Juicio del 'procés' Bassa: "El referéndum nunca fue previsto como un acto concluyente para la DUI"

La exconsellera ha coincidido con el resto de líderes independentistas y ha acusado a la CUP de empujar a la celebración del referéndum independentista

Joaquim Forn (primer fila); Josep Rull; Dolors Bassa (tercera fila - i); Carme Forcadell (tercera fila - 2i); Santi Vila (cuarta fila - i), y Carles Muindó (cuarta fila - 2i), junto al resto de los líderes independentistas.
Joaquim Forn (primer fila); Josep Rull; Dolors Bassa (tercera fila - i); Carme Forcadell (tercera fila - 2i); Santi Vila (cuarta fila - i), y Carles Muindó (cuarta fila - 2i), junto al resto de los líderes independentistas. EFE

"El referéndum nunca fue previsto como un acto concluyente para la declaración unilateral de independencia (DUI)". Así lo ha asegurado este miércoles la exconsellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia del Gobierno de Cataluña Dolors Bassa durante su comparecencia ante el tribunal que juzga la causa del procés. La intención, ha asegurado, era forzar una negociación con el Estado tras exhibir el apoyo de los catalanes que acudieran a las urnas.

Bassa ha insistido en que "siempre" vio la independencia como "algo pactado". "La prueba es que estamos aquí y no hay independencia", ha zanjado tras reiterar que el 1-O nunca se trató de un acto concluyente "y menos para la independencia".

La exconsellera ha adoptado la estrategia de sus compañeros de banquillo y ha acusado a la CUP de empujar -con su reprobación a los Presupuestos en septiembre de 2016- a la celebración del referéndum independentista. Asimismo, ha mantenido el plan iniciado por el exconseller de Interior Joaquim Forn de contestar a las preguntas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado y de rechazar el interrogatorio de la acusación popular ejercida por Vox. En su caso lo ha argumentado en el respeto a las mujeres maltratadas.

"La prueba es que estamos aquí y no hay independencia"

Dolors Bassa

Sin embargo, ha sido la primera de las interrogadas que, pese haber aceptado las preguntas de la Abogacía, ha decidido no atender a una de las preguntas de la letrada Rosa María Seoane. "Cómo pensaba que se celebraría el referéndum si estaba suspendido por el Tribunal Constitucional y ustedes no hacían nada", ha dicho la abogada, a lo que la exconseller ha eludido la cuestión: "Mi pensamiento no lo quiero responder".

Tras el 7S "no se hizo nada más"

Como parte de su defensa, Bassa ha argumentado que, a su juicio, el referéndum no era delito, como tampoco la era no atender a los requerimientos del Tribunal Constitucional. Para ella, lo que había era "un conflicto competencial". 

Durante más de hora y media de interrogatorio, ha remarcado que desde la suspensión de la ley del referéndum, dictada el 8 de septiembre de 2017, desde su Departamento y el resto del Govern "no se hizo nada más" para organizarlo. Y ha insistido en que no se gastó "ni un euro" procedente del dinero público para el referéndum.

"Desistimos y dijimos que no podíamos materializar nada porque la ley había sido suspendida. A partir del día 7 no se puede materializar nada porque acatamos la decisión", ha señalado ante las preguntas del fiscal Fidel Cadena. Es la primera de las acusadas en hacer esta afirmación. 

Sobre la ley de transitoriedad, ha recordado que era una propuesta que figuraba en el programa electoral de Junts pel Sí. "Y nunca fue invalidado ni cuestionado", ha añadido.

Captura de la señal institucional del Tribunal Supremo con la declaración del exconseller de Presidencia Jordi Turull (c) en el juicio del 'procés'
Captura de la señal institucional del Tribunal Supremo con la declaración del exconseller de Presidencia Jordi Turull (c) en el juicio del 'procés' EFE

La que fuera consejera de Trabajo bajo la dirección de Carles Puigdemont ha sido la sexta acusada en sentarse en el banquillo para dar explicaciones sobre su gestión durante el 20 de septiembre y el 1-O. Durante su interrogatorio, el magistrado que preside el tribunal que juzga el procés, Manuel Marchena, ha interrumpido la sesión para exigir a los presentes en la Sala que se abstuvieran de risas irónicas o comentarios sobre el contenido del interrogatorio de la Fiscalía. Llegó incluso a amenazar con desalojar la Sala.

Bassa, en prisión preventiva, ha sido acusada de un delito de rebelión agravado por malversación. Desde el Ministerio Público reclaman una pena de 16 años de prisión y 16 de inhabilitación. La Abogacía rebaja la pena hasta los 11 años y medio de cárcel.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba