Albert Rivera presumía en 2017 de que Ciudadanos había obtenido un 10 en Transparencia, que le otorgó la organización Transparencia Internacional. El código ético del partido prohibía recibir regalos de más de 75 euros, sin embargo, el exlíder de la formación naranja no predicó con el ejemplo ya que la casa de lujo de más de 300 metros cuadrados en la que vivió en Madrid durante casi dos años, se la pagaba Kike Sarasola, que era quien aparecía como arrendatario, según publica 'eldiario.es'.

La vivienda está situada en una de las mejores zonas de Madrid, en la calle Barquillo, cerca de la plaza Cibeles. El empresario la llegó a mostrar en varios reportajes de Telemadrid como uno de los apartamentos de lujo que alquilaba su empresa Be Mate. Sin embargo, el mencionado diario ha comprobado que la casa no era un apartamento turístico y nunca llegó a estar disponible en la web.

No aclaran si había contraprestacióne conómica o subarriendo

Sarasola vivía en esta casa desde hace años con su marido y sus hijos, hasta que se muda a otra más grande a finales de 2015, principios de 2016. Es entonces cuando entra a vivir Albert Rivera. Sin embargo, ni Rivera ni el empresario y fundador de Be Mate han querido aclarar si existía contraprestación económica o algún tipo de subarriendo entre ambos por esta cesión. No consta que Rivera tuviera un contrato directo con los dueños de la vivienda.

El precio de esta vivienda está entre los 1,7 y los 2,1 millones de euros, según las valoraciones de Idealista y BBVA. Mientras que el alquiler, en las fechas en la que Rivera vivió allí, era de unos 4.000 euros al mes, según Idealista. Un coste muy elevado para la nómina de un diputado. En 2016, Rivera cobraba del Congreso un sueldo mensual de 4.778 euros.