Política

Las protestas sociales vuelven a superar a partidos y sindicatos

Los pensionistas volverán a tomar las calles este sábado. En Madrid, los sindicatos han convocado una marcha por la mañana y la Coordinadora por las pensiones otra manifestación por la tarde

Pensionistas durante la concentración en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia.
Pensionistas durante la concentración en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia. EFE/ Luis Tejido

Los pensionistas se volverán a echar a las calles de más de un centenar de municipios este sábado para reclamar una revalorización acorde al incremento de los precios. A diferencia del pasado 22 de febrero, cuando llegaron hasta la misma puerta del Congreso de los Diputados, esta vez lo harán con los ecos aún resonando del debate parlamentario en el que los partidos, lejos de aplacar sus ánimos, no aclararon nada sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

Las grandes centrales sindicales, por su parte, quedarán al margen de la movilización convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones a las seis de la tarde en la Puerta del Sol. CCOO y UGT optaron por aplazar su convocatoria de este jueves para lograr una movilización conjunta el jueves. Pero la plataforma de pensionistas les dio esquinazo para evitar que capitalicen un movimiento organizado al margen de partidos y sindicatos. Por su parte, la plataforma 8-M, integrada por movimientos feministas, que organizó la huelga y las multitudinarias protestas de mujeres en la calle hace escasamente una semana, ha dado su apoyo a las movilizaciones de este sábado.

Mientras que la manifestación convocada en Madrid por los sindicatos se celebrará a las once de la mañana, la de la Coordinadora Estatal se unirá a otra organizada por el colectivo No Somos Delito contra la Ley de Seguridad Ciudadana, apodada por sus detractores como la 'ley mordaza'. Arrancará en Sol y discurrirá por la plaza de Cibeles hasta la de Neptuno, muy próxima a la Cámara Baja.

"Desde UGT y CCOO hemos intentado, sin éxito, conseguir la confluencia de ambas manifestaciones en aras de lograr una movilización unitaria y potente, respetando siempre la identidad de cada convocante, tal y como ocurrió el pasado 8 de marzo, que fuera capaz de trasladar al Gobierno del Estado un mensaje contundente para abrir la negociación en el ámbito del Pacto de Toledo y revertir la reforma unilateral de las pensiones de 2013", alegan los sindicatos en un comunicado.

Al final de la marcha, el músico Miguel Ríos y el diputado de Compromís, Joan Baldoví, participarán en la lectura del manifiesto de la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP). Más de 200 organizaciones y 100 personalidades del mundo de la cultura se han sumnado al manifiesto "Blindemos las Pensiones en la Constitución".

Tensión en los partidos

La contundencia de las movilizaciones a lo largo y ancho de la geografía española ha pillado con el pie cambiado tanto al Gobierno -los pensionistas son un gran caladero de votos del PP- como a los partidos de la oposición, incapaces de ponerse de acuerdo para avanzar en el Pacto de Toledo. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, condicionó este miércoles la subida de las pensiones mínimas y de viudedad a la aprobación de los Presupuestos.

Pero la mecha prendió el pasado 22 de febrero, donde las protestas organizadas por la Coordinadora Estatal de las Pensiones logró una afluencia muy superior a la que registraron las movilizaciones convocadas por los sindicatos apenas una semana antes. Todo, eso sí, después de la carta enviada por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para anunciar la subida del 0,25%, el mínimo fijado por Ley. La preocupación por las pensiones ha alcanzado el máximo en 30 años, según los últimos datos del CIS

En la izquierda, el PSOE y Podemos se lanzaron inicialmente a la caza del votante pensionista con la presentación de propuestas de Ley en la Cámara Baja. Ambos partidos compiten ya en una carrera preelectoral en el que tratan de abanderar las reivindicaciones sociales. Desde el partido morado, Pablo Iglesias pidió a Rajoy en el Pleno del miércoles que subiese las pensiones para "no romper la paz social". 

Por delante queda una primavera de movilizaciones, como por ejemplo la de la renta básica. Una marcha que partió de León el pasado día 10 y que llegará a la capital el próximo día 26 y culminará con una manifestación.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba