Juicio al 'procés' Munté reconoce que incurrir en responsabilidades penales por el 1-O le daba "respeto"

Ha asegurado además que el expresident de Cataluña dijo que hasta el último momento de la prórroga estaban "dispuestos a hablar de todo" en el marco del diálogo con el Ejecutivo central

Neus Munté reconoce que incurrir en responsabilidades penales por el 1-0 le daba "respeto"
Neus Munté reconoce que incurrir en responsabilidades penales por el 1-0 le daba "respeto" EFE

"Se publican muchas cosas". Así ha respondido la exportavoz de la Generalitat de Cataluña Neus Munté a las preguntas del fiscal Jaime Moreno. El representante del Ministerio Público ha hecho alusión a la supuesta falta de compromiso con el procés y al miedo que presuntamente tendría Munté a seguir en el Govern durante el 1-O. Preguntada por la Fiscalía sobre si efectivamente sintió ese "miedo" a incurrir en responsabilidades penales, ha puntualizado: "Más que miedo, me daba respeto".

La que fuera consejera del expresidente Carles Puigdemont ha querido dejar claro ante el tribunal que juzga la causa del procés que su salida fue voluntaria y que respondió a motivos personales. "Yo le solicité a [Carles] Puigdemont mi relevo", ha asegurado durante su declaración como testigo. Ha insistido en que mantuvo una conversación con el expresidente catalán en el que le informó su situación familiar. "Yo le comuniqué y él entendió mis motivos", ha dicho.

Neus Munté abandonó la portavocía del Gobierno de Cataluña el 14 de julio de 2017. En aquel momento se publicó que había sido cesada y que salía del círculo de Puigdemont por no apoyar el referéndum del 1-O. "Yo compartía y comparto esta vía", ha dicho para dejar claro que no hubo razones políticas que le llevaran a dimitir.

El expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada, este martes, a la delegación de la Generalitat en Berlín.
El expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada, este martes, a la delegación de la Generalitat en Berlín. EFE

La versión de Millo

Durante su declaración este mismo martes, el ex delegado del Gobierno Enric Millo ha enmarcado la dimisión de la exportavoz y el resto de consejeros del Govern en el aviso del expresidente catalán de que irían hasta el final en su desafío al Estado. "El presidente planteó que aquellos que no estuvieran dispuestos a seguir hasta el final con todas las consecuencias que abandonaran el Gobierno y ahí hubo miembros que dimitieron", ha dicho el que fuera mano derecha de Soraya Sáenz de Santamaría en la región. 

La exportavoz ha presentado otra versión. Munté ha insistido en que el primer semestre de 2017 fue "especialmente duro" a nivel familiar. "Yo me veía desbordada en mis funciones como portavoz del Govern", ha añadido tras explicar que su estado ánimo en aquel momento no era el mejor. "Había perdido a mi padre".

"Búsqueda de diálogo"

La que fuera también consejera de Familia durante el mandato de Artur Mas ha asegurado que antes de dejar el Govern Puigdemont estaba trabajando en una "búsqueda del diálogo" con el Ejecutivo central. "El president dijo que hasta el último momento de la prórroga estábamos dispuestos a hablar de todo", ha indicado. 

Munté ha admitido que recibió cinco advertencias del Tribunal Constitucional y que el "único escenario" que podía intuir era el de la "desobediencia". En este sentido, ha recordado la consulta del 9 de noviembre de 2014 que, a su juicio, "acabó en una condena injusta" por este delito. Sin embargo, la exconsejera de Puigdemont ha hecho hincapié que en aquel momento "no tenía la sensación de que estaba desobedeciendo" la orden del órgano judicial.

Ha negado también el contenido de las reuniones registradas en la agenda Moleskine de Jose María Jové, número dos de Oriol Junqueras, intervenida por la Guardia Civil.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba