Caso Pujol

El juez encarga a Hacienda que investigue si Oleguer Pujol sacó de España 3,9 millones de forma ilegal

Los peritos de Hacienda concluyen que el hijo menor de Jordi Pujol y sus socios consiguieron sacar el dinero "con destino Holanda, sin tributar en España o haciéndolo de forma muy reducida"

El menor de los hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Oleguer Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional
El menor de los hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Oleguer Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional EFE

El juez que investiga en la Audiencia Nacional el caso Pujol, José de la Mata ha encargado a la Agencia Tributaria que determine si Oleguer Pujol Ferrusola y sus socios tributaron a Hacienda los 3,9 millones que obtuvieron de plusvalía en la compraventa de seis locales comerciales y 12 viviendas, según consta en un auto de 12 de junio, al que ha tenido acceso en exclusiva Vozpópuli.

De la Mata ordena esta diligencias después de haber recibido un informe de los peritos de la Agencia Tributaria en el que se indica que el dinero obtenido por Oleguer Pujol Ferrusola y sus socios acabó de forma irregular en una empresa de Países Bajos. Esta operación se habría desarrollado, según constata el documento de los peritos, al margen de la Hacienda española.

En concreto, los funcionarios de Hacienda ponen de manifiesto que Oleguer Pujol Ferrusola, Luis Iglesias y otros socios "diseñaron una estructura formal para aparentar que los fondos que ellos aportaron y los que recabaron de otros partícipes españoles procedían de Países Bajos". Y lo hicieron a través de préstamos participativos concedidos por la entidad holandesa BMD Tussaintkade 48 Den Haag BV.

Estructura artificial

"La realidad de los movimientos bancarios demuestra que la mayor parte de los fondos aportados nunca salió de territorio español", destacan los peritos de Hacienda, que resaltan que esta estructura financiera holandesa era "absolutamente artificial". Con esta operativa Oleguer Pujol Ferrusola y sus socios consiguieron sacar el dinero obtenido en la venta "salga con destino Holanda, sin tributar en España o haciéndolo de forma muy reducida", confirman los funcionarios de Hacienda.

En el informe, los peritos recalcan que el benjamín de los Pujol utilizó la empresa holandesa como entidad interpuesta para canalizar las aportaciones de personas físicas y jurídicas españolas en negocios inmobiliarios que se desarrollan en España.

Además, también usó esta mercantil para transferir los beneficios obtenidos: "Consiguiendo con ello la opacidad de los mismos frente a la Administración Tributaria española. En Países Bajos, los resultados obtenidos se distribuyen a los partícipes de estos negocios fraudulentos o se aplican a nuevas inversiones opacas al sistema fiscal español", concluyen los funcionarios de la Agencia Tributaria.

Yerno de Juan Roig

Asimismo, el informe de Hacienda alude a la firma Atitlán, la sociedad de inversión de Roberto Centeno, el yerno del máximo accionista de Mercadona, Juan Roig, que presuntamente favoreció a Oleguer Pujol Ferrusola en las operaciones inmobiliarias bajo sospecha.

La Policía explica en un informe en qué consistió la operación sospechosa: Oleguer Pujol Ferrusola y otros accionistas minoritarios de Incola Ciudad SL aportaron en 2012 un total de 850.000 euros, lo que suponía el 13% de los fondos suministrados a la sociedad. Sin embargo, y en cuestión de un año y siete meses, estos inversores salieron del negocio consiguiendo la devolución íntegra de ese dinero, con un beneficio neto, descontando gastos, de 3,9 millones de euros.

Mientras tanto, los otros inversores realizaron un pésimo negocio. En concreto, el Grupo Atitlán aportó inicialmente 5,7 millones de euros (un 87% de los fondos) y, un año y siete meses después, elevó esta cantidad hasta los 5,85 millones. Sin embargo, Atitlán se convirtió únicamente en titular del 50% de la sociedad New Positively 21 SL y del 100% de Incola Ciudad SL, con un pírrico beneficio en intereses de 400.000 euros.

Gracias a Atitlán

De esta forma, según los peritos de Hacienda, Iglesias, Oleguer Pujol Ferrusola y otros accionistas minoritarios, "gracias a las facilidades del grupo Atitlán, pusieron el 13% de los fondos a fin de 2012 y a junio de 2014 se habían llevado un beneficio equivalente a una aportación del 50%", lo que supone un total de 3,9 millones de euros, que fueron enviados a Países Bajos.

Los Pujol obtuvieron estos beneficios pese a que la venta de 17 viviendas ocasionó cuantiosas pérdidas a la empresa Incola Ciudad. Y el hijo del expresidente catalán no se vio perjudicado por los números rojos de la operación inmobiliaria: "Abandona el negocio recuperando su inversión, intereses sobre la misma y una significativa plusvalía, lo que viene a suponer que por cada euro invertido se ha recibido a cambio 3 euros", destacan los agentes.

En el informe, los peritos de Hacienda y el juez De la Mata llaman la atención en el hecho de que con la venta realizada por los Pujol al yerno de Juan Roig se transmitió la titularidad del uso de tres locales arrendados a Mercadona SA: "Por lo que la plusvalía supone reconocer un importante aumento del valor de estos tres inmuebles en poco más de 12 meses y medio ya que las condiciones del arrendamiento financiero y de las rentas mensuales no habrían variado", completa el informe policial.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba