Juicio del procés Marchena sanciona con 2.500 euros a dos exdiputados de la CUP por negarse a responder a Vox

El tribunal les da cinco días para reconsiderar su decisión y en caso de insistir serán investigados por desobediencia grave en un juzgado ordinario

El presidente del tribunal y ponente de la sentencia, Manuel Marchena (c), junto a los magistrados, Andrés Martínez Arrieta (i) y Juan Ramón Berdugo (d), durante el juicio del "procés".
El presidente del tribunal y ponente de la sentencia, Manuel Marchena (c), junto a los magistrados, Andrés Martínez Arrieta (i) y Juan Ramón Berdugo (d), durante el juicio del "procés". EFE

Los exdiputados de la CUP Antonio Baños y Eulalia Reguan han sido expulsados del juicio del procés tras negarse a responder a las preguntas de la acusación popular ejercida por Vox. El magistrado que preside el tribunal, Manuel Marchena, ha advertido a ambos de que no responder no era una opción y que ello podría tener consecuencias penales. Finalmente, la Sala ha acordado fijar una multa de 2.500 euros para cada uno.

Baños y Reguan, que pueden recurrir la sanción, tienen un plazo de cinco días para responder si persisten o no en su negativa a declarar. Si deciden comparecer ante el juez, podrán hacerlo. Si se resisten nuevamente, la Sala los llevará ante los juzgados de Plaza Castilla por un delito de desobediencia grave.

La decisión de la Sala tiene lugar en el marco de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El artículo 420 estipula que aquel testigo que se resistiese a declarar lo que supiese incurrirá en la multa de 200 a 5.000 euros. Si persistiere en su resistencia, podría ser "perseguido por el delito de obstrucción a la Justicia" y "por el de desobediencia grave a la autoridad".

Baños se ha negado a responder "por dignidad democrática y antifascista"; Reguan, por su parte, ha achacado su negativa al carácter "machista y xenófobo" del partido de "extrema derecha". Ha sido entonces, ante la postura de los diputados, que el magistrado ha advertido de las consecuencias legales. 

"Dejamos constancia de que se niega"

Al primero de los diputados en pasar por la Sala, Marchena ha ofrecido la posibilidad de formular las preguntas de la acusación popular a través del tribunal. Aunque en un principio Baños aceptó la metodología, a la tercera pregunta el diputado se ha negado a dar más respuestas.

La actitud del testigo ha generado cuanto menos malestar en el magistrado, quien ha pedido un receso de cuatro minutos para evaluar el caso. Finalmente, ha pedido al diputado que abandonara la Sala. "Vamos a poner término a su testimonio, dejamos constancia de que se niega", ha señalado.

El rifirrafe con Reguan ha sido más corto. A la primera negativa, Marchena ha desestimado su testimonio. "Coja su carné y no pasa nada, se actúa como exige la ley con los testigos que no quieren declarar", ha zanjado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba