Juicio del 'procés' El Gobierno ofreció a Puigdemont un referéndum simbólico en las plazas días antes del 1-O

El ex secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, desvela este ofrecimiento a la Generalitat durante la Junta de Seguridad celebrada el 28 de septiembre en Barcelona

El Gobierno ofreció a la Generalitat un referéndum simbólico en “plazas” y “lugares abiertos” tan solo tres días antes de la consulta ilegal del 1-O. Así lo ha desvelado este lunes en el juicio del 'procés' el entonces secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, quien trasladó esta posibilidad en nombre del Ministerio del Interior al presidente catalán, Carles Puigdemont, durante la Junta de Seguridad que reunió a ambas administraciones el 28 de septiembre de 2017 en Barcelona.

“No hubo el  más mínimo gesto de cesión ni apertura a diálogo real. Llegaron con una idea y sea fueron con la misma idea y no hubo margen para hacer ningún planteamiento”, ha recordado Nieto de aquel encuentro en el que ha recordado que se les ofreció a los independentistas escenificar su poder de movilización con algún acto que no supusiera ir en contra del auto del la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, dictado la tarde antes a aquella cita.

Referéndum simbólico

“De hecho, y se planteó así, parte de esa manifestación de capacidad de movilización de fuerza del movimiento independentista podría haber sido que simulara ese referéndum en lugares que no están  recogidos en el auto de la magistrada, que se pudiera hacer en plazas o lugares abiertos en los que no se fuese en contra de ese mandato judicial, así se les trasladó", ha explicado el ex número dos de Interior.

“No hubo ningún interés. Vimos que había una convicción absoluta de mantener la convocatoria”, ha lamentado Nieto en relación al rechazo que estas alternativas provocaron en sus interlocutores.

Por parte del Gobierno central, a esa cita acudieron Nieto, el Delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, el alto cargo de Interior Juan Antonio Puigcerver y el coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, nombrado por la Justicia coordinador único de la respuesta policial al 1-O. Por parte de la Generalitat estaban Puigdemont, el conseller de Interior, Joaquim Forn y el entonces responsable Policial, José Luis Trapero.

Capacidad de movilización

El auto de la juez anuló las instrucciones que hasta el 27 de septiembre venía ordenando la Fiscalía Superior de Cataluña. La última de ellas pedía a las fuerzas de seguridad que precintasen los colegios electorales designados por la Generalitat antes 30 de septiembre y que se vigilasen hasta el día de la consulta. Además, el Ministerio Público pedía evitar el establecimiento de mesas de votación en un radio inferior a los cien metros. La juez modificó estas instrucciones, no decía nada acerca de mesas electorales en la vía pública.

En otro momento del interrogatorio, Nieto ha explicado que les insistieron "una y otra vez en que desconvocara el 1-O" a sus interlocutores. Les aseguró que las fuerzas de seguridad no iban a interferir si pretendían escenificar "una capacidad de movilización del movimiento independentista", incluso que se iba a "proteger" con los miles de agentes desplazados a Cataluña. "Pero no podíamos permitir un acto expresamente prohibido", ha zanjado. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba