El paso por la cárcel ha supuesto un cambio bastante llamativo en las declaraciones de algunos de los principales líderes independentistas. El caso del exvicepresidente Oriol Junqueras es un ejemplo de donde ha habido un notable cambio de postura antes y después de entrar en prisión.

Junqueras aseguraba en los días más duros de octubre que había que implementar la independencia "lo más rápido posible". Sin embargo, ahora se confiesa un "hombre de paz y amante del diálogo".

Por otra parte, más llamativo ha sido el cambio de punto de vista de Carme Forcadell, aún presidenta del Parlament de Catalunya, quien en noviembre acató el 155 y renunció a la vía unilateral.

El caso de Jordi Sànchez ha sido el último, este mismo jueves. En octubre de 2017 consideraba que el pueblo catalán ya había hablado y declarado la independencia. Sin embargo, este enero renunciaba a la secesión por la vía unilateral para intentar salir de la cárcel.

Algo parecido le pasó al otro Jordi, Cuixart, quien indicaba en octubre que había que seguir trabajando para alcanzar la independencia de Cataluña, renunciaba también a la vía unilateral diciendo este jueves que el único referéndum válido sería "uno convocado por el Gobierno de España".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba