con rapidez.

Una demora de medio año

El propio PP ha advertido en las últimas semanas que no tiene ninguna prisa en acometer los cambios en ambos órganos judiciales en el Congreso, donde se necesita una mayoría de 3/5 (es decir, 210 de los 350 diputados) para sacar adelante los nombramientos. PSOE y PP suman 208 escaños, así que necesitan a otros partidos en la ecuación. Por tanto, los pactos para renovar el CGPJ y el TC se pueden demorar medio año.

Con ese escenario temporal, si Robles hubiese cambiado ahora a los tres 'jemes' que heredó del PP hace un año y medio –Francisco Javier Varela (Tierra), Teodoro López Calderón (Armada) y Javier Salto (Aire)-, dejaría a su sucesor con las manos atadas, sin poder elegir a los jefes de los tres ejércitos ante el poco tiempo transcurrido desde sus respectivos nombramientos. De ahí la cautela que ven las citadas fuentes en Robles para no condicionar a su posible relevo en Defensa.

Desde la moción de censura, los roces y momentos de tensión entre la ministra y los 'jemes' han sido recurrentes. El primer encontronazo llegó con la Armada con el caso del vicealmirante Fernando Gómez Fernández de Córdoba, a quien la ministra culpó de la polémica de las oposiciones militares a Psicología y su oposición a que las Fuerzas Armadas dejaran de participar en el Salón de la Enseñanza de Barcelona. El vicealmirante era subdirector de Reclutamiento y Orientación Laboral, órgano dependiente de la Subsecretaría de Defensa.

Polémico pase a la reserva

Primero se ordenó al jefe de la Armada que se le diese un destino "irrelevante" en el cuartel general, pero el almirante López Calderón respondió por escrito a la ministra que no había ningún puesto de estas características porque todos ellos son "relevantes".

Robles procedió entonces, en plenas vacaciones de agosto de 2018, al pase forzoso a la reserva del vicealmirante, una decisión excepcional e infrecuente que con el paso de los meses se le vino en contra a la ministra, según recordó Abc en su momento. El afectado recurrió al Supremo, que le dio la razón en un sonoro revés para una experimentada jurista como es Robles.

En Tierra, por ejemplo, se ha recibido como un mazazo la decisión de Defensa de declarar desierto el mayor contrato armamentístico de la historia. El departamento de Robles iba a adquirir 345 vehículos blindados VCR 8x8 Dragon a Santa Bárbara, pero después de tres meses de negociaciones rechazó la oferta de la empresa adjudicataria por motivos técnicos, operativos y económicos.

En círculos militares se ha visto bien la decisión debido a las exigencias "imposibles" que planteaba Santa Bárbara en un programa de renovación de los blindados de Tierra, pero el retraso resulta ya endémico y en el cuartel general de Tierra cunde el pesimismo al no verse el final del túnel. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba