Política

La máquina del Ejército en la que se entrenan los atletas españoles que irán a los JJ. OO. de Tokio

Maratonianos y marchadores de élite como García Bragado prueban por primera vez una cámara climática de las Fuerzas Armadas en la que se entrenan con las mismas condiciones de calor y humedad

La ministra Robles con los marchadores García Bragado y Díaz.
La ministra Robles con los marchadores García Bragado y Díaz. Antonio Rodríguez

El Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial (CIMA), dependiente del Ejército del Aire, es escenario estos días de un programa pionero entre las Fuerzas Armadas y la Real Federación Española de Atletismo, en el que una veintena de maratonianos y marchadores de élite se meten en una cámara climática para simular las condiciones climáticas de calor y humedad que tendrán en los Mundiales de Doha (Catar) de septiembre y en los Juegos Olímpicos de Tokio del próximo año.

La maquina, de fabricación estadounidense y llamada 'Thermotron', sirve al Ejército del Aire para preparar a sus pilotos en situaciones extremas de frío y de calor. Con apenas cuatro metros de ancho y de largo, el habitáculo se asemeja a una cámara frigorífica dentro de ese laboratorio de rendimiento humano.

A los atletas les viene muy bien esta cámara porque dentro pueden entrenar a 40 grados con una humedad del 60%, las mismas condiciones climáticas que habrá en Doha a finales de septiembre. En Tokio habrá menos grados, pero una humedad del 90%. Los marchadores de la carrera de 50 kilómetros, Jesús Ángel García Bragado y José Ignacio Díaz, han sido los primeros en sufrir este 'infierno' con series de una hora y media al día, en las que pierden cerca de tres kilos de peso debido al esfuerzo. 

La planificación de la Federación consiste en pasar una semana en el CIMA, luego un descanso de dos semanas y volver a continuación al centro del Ejército del Aire para así comprobar cómo se adapta el cuerpo de cada atleta al entrenamiento en la cámara climática.

Laboratorio de desorientación

La ministra de Defensa, Margarita Robles, se mostró muy satisfecha de que los atletas de élite españoles puedan emplear las instalaciones de las Fuerzas Armadas, lo que implica, en su opinión, “que están plenamente integradas en la sociedad española, no sólo en los trabajos de mantenimiento de la paz o la defensa de los valores, si no también contribuyendo al estudio de la medicina y de la promoción del deporte”.

“Esta colaboración tan próxima entre el deporte de élite y el Ejército del Aire pone de relieve que las Fuerzas Armadas son un ejemplo muy importante en todos los ámbitos: en el espíritu de defensa, en el estudio de la ciencia y la tecnología y en la colaboración con la sociedad”, subrayó.

Este centro también cuenta con cámaras hipobáricas, espacios adaptados para los efectos de la hipoxia, los cambios de presión y las rápidas descompresiones

Acompañada por la directora del CIMA, la coronel María Rosa García, la ministra también ha recorrido otras instalaciones de este complejo: el laboratorio de desorientación, el laboratorio de visión nocturna y el laboratorio de escape en aguas poco profundas, entre otros.

Este centro también cuenta con cámaras hipobáricas, espacios adaptados para que las tripulaciones experimenten y se habitúen a los efectos de la hipoxia, los cambios de presión y las rápidas descompresiones.

El CIMA es el centro de referencia de medicina aeroespacial en España. Con 78 años de experiencia y con la aplicación de las tecnologías más innovadoras, el CIMA desarrolla un amplio programa de actividades para mejorar la seguridad y capacidad operativa del personal con responsabilidad de vuelo. Sus principales áreas de actuación son la selección y mantenimiento, el entrenamiento aeromédico, la docencia y la investigación aplicada.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba