El exconseller de Interior Joaquim Forn y la de Trabajo Dolors Bassa podrán salir de prisión para ir a trabajar y cuidar de familiares, una vez que las cárceles donde cumplen condena por el procés han acordado aplicarles el artículo 100.2 del reglamento penitenciario, el mismo que hace unos días fue aplicado también a los 'Jordis'.

Según ha informado la consellería de Justicia, en el caso de Forn la Junta de Tratamiento de la cárcel barcelonesa de Lledoners ha acordado permitir que salga cinco días a la semana, de lunes a viernes, doce horas y media cada jornada, para ir a trabajar.

Por su parte, la Junta de Tratamiento de Puig de les Basses, en Girona, permitirá que Bassa salga de prisión tres días a la semana, ocho horas cada jornada, para ir a cuidar de un familiar de edad avanzada.

De esta forma, Forn y Bassa son los primeros exconsellers del Govern de Carles Puigdemont condenados por el procés a los que se aplica el artículo 100.2 del reglamento penitenciario para que puedan salir de la cárcel para trabajar o ejercer de voluntariado, medida que ya se ha aprobado también para el exlíder de la ANC Jordi Sànchez, el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell.