Política

Los militares españoles en Irak se quedan sin soldados a los que adiestrar

Bagdad no envía cadetes para su adiestramiento al campamento de Besmayah desde el asesinato del general iraní Soleimani. Si en un par de meses no cambia la situación, el Gobierno empezaría el retorno escalonado de los 550 militares allí desplegados

La unidad de helicópteros del Ejército se sumará en Irak a la lucha contra el DAESH
La unidad de helicópteros del Ejército se sumará en Irak a la lucha contra el DAESH Javier Martínez

Los 550 militares españoles destinados en la base iraquí de Besmayah, al sureste de Bagdad, han dejado de instruir a los soldados iraquíes desde que Estados Unidos acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani, según fuentes del Ministerio de Defensa.

La razón es muy simple. El Ejecutivo de Bagdad les ordenó que no fuesen a Besmayah debido a la tensión en la que vive el país desde esos sucesos y la situación se ha prolongado sine die. Desde Madrid se va a esperar uno o dos meses para ver si hay cambios en la decisión iraquí. Si no lo hay, procederá al retorno escalonado de los efectivos desplegados en Irak.

El pasado mes de enero, diez militares españoles que se encontraban desplegados en Bagdad como parte de la operación de la OTAN en Irak salieron en dirección a Kuwait después de que la organización internacional haya decidido "reposicionar" temporalmente a parte de su personal en Irak a diferentes localizaciones dentro y fuera del país.

El Ministerio de Defensa indicó que en Bagdad ya solo quedaban tres de los trece militares españoles que había. El resto viajó a Kuwait. "Durante la noche, por parte de OTAN, se ha ejecutado parte de la evacuación de la Base Union III, en la que están los Cuarteles Generales en el centro de Bagdad", precisó el departamento de Margarita Robles.

La OTAN informó previamente que "reposicionará" temporalmente a parte de su personal en Irak a diferentes localizaciones dentro y fuera del país, como precaución para proteger a su personal por la escalada de la tensión tras el ataque estadounidense que mató al general iraní Soleimaní en Bagdad.

Bajo el paraguas de la OTAN

Este cambio llega después de que la Alianza decidiera el sábado suspender temporalmente sus actividades de entrenamiento del Ejército y las fuerzas de seguridad iraquíes. Además, de los 13 militares en Bagdad, España tiene los citados 550 militares más destacados en la base Gran Capitán de Besmayah, al sureste de la capital iraquí.

La situación de los militares en Besmayah sigue siendo "de total normalidad" en cuanto a seguridad. Robles subrayó entonces que "cualquier decisión que se tome" sobre la situación de los militares o la continuación de la operación "será bajo el paraguas de la OTAN o de la coalición, como la decisión de retirada de Bagdad ciudad tomada hasta el momento".

La situación de los militares en Besmayah sigue siendo "de total normalidad" en cuanto a seguridad

Estos militares participan en la operación de la coalición internacional contra el Dáesh amparada por la ONU Inherent Resolve, adiestrando al Ejército de Irak. La OTAN detalló hace un mes que el "reposicionamiento temporal" de su personal a diferentes localizaciones tanto dentro como fuera de Irak formaba parte de las "precauciones necesarias para proteger a nuestra gente".

No obstante, la Alianza subrayó que "mantiene una presencia" en el país y está "preparada" para continuar las actividades suspendidas "cuando la situación lo permita". Pero las autoridades iraquíes no han cambiado de posición desde la muerte de Soleimani.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba