Juicio del 'procés' Jordi Sànchez, al borde del llanto, acusa al Estado de “socializar el dolor en Cataluña”

Jordi Sànchez
Jordi Sànchez

El exlider de la ANC y uno de los principales acusados en el juicio del procés, Jordi Sànchez, ha hecho uso de su última palabra en el Tribunal Supremo para acusar a los poderes del Estado de haber "socializado el dolor" en Cataluña. El exactivista, en prisión provisional, ha hecho esta denuncia visiblemente emocionado y al borde del llanto después de recordar a su familia y los 604 días que lleva en la cárcel.

“Hay quien dice que este juicio ha sido largo, más de 50 sesiones. A toda esa gente les invito a pensar cómo es de largo 604 días encerrado en una prisión. Ese dolor en Cataluña ha sido socializado”, ha dicho en el tramo de 15 minutos que le ha permitido el tribunal presidido por el juez Manuel Marchena.

En su alegato final ha hecho un defensa de los ideales de la no violencia en los que ha dicho que ha militado siempre y ha enmarcado la cuestión en el terreno político como el resto de sus compañeros. Se ha definido como víctima de una injusticia y ha citado a Sócrates para decir que “es mejor sufrir la injusticia que cometerla”.

La Fiscalía le acusa de 17 años de cárcel por un presunto delito de rebelión. Sànchez ha mostrado su convencimiento de que los fiscales, "cuando se apaga la luz, saben que no han hecho lo correcto". Al mismo tiempo, al tribunal le ha pedido que impulse una reflexión sobre el uso de la prisión preventiva y se ha mostrado convencido de que "en Cataluña habrá urnas" y será "con acuerdo del gobierno español".

"Hay una mayoría que lo quiere. La mayoría en Cataluña conseguirá abrir una puerta con una urna. La urna no es el instrumento de ningún golpe de Estado. En Cataluña habrá urnas y lo haremos con acuerdo con el gobierno español, votaremos qué queremos ser de mayores. Quizá yo no veré la independencia de mi país, pero espero ver que ese acuerdo llegue", ha afirmado Sànchez en una larga exposición antes de que el tribunal ponga punto final a este juicio.

Por eso, ha deseado a los siete magistrados "luz" a la hora de dictar sentencia, admitiendo que no le gustaría "estar en su piel" ante "el problema que les ha venido encima". Y aunque ha reconocido que "el Poder Judicial no puede resolver el problema político", también considera que el tribunal tiene la "oportunidad de no agravar la crisis política" en España.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba