'Procés' El juicio a Trapero será en la Audiencia Nacional: la causa no irá a Cataluña

Los jueces desestiman la falta de competencia del órgano judicial para el enjuiciamiento de este procedimiento en el que la Fiscalía pide hasta 11 años de prisión al que fuera jefe de los Mossos y otros tres acusados

Josep Lluis Trapero
Josep Lluis Trapero Efe

El exmayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero será juzgado en la Audiencia Nacional por no impedir la manifestación frente a la Conselleria de Economía en septiembre de 2017 y por el referéndum del 1-O. Este viernes, el tribunal ha hecho pública su decisión de rechazar las alegaciones del exsecretario general de Interior César Puig y del exdirector de la policía autonómica Pere Soler, también acusados en la causa, que pedían que la causa se enviara a un tribunal catalán, por lo que el juicio -que incluye también a la intendente Teresa Laplana- se quedará en Madrid, a escasos metros del Tribunal Supremo, donde se juzga la causa del 'procés'.

En un auto, recogido por Vozpópuli, los jueces desestiman la falta de competencia de la Audiencia Nacional para el enjuiciamiento de este procedimiento. El magistrado ponente Ramón Sáez Valcárcel explica que tras el golpe de Estado del 23F una Ley Orgánica de 1981 reformó los delitos de rebelión y atribuyó su competencia a la Audiencia Nacional. De ahí que considere que desde ese momento "la Audiencia Nacional fue apoderada por el legislador para conocer los delitos de rebelión".

Asimismo, la Sala recuerda que el Tribunal Constitucional ya despejó cualquier duda sobre la constitucionalidad de la conexión de los delitos de terrorismo y rebelión en la sentencia 199/1987.

Vista pública

La decisión de este viernes llega después de que el pasado 5 de febrero se celebrara una vista pública para revisar la competencia del órgano judicial para juzgar a los cuatro acusados por no frenar la manifestación frente a la Consejería de Economía el 20 y 21 de septiembre de 2017, así como por no impedir el referéndum del 1-O.

Tanto el abogado de Puig, Jaume Alonso-Cuevillas, y el letrado de Soler, Pau Ferrer, insistieron en que si la Sala mantenía su competencia se trataría de un "overrulling" y de la "primera vez que para una causa concreta se daría una interpretación diferente" del artículo 65 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Por su parte, la abogada de Trapero y Laplana, Olga Tubau, se alejó de la estrategia del resto de los acusados y desestimó pedir que el que fuera jefe de los Mossos fuese juzgado por un tribunal catalán.

La abogada de Josep Lluís Trapero, Olga Tubau.
La abogada de Josep Lluís Trapero, Olga Tubau. EFE

Aquella vista pública se vio marcada por la polémica después de que el fiscal Pedro Rubira pusiese en duda la "imparcialidad" de los tribunales catalanes para juzgar la causa. "¿Cómo no va a ser competente la Audiencia Nacional ante estos gravísimos hechos? ¿Cómo no va a afectar cuando se quiere formar una república en Cataluña? ¿Puede haber imparcialidad, serenidad, si se manda la (causa de) rebelión a Cataluña?", cuestionó el representante del Ministerio Público.

11 años de prisión

La Fiscalía considera que el mayor de los Mossos diseñó de forma "deliberada" un dispositivo policial que impidió cumplir las órdenes de prohibir las votaciones del referéndum catalán. Por ello, se acusa Trapero, Puig y Soler de un delito de rebelión y se piden penas de 11 años de prisión.

En el caso de Laplana, los fiscales rebajan la pena y solicitan cuatro años de prisión. Según señalan en su escrito de acusación, la intendente no prestó ayuda a los guardias civiles que registraban las dependencias del Govern, por lo que le acusan de sedición.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba