Política

Los españoles atrapados en Perú presionan a González Laya: "Volver no es un capricho, nos jugamos la vida"

Un día después de que el Gobierno decretase el estado de alarma para luchar contra el coronavirus, el país andino declaró la emergencia nacional

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya Europa Press

Lo que empezó como un viaje de ocio por Perú ha terminado convirtiéndose en una pesadilla para cientos de españoles. La situación de algunos de ellos es extrema. Sobre todo de los que se encuentran varados a kilómetros de Lima y no tienen opción de llegar a la capital por si se presenta la oportunidad de poder coger un vuelo de vuelta a casa.

Un día después de que el Gobiernode Pedro Sánchez decidiera decretar el estado de alarma para luchar contra el coronavirus, el país andino declaraba el estado de emergencia nacional. El aislamiento social obligatorio entró en vigor el pasado 16 de marzo. La medida incluye la prohibición de viajes nacionales e internacionales por cualquier vía, sea aérea, marítima o fluvial. Solo pueden circular los transportes de carga y mercancías.

Perú solo ha registrado cinco muertes por Covid-19 y los casos de contagio suman más de 360. Las cifras aún están lejos de las registradas por España, pero la tardía reacción del Ejecutivo español es el ejemplo a no seguir por diversos países latinoamericanos. Con excepciones como México, donde López Obrador aún sigue dándose baños de masas y encomendándose a sus amuletos.

La respuesta del Ministerio de Exteriores, capitaneado por Arancha González Laya, tampoco ha servido para calmar los ánimos de los afectados. Las autoridades les piden "paciencia", pero varios de ellos se temen lo peor: que el estallido de la crisis del coronavirus y la oleada de contagios les pille en algún lugar remoto de Perú.

Temor al aumento de los contagios

"Volver no es ningún un capricho, nos estamos jugando la vida". Habla Marcos Esteban, un vallisoletano que se encuentra atrapado en un modesto hostal Cuzco. Lleva días compartiendo una habitación de 6 metros cuadrados con los dos amigos con los que emprendió el viaje desde Valladolid.

No entiende algunas de las declaraciones de González Laya. La ministra de Exteriores ha explicado en varias entrevistas que trabaja para fletar aviones y traer a españoles que están en diversos lugares del mundo, pero también recalcó que "no podemos poner un avión a cada español que quiera volver".

"Ninguno de los que estamos aquí queremos un avión particular. No se trata de eso. Muchos estamos en situaciones muy difíciles y estamos viendo que nos va a tocar atravesar momentos horribles si no nos llevan de vuelta a casa. Si nos contagiamos, ¿qué servicios sanitarios vamos a tener? Nos sentimos desesperados y abandonados", responde.

"La propietarios del hostal nos tratan fenomenal, estamos muy agradecidos. Pero también hay algunas personas que empiezan a recelar de los turistas y, en particular, de los españoles... por si tenemos coronavirus. Las cosas se están complicando", asegura.

Pese a que ansía llegar a Lima junto a sus amigos Raúl y Rubén, Esteban da gracias por disponer de un espacio en Cuzco. Podía haber sido peor. "Cuando Perú decretó la emergencia nacional estábamos en medio de la selva. Tuvimos que cruzar el río Madre de Dios en una canoa motorizada con dos conductores y un guía. Estaba lloviendo y había muchas ramas y árboles que sortear", explica.

Una vez llegados a la localidad de Atalaya nadie quería llevarles hasta Cuzco. "Ellos también se la jugaban, están en estado de emergencia y hay detenciones. Nos ayudó una persona y, después de ocho horas viajando por caminos de cabras, llegamos a Cuzco", comenta.

Casi un millar de españoles en Perú

Ahora la misión es pisar Lima. Pero eso no garantiza poder volver a España de inmediato. Rocío y José se encuentran en la casa de unos amigos en el distrito de Miraflores. Viajaron a Perú por ocio. "Llegamos el 11 de marzo y en ningún momento pensamos que iba a pasar esto. Al llegar al aeropuerto nos tomaron la temperatura. Ya se habían prohibido eventos masivos", aseguran.

"El Ministerio de Exteriores y la Embajada de España en Perú han facilitado varios números de teléfono para atendernos y aseguran que están preparando la repatriación de turistas que tuviesen su vuelo de vuelta. Hemos tenido que registrar nuestros datos en la web para que los recopilen", señalan.

En su caso, tenían la idea de visitar Cuzco y sus inmediaciones. El cuelo estaba comprado. "Decidimos cancelarlo al ver que las restricciones eran cada vez mayores. Menos mal que no fuimos. Ahora hay muchos españoles sin opción a volver a Lima", apuntan.

Las circunstancias han llevado a todos los españoles atrapados en Perú a crear un multitudinario grupo de WhatsApp. Les sirve para compartir información. Son pocos los que consiguen que las autoridades les respondan. Por otro lado, algunos afectados ya han advertido que hay personas haciéndose pasar por trabajadores de las instituciones oficiales o que fingen tener contacto con las mismas.

Los afectados denuncian que lo que en principio parecen soluciones -como los vuelos internos para llegar a Lima- podrían ser estafas. Por ello, hacen un llamamiento a seguir la información solo a través de canales oficiales. 

Cierre de fronteras y aeropuertos

Fuentes de Exteriores aseguraron que un vuelo de Iberia iba a llegar al país andino este fin de semana para traer a buena parte del casi millar de personas que lo habían solicitado. Sin embargo, el viaje ha sido cancelado.

El ministro de Defensa peruano, Walter Martos, anunció que este sábado 21 sería el último día que el Gobierno iba a brindar facilidades para el retorno de los peruanos que se encuentran en el exterior y que iba a apoyar el retorno de extranjeros a sus respectivos países.

A partir de este domingo, los aeropuertos y fronteras del territorio se cerrarán de forma definitiva en el marco del estado de emergencia nacional para evitar el avance del coronavirus. "Se cierran todos los aeropuertos y se extreman las medidas de inmovilización a nivel nacional", ha afirmado Martos en una entrevista para Canal N

Problemas similares se repiten por todo el mundo. Argentina, India, Filipinas, Ecuador, Argelia... Solo les queda la esperanza de que se permitan vuelos humanitarios organizados entre los gobiernos. La red de embajadas y consulados de España asegura que se centra en primer lugar en los ciudadanos atrapados en lugares desde los que resulta más difícil salir, principalmente en América Latina, Asia y África. Desde Exteriores piden "paciencia". "No vamos a dejar a ningún español en el extranjero atrás", insiste González Laya.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba