Elecciones generales 2019 Estas son las reformas de tráfico que no entrarán en vigor por el adelanto electoral

Las medidas están orientadas a reducir la siniestralidad en las carreteras de forma drástica

Un agente de la Guardia Civil de Tráfico da el alto a un conductor.
Un agente de la Guardia Civil de Tráfico da el alto a un conductor. EFE

El final precipitado de la legislatura, tras el fracaso de Pedro Sánchez en su búsqueda de apoyo parlamentario para aprobar los Presupuestos, ha tirado por tierra un buen puñado de leyes que estaban en proceso de tramitación. En total, 31 proyectos de ley y otras 270 proposiciones de ley. Este escenario deja en suspenso también una serie de cambios legales en materia de tráfico que el Gobierno tenía previsto poner en vigor para la primera mitad del año, orientados a reducir la siniestralidad en las carreteras de forma drástica. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en 2017 fallecieron 1.830 personas en accidentes de tráfico, lo que supone un 1% más que el año anterior, y encadena cuatro años consecutivos al alza.

Estas son las normas que el Gobierno quería impulsar y que, hasta nuevo aviso, no seguirán adelante:

Uso del móvil

El Gobierno quería endurecer la sanción con la que castiga el uso de móvil durante la conducción, de los tres puntos de carnet actuales a los seis. La DGT considera esta infracción la principal causa de distracción cuando se está en marcha. El consumo de drogas al volante está penalizado, asimismo, con tres puntos, y Tráfico quería también endurecer el castigo hasta los seis puntos.

Cinturón de seguridad

El Ejecutivo quería elevar la sanción por no llevar el cinturón de seguridad, ir en moto sin casco o llevar a los más pequeños sin la silla de retención infantil, de tres a cuatro puntos. Estos elementos son los grandes aliados de Tráfico para reducir la siniestralidad vial y buscan crear el hábito en los conductores para que los utilicen.

Delitos contra la seguridad vial

Es otra de las reformas que no seguirá adelante. El Gobierno pretendía elevar la pena por imprudencias de 4 a 9 años de prisión, incluyendo agravantes como el exceso de velocidad, el consumo de drogas y el abandono del lugar del siniestro vial.

Por otro lado, las multas por exceso de velocidad iban a ser también más elevadas, según el plan del Gobierno. En su proyecto de ley se recogía que quienes superen los 111km/h en carreteras limitadas a 90km/h supondría la pérdida de dos puntos del permiso de conducir y una multa de 300 euros. Hasta ahora, esta era la sanción por circular a 121km/h en vías con un máximo de 100km/h, con lo que la proporción se mantiendría.

Permiso de conducir

Tráfico quería cambiar el sistema de obtención del carnet, contemplando, a través del proyecto de ley que estaba marcha, seis horas teóricas para los permisos AM, A1 y A2, y ocho horas para los demás. También se planteó exigir cinco clases prácticas cada vez que el aspirante suspendiera un examen práctico.

Permiso por puntos

La reforma del permiso por puntos queda también en suspenso. Se recogía una ampliación de las horas destinadas a los cursos, y se buscaba que con los cursos de recuperación parcial, de corte voluntario, se pudieran recuperar 8 puntos, frente a los 6 puntos de ahora.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba